EFE
  •   México  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) anunció ayer una estrategia para apoyar a los estudiantes y académicos que puedan ser deportados de EE. UU. por la Administración de Donald Trump, en el marco de un endurecimiento de la política migratoria.

"La universidad no puede quedar al margen del actual conflicto. Por ello, está realizando y emprenderá diversas acciones en apoyo a uno de los grupos más vulnerables: los estudiantes y los académicos", dijo el rector de la UNAM, Enrique Graue.

Tal y como recoge un boletín, el centro universitario más grande del país envió una carta a las 39 universidades de EE. UU. con las que tiene convenios vigentes invitándolas a que, en caso de que los estudiantes mexicanos se vean en dificultades para continuar sus estudios, hagan contacto con la UNAM. 

"El objetivo es que los alumnos deportados puedan continuar sus estudios y el país no se quede sin su potencial intelectual", detalló.

Además, se mandó una misiva a la Asociación de Universidades Públicas (APLU, por sus siglas en inglés), para agradecer la solidaridad que sus 139 instituciones miembro "han manifestado ante las medidas discriminatorias y xenofóbicas del actual Gobierno de Estados Unidos".

Asimismo, la secretaría general, la Oficina de la abogada general y la Dirección General de Incorporación y Revalidación de Estudios (Dgire) propondrán al Consejo Universitario mecanismos para evitar trámites excesivos que en circunstancias como las presentes "sean difíciles de cumplir" para los estudiantes.

LLAMADO A OTRAS UNIvERSIDADES

También se invitará a todas las universidades autónomas de México a que se sumen a las medidas que se aprueben.

Las oficinas que tiene la UNAM en Estados Unidos se reunirán para "discutir, acordar y articular las medidas necesarias".

La universidad creó el premio Alfonso García Robles, nobel de paz mexicano, cuya finalidad será "reconocer a alcaldes, gobernadores, agrupaciones e instituciones de educación superior que

se opongan a la xenofobia e intolerancia del actual Gobierno estadounidense y actúen en favor de los derechos humanos".

También se integrarán grupos de trabajo para que hagan aportaciones en temas como nuevas estrategias de desarrollo económico, seguridad alimentaria y explotación pesquera, entre otros.

Graue anunció, asimismo, que la UNAM se unirá a la concentración pacífica en defensa de la soberanía y dignidad de México, convocada para el próximo 12 de febrero.