•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua podría acceder a fondos económicos para trabajar el tema del cambio climático si llegara a firmar el Acuerdo de París. Según el artículo 7 de dicho acuerdo, las denominadas Partes desarrolladas tienen que contribuir económicamente para que las Partes no desarrolladas puedan asumir los costos de la adaptación al cambio climático.

Con lo ocurrido con las lluvias a causa de la tormenta Nate y la vaguada a inicios de octubre, está comprobado lo vulnerable que es Nicaragua ante el cambio climático.  

Naciones Unidas señala que los países desarrollados tienen que “aumentar la inversión en nuevas tecnologías limpias dirigidas a los países en desarrollo hasta alcanzar 100,000 millones de dólares anuales para el año 2020”. 

Nicaragua es uno de los tres países que se negaron a firmar el Acuerdo de París. Los otros dos Estados fueron Siria y a mediados del año Estados Unidos decidió abandonarlo. En su momento el Gobierno nicaragüense argumentó que dicho tratado no contemplaba acciones urgentes, como indemnizaciones a los países que sufren las consecuencias del cambio climático. 

Sin embargo, el pasado 17 de octubre el presidente de Nicaragua Daniel Ortega afirmó que su Gobierno firmará en los próximos días el Acuerdo de París.

“Seguimos participando en todas las convocatorias que derivan del Acuerdo de París para ir comprometiendo acciones. Entonces pensamos que es momento de que Nicaragua firme también el Acuerdo de París. Por lo tanto, nosotros en los próximos días, en las próximas semanas, estaremos firmando el Acuerdo de París”, dijo el Presidente en declaraciones reproducidas por el El19digital. 

A criterio de Denis Meléndez, director ejecutivo de la Mesa Nacional de Gestión del Riesgo (MNGR), Nicaragua debe firmar dicho acuerdo porque aunque no es un gran emisor de gases de efecto invernadero, tiene un importante papel en la creación y conservación de los depósitos y sumideros de gases, es decir, los bosques.  

La Convención Marco del Cambio Climático, que creó el Acuerdo de París durante la Cumbre del Clima de París (COP21) en 2015, establece que este tratado “tiene por objeto reforzar la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático, en el contexto del desarrollo sostenible y de los esfuerzos por erradicar la pobreza”. 

¿Qué es el Acuerdo de París?

Es un acuerdo firmado en el contexto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático. Su creación fue durante la Cumbre del Clima (COP21) en París, en diciembre del 2015.

En 2016 entró en vigor cuando 55 países, que representan el 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero, ratificaron el acuerdo, es decir, asumieron el compromiso, jurídicamente vinculante, de acatar las disposiciones de la convención, según las Naciones Unidas.