•  |
  •  |
  • END

Los Ángeles

El credo de Dave Chameides, un fotógrafo ecologista de California empeñado en proteger el ambiente, es desde hace casi un año no sacar los desperdicios de su familia a la calle, y adoptar hábitos de una vida orgánica
Chameides, de 39 años, recicla su basura o la acumula en su sótano, dijo que quiere mostrar que es posible reducir la basura cambiando los hábitos de consumo de la familia, y que hasta ahora los resultados han sido increíbles.

Un aspecto llamativo es que el lugar está lejos de ser un depósito maloliente como le dijeron algunos visitantes a su blog cuando empezó su misión. Desde el 1 de enero pasado, los desechos de la familia Chameides --Dave, su esposa y sus dos hijos-- totalizan unos 15 kilogramos, lo que significa 200 veces menos por persona, que un estadounidense medio.

Para Dave Chameides, los envases se convirtieron en una verdadera pesadilla, pues ha logrado reducirlos comprando arroz y zanahorias por kilo y acudiendo con sus propias bolsas a hacer sus compras de verduras y frutas a la feria semanal del barrio.

“Con la comida aún no es tan serio, pero los DVD y los juguetes para los niños vienen en embalajes indeseables. Uno los paga al comprar y los vuelve a pagar al deshacerse de ellos” a través de los impuestos que van a las empresas recolectoras de basura”, resaltó el ecologista.

En su depósito, también hay una canasta con desechos peligrosos o tóxicos como bombillas, pilas, un filtro de aceite de un automóvil y el disco duro de un ordenador. El 1 de enero de 2009, este hombre no llevará toda esta basura acumulada durante 12 meses a la calle, sino que será llevada a Connecticut para exponerla en el ‘Museo de la Basura’ en Hartford.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus