•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con la compra de activos de 21st Century Fox valorados en 52,400 millones de dólares que se anunció hoy, el gigante del entretenimiento Walt Disney incorporará a su catálogo exitosas series de televisión como “The Simpsons” y “Modern Family” y populares sagas de cine como “X-Men” o “Avatar”. Esta gran operación financiera entre Disney y Fox, a la espera de que los organismos reguladores den su visto bueno, promete marcar un antes y un después en las relaciones de poder en la industria de Hollywood, un sector en el que el conglomerado de Mickey Mouse ostenta una envidiable posición de dominio gracias a marcas como Lucasfilm, Pixar o Marvel. Según los datos del portal especializado Box Office Mojo, las cinco películas más taquilleras de 2016 en todo el mundo fueron lanzamientos de Disney, con recaudaciones en torno a los mil millones de dólares por cinta: “Captain America: Civil War”, “Rogue One”, “Finding Dory”, “Zootopia” y “The Jungle Book”.  AFP

Inmenso catálogo

El liderazgo de Disney en la pantalla grande se reforzaría gracias a la compra de la parcela de cine de Fox, que incluye los derechos sobre los personajes de cómic de X-Men y Deadpool que recientemente han dado muy buenos resultados en la taquilla (616 millones de dólares para “Logan” y 783 millones para “Deadpool”).

Además: Actrices vestirán de negro en los Globos de Oro

La compra, además, podría facilitar el camino para que Disney

pueda unir bajo su ambicioso universo fílmico de Marvel a personajes como Capitán América y Iron Man con Lobezno o Los Cuatro Fantásticos.

No obstante, los fans de la viñeta también temen algunas consecuencias indirectas, ya que Disney, conocida por ser una compañía dedicada totalmente al público familiar, podría cortar las alas a “Deadpool”, que el año pasado se convirtió en el filme calificado para adultos más exitoso de la historia. Fox también tiene en su poder a “Avatar”, la película más taquillera de todos los tiempos con 2,787 millones de dólares y de la que su director James Cameron prepara al menos cuatro secuelas.

Otras joyas del catálogo cinematográfico de Fox son las sagas “Planet of the Apes” o “Alien”, que también pasarán a ser propiedad de Disney. En cuanto a la pequeña pantalla, Fox cuenta con una de las mejores colecciones de series de Estados Unidos con “The Simpsons” como incuestionable punta de lanza.

Tras el anuncio de la compra de Disney, las redes sociales se hicieron eco hoy de un capítulo de la familia amarilla que en 1998 anticipó que Fox pasaría a ser parte del gigante multimedia.

La parte de Fox dedicada a la televisión, que también incluye los potentes canales FX o National Geographic, también es la responsable de otras series como “Modern Family”, “Family Guy”, “This is Us”, “American Horror Story”, “The X-Files” o “The Americans”. Más allá de lo que pueda decidir Disney acerca del futuro de cada una de estas películas o series, el grupo ha logrado, tras el acuerdo con Fox, hacerse con un contenido de primera calidad que podría ser una baza clave en su inminente batalla frente a líderes del “streaming” como Netflix.

Disney tiene previsto desvelar en 2019 su propio servicio de emisión en línea en el que distribuirá en exclusiva, por ejemplo, sus populares cintas de animación y de “Star Wars” y al que, previsiblemente, se añadirán sus recién adquiridos contenidos de Fox.

Guerra al stream

Firmas como Netflix o el suministrador de contenidos de cine y televisión Hulu, así como la plataforma de YouTube de Google y el papel de Amazon y de Apple están planteando importantes retos a las compañías tradicionales del entretenimiento.

A partir de esa primera conversación de tanteo, Murdoch dijo estar abierto a hacer “algo juntos”, y los contactos siguieron varias semanas después, según reveló hoy Iger en una entrevista con la cadena CNBC.

La negociación, añadió Iger, ha sido “muy suave” y el directivo de Disney defendió que la intención de su corporación de hacerse con los activos de la Fox tiene que analizarse “con una perspectiva global”. “Se ve en el mundo de hoy que los consumidores están comprando muchos más contenidos de entretenimiento”, insistió. La Fox se quedará con Fox News, Fox Business y su canal deportivo, entre otros, como parte de los esfuerzos para concentrarse en el sector de noticias, y se desprende de lo que puede representar un lastre dentro de esa estrategia.

Los activos que compra Disney se suman a otros que ya tiene, como la cadena ABC y ESPN. También le permite controlar el distribuidor de contenidos de cine y televisión Hulu, donde la Fox tenía el 30% y Disney otro 30% a través de ABC.

Y además ampliará su papel en el sector de producción de cine, ya que entre los activos que comprará se encuentra 20th Century Fox.

Ello puede representar una jugada importante teniendo en cuenta que Disney ya anunció que desde 2019 retirará de Netflix sus películas, como parte de su intención para lanzar su propio sistema de distribución de contenidos y hacerle competencia a Netflix.

La operación implicará que Iger, que estaba planteando retirarse próximamente e inclusive, según distintas versiones, irrumpir en la arena política, se quedará al frente de Disney hasta fines de 2021, con el objetivo de dirigir la transición. Como parte de la operación, Disney anunció que emitirá 515 millones de nuevas acciones para cubrir el pago de los activos que compra de Fox. Los accionistas de 21st Century Fox controlarán el 25% del grupo Disney que surja de esta fusión. Nada más conocerse la operación, la calificadora Standard & Poors anunció que había colocado la calidad crediticia de la Fox y de Disney en “CreditWatch” negativo, o la potencial tendencia con vistas a una posible revisión a corto plazo.

A pesar de ello, la operación estaba siendo recibida bien en el parqué neoyorquino, ya que cerca de la media sesión los títulos de Disney subían un 1.77 % y los de la Fox trepaban un 4.21 %.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus