•  |
  •  |
  • Edición Impresa

 De acuerdo con información de la Unión Vegetariana Internacional, el veganismo es un movimiento que actualmente tiene 600 millones de seguidores en todo el mundo. Su mercado global de productos alcanzará los 5,000 millones de dólares en 2020, según datos publicados por Lantern.

En definitiva, es un estilo de vida, ya no solo una dieta, que cada vez está más presente en la sociedad moderna. Pero eso no implica que esté reñido con la tradición: fiestas como la Semana Santa, cuyas recetas más populares han pasado de generación y generación, son perfectamente compatibles con una alimentación vegetariana.

Varias chipás de Semana Santa. Estos panecillos también tienen posibilidad de realizarse en una versión vegana.

Y ese es el caso de estos cinco platos que pueden seguir siendo tan típicos de estas fechas, como veganos al cien por cien.

1Torrijas veganas

Una adaptación muy sencilla, porque basta con sustituir la leche por cualquier bebida vegetal similar (leche de arroz, de soja, de avena, almendras… Al gusto del consumidor). Pero, ¿qué hay del huevo? La alternativa habitual es utilizar harina de garbanzos en media cucharadita de vinagre y rebozar, o utilizar harinas para rebozar sin huevo, de las que ya hay en el mercado.

En cuanto a aquellos que las disfrutan más con miel, pueden sustituir esta última por sirope de agave o de arce, almíbar, azúcar… Y el resto de ingredientes (pan, canela, limón) se pueden mantener tal cual.

España es la cuna de este plato, pero es igualmente popular en Latinoamérica (donde también se las conoce como “torrejas”). Y como tal, hay diversas recetas según la zona y la familia. 

En el veganismo ocurre igual: estos son detalles generales, pero hay versiones diferentes en blogs y sitios de cocina vegetariana especializados, como “Gastronomía Vegana” (http://www.gastronomiavegana.org) o “CreatiVegan” (http://www.creativegan.net) entre otros.


2Potaje de cuaresma

También conocido como potaje de vigilia, es un plato estrella en toda la gastronomía española, especialmente en Semana Santa (de ahí su nombre), pues se sustituía el tradicional chorizo de los potajes de garbanzos por bacalao.

En “Thermomix Vegetarianos y Veganos” sugieren una receta en la cual usar en su lugar salchichas de tofu, pero en el mercado ya hay chorizos vegetales, sin ningún ingrediente animal, para recrear el plato sin el ambiente de Cuaresma.

No obstante, los sucedáneos de pescado o la ausencia de cualquier otro ingrediente, más allá de los garbanzos y las verduras, pueden hacer más realista la estética de “vigilia”, propia de este plato.

3Chipá vegana

La chipá es un tradicional panecillo con queso propio de Paraguay y otras zonas de América Latina, como el noroeste de Argentina,  es muy típico degustarlo durante la Semana Santa, debido a que se conserva en perfectas condiciones durante mucho tiempo tras su elaboración.

Muchos de sus ingredientes típicos, como la yuca o mandioca, o la harina de maíz, no son necesarios de sustituir en su versión “veggie”. De hecho, en “Dimensión Vegana” (http://www.dimensionvegana.com) omite el queso, pero hay otras recetas que sencillamente lo sustituyen por los “quesos veganos” que hay en el mercado o que enseñan a elaborarlo con ingredientes como el tofu.

4Empanadas de pescado y buñuelos de bacalao

Las empanadas de vigilia, tradicionalmente rellenas de pescados como el atún, son típicas de América Latina durante la Semana Santa. En otros lugares como España ocurre algo similar con los buñuelos de bacalao. 

En ambos casos son platos que, debido a la ausencia de carne, se han popularizado en estas fechas de Cuaresma, pero que los veganos han conseguido adaptar a su dieta libre de productos animales.Torrijas veganas hechas con una bebida vegetal similar a la leche.

En “Cómo ser Vegano” (https://comoservegano.com) ofrecen una receta en la que productos como el sucedáneo vegano del huevo se compra directamente (aunque hay quienes prefieren elaborarlo por sí mismos), pero el falso bacalao se fabrica de forma casera a partir de soja texturizada y algas con mucho sabor marino.

No obstante, y como indican en otras recetas, en el mercado ya están disponibles sucedáneos del pescado para evitar tener que realizar esos pasos, volviendo la elaboración del plato mucho más sencilla.

5Monas de pascua

Este dulce, típico de varias regiones del mundo, se prepara especialmente tras la Cuaresma para simbolizar el final de esta y de las abstinencias que conlleva. También se le conoce como torta, pegarata, bolla, roscón, rosco, u hornazo de Pascua según la zona.

La masa y textura de algunas versiones recuerdan a la del tradicional roscón de reyes español, y suele decorarse con los típicos huevos de pascua (de chocolate). Algo que puede lograrse incluso en las versiones veganas de este dulce, disponibles en sitios como “Thermomix Vegetarianos y Veganos” (https://thermomixvegetarianosyveganos.com) o “La Dolce Vita Vegana” (http://ladolcevitavegana.blogspot.com.es).

Y es que solo hay que reemplazar nuevamente la leche por alguna bebida vegetal, la mantequilla por alguna aceite o grasa vegetal, y los huevos por su sucedáneo vegetariano, disponible en el mercado, o por elaboraciones con harinas para sustituirlos. 

Aquellos que gusten de aderezarlas con miel pueden recurrir de nuevo a los siropes, el almíbar o el azúcar. El resto de pasos e ingredientes no varían.