•  |
  •  |
  • END

La variabilidad climática ha estado impactando en América Latina de una forma intensa y anormal durante los últimos años, afirmó el Panel Internacional del Cambio Climático, IPCC, el cual se reunió en Nicaragua los días 25 y 26 de marzo en Montelimar.

En el foro titulado “Días Clima”, se reunieron 190 expertos de 18 países de América Latina, del Caribe y de Alemania, todos trabajando por parte de la cooperación alemana. ¿Qué significan estos cambios para la gente y para los ecosistemas de la región? ¿Cómo se puede mejorar la capacidad adoptiva y reducir emisiones de gases del efecto invernadero?, fueron las preguntas que se formularon.

Centroamérica está experimentando cambios en los patrones de precipitación, aumentos de temperatura, y uso intensificado de recursos naturales como resultado de una degradación de las tierras. Se reportan desde inundaciones en Argentina y huracanes en el Caribe, hasta sequía en la Amazonía y granizos en Bolivia, afirmaron los expertos.

Las observaciones y los experimentos demostraron que el funcionamiento y la composición de los bosques se verían afectados por el aumento sostenido de sólo un grado centígrado en la temperatura media mundial.

Trabajando con los gobiernos

“Buscamos la discusión de cómo, según el punto de vista de los especialistas, la cooperación alemana puede apoyar a los países de la región para enfrentar el desafío del cambio climático,” afirmó Stefan Opitz, director del Departamento Energía, Transporte y Agua de la GTZ, en Alemania.

Expresó que en conjunto con los gobiernos nacionales, regionales y locales, la cooperación alemana trabaja para promover el desarrollo de los recursos naturales, gestión de riesgo, manejo de residuos, suministro de agua y energía, así como la gestión de servicios ambientales.

“Pensemos en cuáles son las prioridades temáticas y regionales a las que nos enfrentamos y qué conceptos intersectoriales pueden servirnos”, dijo Opitz. Reiteró que hay que trabajar en los sectores como energía, agricultura, bosques, residuos sólidos, gobernabilidad, biodiversidad y agua, con el objetivo de brindar recomendaciones de cómo adaptarse y mitigar el cambio climático.

Masrenace en Bosawás

Desde hace cuatro año, la Cooperación Técnica Alemana, GTZ, trabaja en Bosawás con el programa Manejo Sostenible de Recursos Naturales y Fomento de Competencias Empresariales, Masrenace, que tiene como objetivo principal disminuir la pérdida del bosque tropical y la biodiversidad de sus áreas.

Paralelamente, se ha impulsado entre los campesinos que viven en los bordes de la zona forestal de Bosawás la promoción de recursos, agricultura responsable y el ecoturismo. Esto ha hecho posible la creación de una nueva cadena de valores: por ejemplo, el cacao --que hasta ahora había sido descuidado-- ha logrado una inmensa valorización.

“El resultado ha sido que se han hecho amplias inversiones en la producción y en el procesamiento de esta materia prima”, explicó el funcionario de la GTZ.

Los “Días Clima” tuvieron lugar en el marco de la Asamblea General de la Red Sectorial “Gestión Ambiental y Desarrollo Rural en América Latina y el Caribe”, que se reúne una vez cada dos años para compartir experiencias de la Cooperación Alemana.