• Washington, EE.UU |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El presidente nacional de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (Lulac), Roger Rocha, aseguró que los hispanos viven "uno de los peores momentos en EE. UU. en los últimos años", tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

Durante la Conferencia Nacional Legislativa de Lulac en Washington, Rocha mantuvo que las deportaciones de inmigrantes de la última semana, la ausencia de hispanos en el Gobierno Trump y su plan para construir un muro en la frontera con México han provocado esa mala situación.

"Este es uno de los peores momentos para los latinos en Estados Unidos desde hace años. Sin embargo, hemos pasado por muchos de ellos en este país y vamos a sobrevivir, porque pasarán", dijo el líder de unas de las organizaciones hispanas más importantes del país.

Por ello, Rocha manifestó la necesidad de los hispanos en EE. UU. de formar parte del proceso electoral, presionar a sus representantes en el Congreso y de alzar la voz, porque "no hacer nada significaría estar conforme con lo que pasa".

El presidente de Lulac se mostró convencido de que Trump no deportará a los 11 millones de inmigrantes indocumentados que se calcula que viven en el país, una de sus promesas electorales, tras la expulsión de casi 700 personas la semana pasada.

Los agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) detuvieron a 680 inmigrantes en las operaciones, que según del Gobierno estadounidense, se centraron en individuos que supusieran "amenazas a la seguridad pública".

Sin embargo, el secretario de Seguridad Nacional de EE. UU., John Kelly subrayó que "aproximadamente el 75 por ciento" eran "inmigrantes criminales".

Este 25 por ciento restante de inmigrantes indocumentados que no han cometido ningún delito, a excepción de entrar de forma ilegal a Estados Unidos, es el que preocupa a Rocha. "Lulac —esgrimió— está de acuerdo en deportar a los que han cometido felonías o pertenecen a bandas, porque eso ya pasaba con el Gobierno anterior de (Barack) Obama".