•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Global Witness pidió a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad Honduras (Maccih), de la OEA, investigar al menos uno de los casos "más emblemáticos" denunciados por la ONG, en relación a los ataques que sufren los defensores del medioambiente y la Tierra.

"Sería emblemático y tendría un enorme impacto si la Maccih pudiera ayudar a garantizar justicia en algunos de esos casos alrededor de la explotación de recursos naturales para prevenir que haya futuros abusos", dijo este martes a Acan-Efe Ben Leather, encargado de Incidencia de Global Witness. La ONG presentó recientemente en Tegucigalpa un informe "Honduras: El lugar más peligroso para defender el planeta", en el que documenta varios casos de corrupción que considera emblemáticos en el sector de los recursos naturales. El documento, que expone los riesgos que sufren los activistas hondureños, fue presentado en un evento en el que estuvo presente el portavoz de la Maccih, Juan Jiménez, y Berta Zúñiga Cáceres, la hija de la asesinada activista medioambiental hondureña Berta Cáceres.

Uno de esos casos es la construcción de dos represas hidroeléctricas, sin consultas previas a las comunidades, que realiza Arnold Castro, esposo de la vicepresidenta del Parlamento hondureño, Gladis Aurora López, quien es considerada uno de los muchos altos cargos políticos y magnates de los negocios implicados en "una violenta represión" de defensores, señala el informe.

Castro construye las represas La Aurora y Los Encinos, pese a que es "ilegal" que los miembros del Congreso Nacional o sus cónyuges obtengan contratos o concesiones otorgados por el Estado, resalta el documento de la ONG global.