•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“¿Clases de violín gratis? ¡No lo creo!”, fue la primera reacción de Gerald Alexander Campos, de 25 años, después de enterarse por medio de un amigo; que en el Teatro Nacional Rubén Darío (TNRD) se impartirían clases de música gratuitas. 

Campos es diseñador gráfico y desde muy pequeño relata que le llamaba la atención el violín, ya que es amante de la música clásica. 

Desde hace un año y medio forma parte de la orquesta “Prevención de la Violencia a través de la Música”, proyecto que consiste en brindar clases de coro e instrumento de cuerdas (violín, viola, violonchelo y contrabajo) a niños y jóvenes en riesgo de violencia. A los ocho meses de iniciado el curso, se creó la primera orquesta que lleva el mismo nombre del proyecto, integrada por los 86 alumnos más sobresalientes. 

“Tengo un amigo que es artista y tiene amigos que trabajan en el TNRD, como sabe que me gusta la música y principalmente el violín, me comentó que le habían dicho que se iban a brindar cursos de instrumento de cuerda. Así llegó la noticia a mí. Me sorprendí, lo veía imposible porque las clases de violín son caras y se pagan por hora, aparte que no es un instrumento sencillo”, recordó Campos. 

De interés: Rubén Darío emigrante

Aun con algunas dudas sobre la buena noticia y a la vez lleno de entusiasmo, Campos asistió a la primera reunión que se realizó en el teatro para la apertura del curso. 

Inicio y desarrollo del proyecto 

En abril del año 2015 en Managua, el proyecto abrió sus puertas con la inscripción de 187 personas con edades entre 6 y 25 años, quienes se inscribieron y seleccionaron el instrumento que querían aprender a usar, aunque no tenían conocimiento acerca de la música.

Las clases de música son impartidas por siete maestros que pone a disposición la Camerata Bach.  El músico Cristopher Ruiz destaca el desarrollo y avance que han tenido estos niños y jóvenes, quienes ahora han decidido llevar estos cursos musicales hasta una carrera profesional. 

“Los resultados son sorprendentes, los alumnos venían en cero. Muchos de ellos acaban de salir de secundaria y han optado por estudiar Pedagogía Musical, y ese resultado para nosotros como maestros, nos llena de satisfacción”, expresó Ruiz. 

A los ocho meses de iniciado el curso, se creó la primera orquesta que lleva el mismo nombre del proyecto, integrada por los 86 alumnos más sobresalientes. Gerald Alexander Campos

Han realizado presentaciones en las distintas alcaldías de los municipios en donde se desarrolla el proyecto y han compartido escenario con la orquesta sinfónica de Costa Rica. En diciembre del año 2016 realizaron dos presentaciones navideñas mano a mano con la Camerata Bach y como cierre de fin de año 2017, el 20 de diciembre se presentaron a lo grande en la Sala de los Cristales del TNRD. 

El proyecto “Prevención de la Violencia a través de la Música” no solo se desarrolla en Managua, sino también en Masatepe, Diría y San Marcos. 

Al menos 352 niños y jóvenes están siendo beneficiados con clases de música. Este  proyecto es ejecutado por el Foro Nicaragüense de Cultura y financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Tiene como finalidad mantener a la niñez y juventud alejada de vicios, malas influencias y violencia, indicó el coordinador del proyecto, Zuriel Bermúdez. 

Padres y alumnos satisfechos

Anailey Villalta Saavedra, de 12 años, cursa el segundo año de secundaria en el colegio Bautista el Calvario de Managua, y también forma parte del proyecto. 

Ella recibe clases de violonchelo los días martes y jueves por la tarde en la sala experimental Pilar Aguirre del TNRD. Su mamá Gloria Saavedra, manifestó lo beneficioso que ha sido este proyecto para ella y su hija.

“Desde los cinco años a mi hija le llamaba la atención el violonchelo. Siempre acostumbró ver concursos en los que participaban niños tocando algún instrumento. Por esa razón cuando me enteré de los cursos, sin dudarlo indagué y la inscribí porque a mí se me hace muy difícil costear los gastos para clases de música privada”, comentó.

Gerald Alexander Campos ensaya los días sábados por la mañana en el teatro. Todos los días dedica una hora de prácticas por las noches cuando llega de su trabajo, pero asegura que no es lo suficiente.  

“Por razones de tiempo y trabajo no ensayo más de una hora, pero aprovecho que los maestros me prestan el instrumento para dedicarme ciento por ciento a mis prácticas en el poco tiempo libre que tengo”, expresó. 

Una de sus metas es llegar a ser miembro de la Orquesta Juvenil Rubén Darío y ha pensado en profesionalizarse como músico. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus