•   India  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cientos de personas en la India donaron dinero tras su detención al extremista hinduista acusado de matar y quemar a un musulmán y grabarlo en vídeo en el estado de Rajastán (noroeste), mientras radicales han convocado marchas de apoyo al presunto criminal, informó ayer la Policía.

Una cuenta bancaria relacionada con la mujer del presunto asesino, Shambhulal Regar, recibió casi 4,000 euros de más de 500 donantes tras la aparición el lunes de un anuncio en las redes sociales que pedía ayuda “en nombre del acusado”, indicó a Efe el inspector general de la Policía del distrito de Udaipur, en Rajastán, Anand Shrivastava.

La Policía supo de la existencia de la cuenta bancaria el lunes, cuando el anuncio comenzó a circular por las redes sociales, y la “congeló” el martes tras registrar sus movimientos.

“Investigamos sobre la cuenta bancaria y la cuenta había recibido todo el dinero en las últimas 12 horas (previas a la suspensión), antes solo tenía 400 rupias (unos 5 euros). Ahora la hemos congelado”, explicó Shrivastava.

Además, se arrestó a dos hombres de negocios que publicaron imágenes en internet de sus transferencias bancarias, aseguró Shrivastava.

Regar fue detenido el 7 de diciembre, acusado de matar y quemar a un musulmán en el vecino distrito de Rajsamand, grabarlo en video y supuestamente difundir una amenaza de muerte hacia todos aquellos musulmanes que se casen con mujeres hindúes y las conviertan a su religión.

Al apoyo mediante donaciones en defensa de Regar, se unió la convocatoria de una manifestación para hoy en Udaipur. 

“Elementos antisociales” anunciaron una protesta que podría comprometer “la armonía comunal” y provocar conflictos en la región alertó la Policía de Rajastán ayer en una notificación.

En respuesta, las autoridades cortaron hoy el servicio de telefonía e Internet durante 24 horas en Udaipur, como medidas de seguridad.

Choques entre hindúes y musulmanes se han repetido en los últimos años en la India, con episodios tan sangrientos como los desencadenados en Uttar Pradesh (norte) en 1992 con más de 2,000 muertos o en el estado de Gurajat también con al menos 2,000 fallecidos en 2002.

En los últimos meses han aumentado los ataques de extremistas hinduistas contra musulmanes, generalmente acusados de transportar o almacenar carne de vaca, animal sagrado para el hinduismo, ante la falta de acción de las autoridades que han mantenido una postura muy ambigua ante los atacantes.

La oposición ha acusado al primer ministro, Narendra Modi, del nacionalista hinduista BJP, de permitir este tipo de acciones y de no intervenir para perseguirlas.

Lo más parecido a una condena que ha hecho Modi, gobernante en Gujarat en 2002 y cuya visa estadounidense llegó a ser suspendida por Washington, fue el 29 de junio pasado cuando dijo que “nadie tiene el derecho de hacer valer la ley por sí mismo”.

“¿Nos da eso (la protección de las vacas) derecho a matar a alguien? ¿Protegemos así a las vacas? Eso no es propio del país de Gandhi”, inquirió entonces.

Los hindúes representan el 79.8% de los cerca de 1,210 millones de indios y los musulmanes el 14.2%, según el censo de 2011, el último disponible en la India.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus