•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hace más de una década importaban ganado en pie desde Nicaragua y esta semana pusieron a funcionar su primera planta industrial en el departamento de Managua, en Villa El Carmen, desde donde prevén exportar carne a Europa y otros mercados.

Sukarne compraría granos en Nicaragua equivalentes a la producción de unas 60 mil manzanas, por año, estima Jesús Vizcarra, presidente de la empresa azteca considerada la tercera mas importante en engorde de ganado del mundo.

¿Por qué eligió a Nicaragua para instalar Sukarne en Centroamérica?
Hace 16 años vine por primera ocasión a Nicaragua, cuando estaba la negociación del tratado de libre comercio Nicaragua-México. Para ese tiempo ya habíamos hecho un ‘escauteo’ de la oferta ganadera de Centroamérica, y Nicaragua era el país, y sigue siendo, el país mas fuerte en ganadería, con mayor inventario y tenía buenos precios. Durante nueve años llevamos ganado derivado de esa negociación, de ganado vivo, de ganado en pie en barco, hasta que las condiciones económicas ya no permitieron, ya no era rentable, y aparte de un compromiso con Nicaragua de impulsar el engorde aquí en Nicaragua y mandarlo ya en carne, que era también un reclamo histórico de los mataderos. De allí nace la iniciativa, de esa base que para nada fue repentina… Hace dos años tomamos la decisión de invertir en el proceso, en el deshuese, en terminar la carne, y es por ello que hoy, con un modelo innovador, diferente, vamos a participar en el mundo a través de Nicaragua.

¿Al inicio solo pensaron en el engorde de ganado, no en el matadero?
Siempre. Mi visión era la que hoy estamos alcanzando, tener esos 50 mil animales en engorde, falta un poquito todavía allí pero hemos avanzado mucho más en el proceso, hemos llegado mas adelante. Hicimos algunos intentos de alianza con uno de los cuatro mataderos que hay acá, cinco, pero no pudimos por alguna razón.

¿Qué ventajas competitivas ve en este país con relación al resto de Centroamérica?
Tenemos ventajas competitivas y ventajas comparativas. Entre las ventajas comparativas está la región, es una zona productora de ganado, hay extraordinarios productores, que es gente con mucha vocación, tenemos buenos temporales, que tenemos áreas totalmente vírgenes en el sentido agropecuario, agroalimentario en su conjunto; y ventajas competitivas, sin duda la mano de obra nicaragüense es un factor fundamental. Para darle una idea, ahorita vamos a tener al día de hoy, 600 trabajadores de los cuales uno es mexicano y 599 nicaragüenses. Tenemos mucha confianza en la gente, hay una vocación también en los procesos. Nicaragua ha sido un jugador internacional en carne, lamentablemente ha sido en carne industrial; ahorita estamos con otros niveles de calidad, vamos a otros mercados y con otros productos, o sea mas procesos y mas calidad.

En Nicaragua se ha discutido mucho sobre cómo pasar de la ganadería extensiva a la intensiva. ¿Cuál es la enseñanza en ese sentido que trae el modelo que ustedes están instaurando aquí?
No hay fórmulas mágicas. Lo fundamental es la unidad, la visión integral de la cadena. En México hemos sido precursores de prácticamente todos los cambios, en materia de alianzas, en materia de cambio de los procesos, en materia de mercados globales. En el caso de Nicaragua, tenemos un área de oportunidad enorme, sin duda, en la cultura ganadera, en el mejoramiento genético, en el manejo sanitario del ganado sin duda hay una oportunidad donde el productor primario puede hacer mucho más con lo mismo, con las mismas vacas, con el mismo esfuerzo puede ganar mucho mas. Creo que el gobierno nicaragüense está alineado en esa tendencia. En el caso de la industrialización, el engorde intensivo, para dar referencias puntuales, considero que un animal con la mitad de la edad prácticamente vale el 60 por ciento mas. Hoy un becerro nicaragüense para poder valer, voy a decir 1200 dólares, en muchas ocasiones tiene cinco años y 1200 dólares. Ahorita un animal engordado, en dos años y medio, anda alrededor de 1900, 1800 dólares. Hay un cambio estructural y eso es en función de la alimentación, de la técnica, de los procesos.

Van a comprar ganado a productores nicaragüenses. ¿Implica eso también transferir algún conocimiento?
Sin duda. Nosotros en México tenemos una sociedad financiera con la cual le llevamos crédito al productor, por un lado estamos llevando mejora genética del ganado al productor, mejores sementales. Eso va a estar en algún tiempo disponible para el ganadero nicaragüense. Por otro lado, un porcentaje importante, con todas las hembras que compremos, todas las vaquillas, vamos a armar un programa de intercambio por machos para que la gente pueda repoblar o incrementar su hato, con el fin de tener mayores ingresos. Una de las filiales es una cooperativa agrícola, queremos a través de nuestra filial Agrovisión entrar al tema de desarrollo de proveedores agrícolas; así como hemos venido desarrollando los de forraje hoy queremos entrar al tema de granos.

Van a demandar mucho grano. ¿Qué dimensión tiene esa demanda?
Habría que ver en función de la productividad, pero yo le diría que en función de manzanas, en una producción intensa, estaríamos hablando como de 60 mil manzanas, aproximadamente, el grano que se ocuparía en un año.

¿Es maíz…?
Fundamentalmente maíz, una parte también de sorgo y un alimento muy importante que aquí en Nicaragua se produce intensamente como es la miel, la melaza de caña. Obviamente los esquilmos o forrajes agrícolas que también son muy importantes. Esto es lo que se está demandando. Realmente tenemos un desarrollo regional donde, aparte de las poblaciones aledañas porque el enfoque es generar desarrollo regional con las comunidades aledañas, traemos un sinfín de proveedores. Ya tenemos más de mil proveedores de ganado, pero vamos a incrementar eso por varios múltiplos; camiones, agricultores, prestadores de servicios, constructores, industriales. O sea, es una gama que moviliza mucho la economía regional.

¿Cuál es la proyección de crecimiento por año, en empleo, exportaciones, adquisiciones de ganado, de granos…?
En retrospectiva, creo que Sukarne es la empresa que mas ha crecido en Nicaragua porque la base era pequeña, entonces tiene un crecimiento importante. En prospectiva, creo que esta empresa, si Dios quiere, en dos años debemos estar exportando cuando menos 200 millones de dólares de carne. Yo veo a Sukarne como un centro integrador de negocios agroalimentarios en Nicaragua. A Nicaragua la veo como un centro, al menos en Centroamérica, trayendo ganado de otros países a engordar aquí y exportando carne a los países centroamericanos y a países de la región y Estados Unidos.

Centroamérica tiene un acuerdo con Europa, el AdA, que incluye un tratado comercial. ¿Cómo ese acuerdo beneficia esta inversión de Sukarne?
En Centroamérica hay un acuerdo, creo que hay cinco o seis mil toneladas de la Cuota Hilton, con aranceles preferenciales, y estamos trabajando con el Ministerio de Industria y Comercio, el Ministerio de Agricultura y ProNicaragua, para poder cristalizar, que se pueda aprovechar esa cuota y que Nicaragua esté presente también en el mercado europeo.

En general vemos un crecimiento de las inversiones mexicanas en Nicaragua. ¿A qué lo atribuye?
Creo que el gobierno está haciendo su tarea de promoción, sin duda. Me tocó por suerte generar la cercanía con la empresa lechera Lala, de México, que es un ejemplo nacional; para mí es un referente personal y empresarial, Lala con sus marcas y sus procesos. Ahí contribuí de alguna manera a generar esa relación y que, curiosamente, el presidente de Lala es el presidente de Aeroméxico también. Se está viendo un potencial en Nicaragua, a mi juicio es por ello, y la buena gestión del gobierno. La verdad es que la gente en Nicaragua es extraordinaria, comprometida, trabajadora, son gente que tienen toda mi confianza, tenemos gente bastante comprometida.

En la zona donde se instalaron, en Villa El Carmen, ¿veremos contribuciones sociales para la comunidad?
Son tres vertientes fundamentales las que tenemos. Sin duda lo más preciado y lo más necesario en una sociedad es el trabajo, y el trabajo es lo que estamos ofreciendo con mucha dignidad, con mucha intensidad porque no es fácil trabajar en Sukarne. O sea, somos exigentes; sin embargo, también la gente es buena. Tenemos un programa que le llamamos comunidades vecinas donde todos nuestros esfuerzos van enfocados hacia las comunidades, para de ahí traer propiamente el capital humano. El segundo es, sí, hay un compromiso de ser facilitadores en las comunidades; no sustituir al Estado, no sustituir a las autoridades, no sustituir a los promotores locales. Sin embargo, nos toca ayudar. Me acuerdo que hace dos o tres años con Lafise impulsamos un programa, que ellos traen computadoras, nos tocó financiar, por ejemplo. Pero iniciativas que tengan que ver con educación, con deportes, ese tipo de actividades nos gusta apoyar en las comunidades, con limpieza de las comunidades, de las escuelas. Y la tercera vertiente la impulsamos a través de la Fundación Vizcarra, que tiene que ver con un modelo de prevención de la salud, de diagnóstico temprano y que consideramos que es único en el mundo. A través de ese modelo estamos impulsando Salud Digna, se llama, donde más de cuatro millones de mexicanas y mexicanos este año 2015 vamos a atender. Mi iniciativa es poder traer Salud Digna a Managua, que eso sería una transformación general.

Claves de la calidad

COMPETENCIA • La calidad de la carne de res, explica Jesús Vizcarra, la determinan la edad de los animales, la genética, el sexo de los animales, el trato que se les da, el grano que consumen y el tiempo que llevan consumiéndolo.

“Esos factores mezclados son los que te dan la calidad de la carne”, afirma el empresario mexicano, quien considera que en el ganado nicaragüense se conjugan tres de esos cinco elementos.

“En esto nunca dejas de aprender, entre mas profundizas con mas dudas sales, pero también mas alternativas salen. Creo que Nicaragua va a ser un jugador mundial en tema de carne de res”, comenta Vizcarra.