•   Miami, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El expresidente de Colombia Ernesto Samper aseguró ayer que en América Latina los partidos políticos han perdido la capacidad de representar a sus pueblos, y que su rol ha sido sustituido por poderes “fácticos” agazapados en las redes sociales, “que están reventando los intereses de las mayorías”.

A juicio de Samper, fue a través de las redes sociales que se impuso el brexit en Gran Bretaña, que el presidente estadounidense Donald Trump ganara las elecciones en ese país, y que más personas votaran por él no en el plebiscito por la paz en Colombia.

“Esos poderes fácticos fueron los que consiguieron sacar del poder a (la expresidenta de Brasil Dilma Roussef), la única persona inocente de la democracia latinoamericana (...) las actitudes corruptas conspiraron para atacar la credibilidad y la confianza en ella”, expuso el exjefe de Estado colombiano.

Semiparlamentarismo

Consideró que la crisis de los partidos en Latinoamérica se debe, en parte, a que el presidencialismo latino adoptó lo “malo” del presidencialismo estadounidense y lo “malo” de la monarquía española.

“El principal desafío de la democracia latinoamericana es ir hacia un sistema semiparlamentario en el cual realmente se pueda recrear las funciones de los partidos que hoy están corrompidos, aislados de la sociedad”, dijo  recientemente Samper al participar en la apertura del IV Foro Internacional de Santo Domingo: “El estado de la democracia en América Latina”.

Es más difícil gobernar

De su lado, el expresidente dominicano Leonel Fernández estimó que en la actualidad es “más difícil” gobernar en democracia debido al fenómeno de la “difusión” del poder, y que los gobiernos de la región son más respetuosos y dialogantes.

Fernández es de opinión que la democracia en América Latina va acorde con los vaivenes de la economía mundial y entorno a esto puso como ejemplo que el panorama político cambió en la región debido al proteccionismo de Europa debido a la crisis en la economía de 2007 y 2008, así como a la desaceleración de China.

“El impacto de la crisis en la economía mundial que aún se siente hoy en día, causaron la aplicación de políticas de austeridad en Europa, causantes del descontento social y la reconfiguración del mapa político con los casos más simbólicos ocurridos en España con el surgimiento de Podemos y Ciudadanos, que son fruto de esa crisis económica mundial”, afirmó el exmandatario caribeño.

Democracia y autoritarismo

En el foro intervino también el expresidente boliviano Carlos Mesa, quien advirtió entorno a la “perpetuidad” en el poder que, a su juicio, manifiestan “al seis o siete” gobiernos latinoamericanos en estos días.

“Hay países que están pasando de la democracia al autoritarismo y del autoritarismo al totalitarismo formal dentro del esquema de la democracia que te dicen: mi nivel de crecimiento promedio en los últimos 10 años ha sido del 5% y he reducido la pobreza en equis por ciento”, expuso Mesa.

El exgobernante afirmó que algunas de esas naciones de la región, a las que no mencionó, están mostrando “espectaculares” maneras de destruir una economía.

“Una democracia implica una serie de normas, la más importante de ellas es la capacidad de la sociedad de limitar el poder a través de mecanismos que esa democracia determina, pero hay algunos presidentes (en la región) que siguiendo la lección de Luis XIV, de que la democracia soy yo, y que sin mí la democracia no funciona, eso no es aceptable”, advirtió.

El encuentro internacional del que también participa el expresidente de Guatemala Vinicio Cerezo, se realizó en la sede de la Fundación Global Democracia y Desarrolla con los auspicios del Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral.