•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Este año es el 30 aniversario de Final Fantasy. No hay muchas cosas que duren 30 años”, dijo en una entrevista Shinji Hashimoto, responsable de la marca Final Fantasy para Square Enix, quien también aseguró que el equipo de Final Fantasy está “trabajando en nuevos títulos”, y afirmó que “todos se están preparando para un gran año: 2018 será importante”.

Con 130 millones de copias vendidas en el mundo entre todos los títulos de la saga, uno de los más exitosos es el Final Fantasy VII, que en 2015 ya había vendido más de 11 millones de copias. Ahora, la compañía prepara un potente remake del título estrella.

“La serie de videojuegos de rol más prolífica” es uno de los récords Guinness que tiene “Final Fantasy”, cuya banda sonora también ostenta el de “Las piezas musicales más originales en un videojuego”.

En 1986, Hironobu Sakaguchi, cofundador de la empresa desarrolladora de videojuegos Squaresoft (conocida también como Square), decidió retirarse del mundo “gaming” para siempre. La compañía estaba en quiebra, pero como despedida, Sakaguchi decidió crear un último título.

A este videojuego, que nació para ser el adiós de Square, lo bautizaron como “Final Fantasy” (Fantasía Final), un título que le iba que ni pintado tratándose de eso mismo: la última fantasía que Sakaguchi y Square llevarían a cabo para una consola.

El juego vio la luz el 18 de diciembre de 1987. Ahora, 30 años después, la saga “Final Fantasy” es la más exitosa del sello Square Enix (que nació de la fusión de Squaresoft y Enix en 2003) y sus sucesivas entregas han vendido 130 millones de copias en todo el mundo, según desveló la propia compañía a principios de 2017.

Parece que aquella fantasía final fue más bien el comienzo de tres décadas de éxito de la que se ha convertido en la tercera franquicia de videojuegos más larga de la historia, solo superada por “Súper Mario Bross” y “The Legend of Zelda”.

Cada entrega de “Final Fantasy” ha contado con un guion, escenario y personajes diferentes, componiendo una historia única (aunque algunos nombres se han repetido, y títulos antiguos han servido de inspiración para los posteriores).

Pese a todo, hay algunos rasgos en común entre todos los juegos: la dualidad Cosmos y Caos, la importancia de los cristales mágicos, el personaje recurrente Cid (aunque su trasfondo varía en cada entrega), o la pieza musical que suena tras cada victoria en un combate.

Pero si en algo reside el sello de identidad de la saga es en dos cosas: sus bandas sonoras, y sus tramas y guiones, caracterizados por personajes complejos y enredos que seguir de cerca.

Esta fórmula entramada comenzó en el “Final Fantasy IV”, fue abandonada en un poco memorable “Final Fantasy V”, y regresó en el “Final Fantasy VI” para quedarse.

Estas historias, con desarrollo en profundidad de los personajes, adoptaron desde el “Final Fantasy VII” la fórmula de cinemáticas que marcaron un antes y un después en la historia de los videojuegos de rol.

Fue con este título de 1997, que en 2015 había superado las 11 millones de copias vendidas, que Squaresoft cambió Nintendo por PlayStation, para poder llevar a cabo esta ambiciosa tarea. Así fue como la saga entró por todo lo alto en occidente y, desde entonces, todas sus entregas intercalaron la jugabilidad con escenas propias del cine en las que seguir una trama.

Este cariz cinematográfico de los juegos ha dado lugar también a algunas películas inspiradas en la saga, la más famosa, “Final Fantasy VII: Advent Children” (2005), que supone la continuación del exitoso videojuego a través de un filme de animación en el que la popular canción “One Winged Ángel” (célebre por pertenecer a la batalla contra el archienemigo Sephirot en el juego) volvía a sonar.

El principal compositor de esta música, y de la mayoría de títulos de “Final Fantasy” es Nobuo Uematsu, cuyas piezas perduran hasta el “Final Fantasy XIV”. Una de sus canciones, perteneciente al “Final Fantasy VIII” fue utilizada por el dúo estadounidense de natación sincronizada formada por Ana Kozlova y Alison Bartosik para conseguir el bronce en las Olimpiadas de 2004.

Asimismo, en noviembre de 2003, la marca estadounidense de Square Enix lanzó una emisora de radio online para retransmitir la música de la saga, que también está disponible en iTunes y ha sido interpretada en conciertos y giras por todo el mundo, con orquestas como las sinfónicas de Londres o Los Ángeles.

No es de extrañar, por tanto, que en 2012 la revista Forbes premiase a la banda sonora de la saga como una de las doce mejores B.S.O de videojuegos de la historia, que también tiene el reconocimiento Guinness de “Las piezas musicales más originales en un videojuego”.


 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus