•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El sábado 20 de mayo fue presentado en el Palacio Nacional de la Cultura la obra Sandino: Iconografía básica, cuya primera edición se remonta a noviembre de 1979, preparada por el Archivo Nacional. Entonces constaba de 83 fotografías distribuidas en seis secciones: 1. Iconografía general (hasta 1932); 2. Viaje a México (1929-30); 3. Soldados de Sandino (fotos individuales); 4. Soldados de Sandino (fotos colectivas); 5. Sandino y sus hombres en San Rafael del Norte (1933); y 6. Iconografía general (1933-34).

Un hito en su género

Como lo señala el arquitecto Luis Morales Alonso en el prólogo de esta reedición, la primera del 79 “constituyó un hito en su género al reunir una considerable cantidad de fotografías desconocidas del héroe nacional y de su resistencia armada frente al poder interventor. Al mismo tiempo, inauguraba una serie de ediciones con mayores recursos de los que dispusieron Jorge Eduardo Arellano y Eduardo Pérez Valle, ejecutores de esta Iconografía básica ––agotada desde hace mucho tiempo–– que el Instituto Nicaragüense de Cultura tiene el honor de reeditar y enriquecer”.

Y agrega Morales Alonso: “En su presentación, Arellano y Pérez Valle explican las circunstancias del proceso de elaboración de su obra pionera y reconocen a quienes colaboraron en ella. Nosotros valoramos la riqueza histórica que todavía conserva y agradecemos la iniciativa de sus ejecutores 37 años después de su aparición”. Por su parte, los editores citados destacaron en la referida presentación que la gesta de Sandino constituía “una lección continental y el más grande ejemplo nacionalista de América Latina. Ambas dimensiones                      ––agregaba–– han sido estudiadas y difundidas, desde hace varias décadas, por ilustres plumas nacionales y extranjeras: Gustavo Alemán Bolaños, Salvador Calderón Ramírez, Sofonías Salvatierra, Ramón Romero y Sergio Ramírez   ––elegimos algunas de las primeras--; y figuran, entre las segundas, los norteamericanos Lejeune Cummins y Neil Macaulay, el argentino Gregorio Selser y el mexicano Xavier Campos Ponce”.

Fuentes

“Pero un aspecto documental ––añadimos–– permanecía sin mucha atención: el iconográfico o, particularmente, el fotográfico. Algunas muestras del general Sandino se insertaron en las obras de los autores citados; otras aparecieron en las publicaciones periódicas de la época; pero nunca se había reunido en un solo cuerpo la mayor cantidad posible de fotos reveladoras no solo de la personalidad excepcional del ‘Capitán de Nicaragua’, sino también la de sus hombres libres. Lo último se logró en el Archivo General de la Nación, cuando esta dependencia del Ministerio de Cultura organizó la ‘Exposición Sandino’ durante las primeras semanas de octubre de 1979, tanto en su local como en la Casa de Gobierno. A raíz de este acontecimiento surgió la iniciativa de promover la presente Iconografía básica que la Biblioteca del Banco Central de Nicaragua edita para contribuir al conocimiento del máximo constructor de nuestra nacionalidad”. 

También Pérez Valle y yo reconocimos que nuestro trabajo de recopilación, ordenación e identificación no hubiera sido posible sin los fondos fotográficos del Archivo General de la Nación, de donde tomamos 38 fotos poco conocidas y sin la generosa cooperación de personas caracterizadas por su devoción al general Sandino. Entre ellas figuraban el padre Álvaro Argüello, s.j., director del Instituto Histórico Centroamericano de Managua, y el profesor José Santos Rivera, funcionario del Ministerio de Educación. Ambos nos suministraron casi todas las restantes fotografías.

Fotos antológicas

Los  nombres de los fotógrafos que las tomaron se desconocen, excepto don Francisco Molina Alemán, quien en 1933 laboraba para la Casa Presidencial y a partir de 1934 se exilió en Costa Rica, donde realizaría una exitosa carrera profesional. A él le debemos la foto número 79 ––obsequiada a su amigo mi hermano Roberto Arellano Sandino–– donde aparece el guerrillero de nuestra América con un libro en la mano izquierda y a su lado el doctor Pedro José Zepeda, juntos al avión “Tomochic”.

La número 32, recibida a través de Ernesto Mejía Sánchez, corresponde a la fotografía con mayor número de personajes conocidos hasta hoy: veinte. Tomada en México, figuran entre ellos, además de Sandino en el centro, Agustín Farabundo Martí, Sócrates Sandino, Juan Santos Morales, Pedro Blandón, José León Díaz, José de Paredes y dos niños: uno de diez y otro de cinco aparentemente. 

La número 3 fue facilitada por Mario Borge y ya es muy conocida, pero entonces no lo era. Con el trasfondo de una celosía, en casa de don Sofonías Salvatierra, aparece don Sócrates Sandino y su esposa doña América Tiffer sentados y detrás de ellos, de pie, Sócrates y Augusto César Sandino. 

Finalmente, cabe destacar la fotografía número 31, en donde figura Sandino con un bebé en los brazos: el primogénito del doctor Pedro José Zepeda y de su señora la poetisa Novelo. Fue tomada el 30 de enero de 1930 en casa de Zepeda, quien mira hacia el hicaco. En el extremo superior derecho se identifican Francisco Estrada y el peruano Esteban Pabletich; y, entre Sandino y el niño que apadrinaba, figura el salvadoreño Agustín Farabundo Martí.