•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los bolivianos daban ayer las últimas puntadas para unir kilómetros y kilómetros de la bandera que se desplegará este sábado en el altiplano para batir un récord mundial y expresar su respaldo a la centenaria reclamación marítima ante Chile. Como ocurrió casi a diario en las últimas tres semanas, distintas entidades estatales y privadas hicieron los últimos aportes de tramos de bandera para formar la kilométrica enseña de unos 200 kilómetros acopiada por las Fuerzas Armadas, que será exhibida mañana en una carretera entre las regiones occidentales de La Paz y Oruro. 

Ese es el caso de la Federación Universitaria Local (FUL) de la estatal Universidad Mayor de San Andrés de La Paz, cuyos representantes se apostaban en el atrio de esa institución la tarde del jueves para dar los últimos toques a la bandera marítima con la que contribuirán al “banderazo”. 

“Hay que unificar al país porque la recuperación de la salida al mar es una consigna nacional. Entonces todos los bolivianos debemos dejar de lado los colores políticos para poder unirnos en esta lucha”, dijo a Efe el máximo representante de la FUL, Jaime Grájeda. 

Una veintena de universitarios, hombres y mujeres, cosieron y pintaron a la par una enseña de diez metros de largo, el mínimo requerido por las autoridades para aportar al “banderazo”. 

“El hecho de coser la bandera nos hace a nosotros ser parte de esta historia, poner un hilo, pintar (la tela) con un color nos hace parte de esta lucha que como bolivianos debemos llevar a cabo”, afirmó la consejera académica universitaria Blanca Condori. Ministerios, unidades militares, escuelas públicas, municipios, sindicatos afines al Gobierno e incluso los clubes de futbol paceños Bolívar y The Strongest se sumaron a la iniciativa con banderas de diversas longitudes, desde los 10 metros hasta los 17 kilómetros de largo.  

Idea de Evo Morales 

La iniciativa fue lanzada por el presidente del país, Evo Morales, el pasado 14 de febrero, cuando Bolivia recuerda lo que considera una “invasión” de Chile a su litoral en 1879. La meta inicial era alcanzar los 70 kilómetros para superar la marca de 50.4 que desde 2002 tiene la ciudad india de Bombay, pero con las aportaciones hechas hasta esta semana, las autoridades bolivianas prevén incluso superar los 200 kilómetros. 

La enseña es de color azul mar y en uno de sus extremos superiores lleva por tramos el pabellón nacional tricolor boliviano, rojo, amarillo y verde, y la wiphala, la bandera multicolor de los pueblos indígenas andinos. 

Ambos símbolos están rodeados por nueve estrellas doradas y una décima se sitúa casi al centro, simbolizando a los nueve departamentos del país más la región del Litoral, el territorio perdido en la guerra del Pacífico en 1879. 

La exhibición

Se calcula que unas 100,000 personas, entre empleados estatales, campesinos, indígenas, sindicalistas y estudiantes, participarán en este evento, que estará resguardado por unos 17,000 militares y 3,000 policías desplazados en todo el recorrido. 

La exhibición de la bandera marítima es parte de la agenda organizada en Bolivia para acompañar las audiencias orales del proceso contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (Países Bajos), fijadas del 19 al 28 de marzo próximos. La centenaria reclamación marítima de Bolivia se ventila en ese alto tribunal de Naciones Unidas desde 2013, cuando el gobierno de Morales planteó una demanda en busca de un fallo que obligue a Chile a negociar en firme la restitución del acceso soberano al océano Pacífico perdido en aquella guerra.  

Historia

Bolivia perdió unos 400 metros lineales de costa y cerca de 120,000 kilómetros cuadrados de territorio. Los eventos del sábado comenzarán hoy en la localidad orureña de Caracollo, a unos 189 kilómetros de La Paz, con una ceremonia “interreligiosa”. El acto central ocurrirá al mediodía en el sector conocido como Apacheta, a unos 45 kilómetros de La Paz, con la entonación del himno nacional y la “Marcha Naval”, una canción cívica que recoge la reivindicación marítima boliviana, además de un mensaje de Morales. La medición de la bandera estará a cargo de una comisión técnica local y también se espera a una representación del Récord Guinness.