•  |
  •  |
  • END

El décimo año más caliente
(Global)
2008 se ha convertido en el décimo año más caluroso desde 1850, cuando comenzaron los registros meteorológicos, informó la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

El año que está a punto de finalizar deja temperaturas por encima de lo normal en casi toda Europa, incluida Siberia y Escandinavia.

En algunas regiones de Finlandia, de Noruega y de Suecia se vivió el invierno más suave de su historia, hasta siete grados por encima de las medias de enero y febrero. En contraste, el invierno boreal fue extremadamente crudo en vastas zonas de Eurasia, desde Turquía hasta China.

Otro episodio extremo se registró en mayo, durante el otoño austral en el cono sur americano, debido a la irrupción de una masa de aire antártico que rompió techos históricos de frío en la franja central de Argentina. A partir de ahí, varios meses depararon máximas de calor en países como Bolivia, Brasil o Paraguay.

En Australia, marzo trajo una ola de calor severo, y en determinadas áreas del país entraron en su noveno año consecutivo de sequía. Este fenómeno se hizo presente en julio, en la región meridional de Estados Unidos, donde provocó inundaciones. En China, parte de su inmenso territorio quedó cubierto por la nieve.

A consecuencia de la variabilidad extrema del clima inducida por el calentamiento global, 2008 ha sido el décimo año más cálido y a la vez el más frío que la media de 1997 a 2007, debido al debilitamiento del fenómeno oceánico de “La Niña” en el Pacífico.


Desarrollan sistema para auxiliar a cetáceos
Un equipo internacional de científicos perfeccionó un sistema de medición audiográfica que permite determinar en cinco minutos, “in situ”, las posibilidades de supervivencia de un cetáceo varado en cualquier playa del mundo, informó el Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC).

Los científicos relacionan desde hace 15 años la contaminación acústica con los cetáceos que varan en las costas. Los mamíferos sufren alteraciones naturales y antropogénicas constantes en su sistema acústico por el transporte marítimo, las maniobras militares o la construcción de parques eólicos.

El nuevo sistema permite detectar en cinco minutos las lesiones auditivas del cetáceo varado, y realizarle un oidograma en 20 minutos, para determinar si el animal puede ser devuelto al mar o si su pérdida auditiva le impedirá sobrevivir.

El dispositivo, probado en distintos parques acuáticos con animales en cautiverio, puede generar estímulos de 10 hercios a 200 kilohercios para comprobar cómo reacciona el cerebro de los mamíferos a las señales acústicas que son percibidas a través de la mandíbula al oído interno. De las 80 especies de cetáceos registradas en el mundo, sólo diez de ellas se estudian y se conocen realmente.


Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus