•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cocinar es para algunos una obligación, para otros un hobby y para unos cuantos un arte. Y, en cualquiera de los tres casos, la tecnología facilita esta tarea, ya no solo con los avances en aparatos de cocina, sino con el uso del teléfono móvil e Internet.

Sin ir más lejos, según el estudio “Cooking app – market size” de Tecnology Enterpreneurship en 2012, más de 22,750 millones de personas buscaron el término “cooking” (cocinar) en Faceebook.

Y los usuarios de iPhone y iPad que hicieron lo propio en los sistemas de búsqueda de estos dispositivos son casi 59,800 millones. De hecho, 1 de cada 4 dueños de estos aparatos de Apple está interesado en cocinar.​

Juventud que sí cocina

Y es que contra lo que suele pensarse, según “Generación Millennials” (generacionmillennials.science), solo un cuarto de ellos dice que no sabe cocinar. Además, según el estudio “Gen Z & Millennial Food Status”, elaborado por “Ypulse” (www.ypulse.com), cuatro de cada cinco jóvenes de entre 18 y 34 años saben hacerlo. 

Jóvenes “millenial” del equipo del cocinero Quique Dacosta .  EFE/END

De hecho, de acuerdo con esta fuente, tres de cada cinco “millennial” consideran que cocinar es uno de sus hobbys favoritos y nueve de cada diez querrían aprender a hacerlo mejor.  En general, cocinar estaba entre las 10 aficiones preferidas por la mayoría.

Mientras tanto, según “Generación Millennials”, el 80 % ve saludable cocinar en casa y un 70 % disfruta preparando recetas para otros. Y no solo para otros, sino con otros: según una de las encuestas de Google Surveys, el 27 % de los “millennial” cocina (o querría hacerlo) en compañía de parejas, amigos, hijos, etc. 

Además, el gusto por la comida no se queda solo en el domicilio: el 53% visita algún restaurante al menos una vez por semana, de acuerdo con la información de generación Millennials. 

El 63 % admiten que, si tuvieran más inspiración, cocinarían más a menudo. Es el mismo porcentaje que, en muchas ocasiones, se decanta por la rapidez y sencillez de una receta a la hora de preparar la comida.

Eso sí, la forma de cocinar de los “millennial” difiere respecto a anteriores generaciones: en 2015, un estudio de Google, en colaboración con  Mcgarrybowen y Kraft Foods, desveló que el 59% de jóvenes de entre 25 y 34 años utiliza el teléfono o la tableta a la hora de cocinar y, además disfrutan el proceso de preparar un plato tanto como el hecho de degustarlo.

Esto último explica por qué el 92% admite encontrarse satisfecho con el resultado de su receta, pese a haber cometido algún error durante su elaboración.

El 75 % de visitas a vi deos de cocina en Youtube proceden de teléfonos móviles inteligentes.

Del "Libro de la abuela" a videos de Youtube

En muchos casos, la receta que han elegido seguir es el resultado de una fase previa de “inspiración”. Un proceso de decisión que para el 31 % es el más aburrido, según el trabajo de Google Survey, Kraft y Mcgarrybowen.  

Las búsquedas de Google encuentran entre los primeros puestos términos muy genéricos: “ideas para cenas”, “recetas para ollas de cocción lenta” o “recetas saludables” son algunos ejemplos, así como respuestas a cuestiones como “temperatura del horno para preparar pollo asado” o “cómo partir una sandía”.​

Según la misma fuente, el incremento anual de búsqueda de “las mejores recetas” en YouTube era ya del 48% en 2015. Y de hecho, “cómo cocinar algo” es una de las diez búsquedas más frecuentes en esta plataforma, por detrás de “cómo dibujar”, “cómo besar” y “cómo hacer un nudo de corbata”. 

Una frase que, en inglés, “How To Cook That”, es el título de un canal de cocina con más de 3,400 millones de subscriptores a cargo de la “youtuber” Ann Reardon. 

El cocinero con una estrella Michelin, Jesús Ramiro, cocina platos con la aplicación de las nuevas tecnologías, como unas “Google glass”. efe/end

Otro popular canal es el de “CrazyRussianHacker”, con 10 millones de subscriptores, cuya lista Food Life Hacks cuenta con más de 2,600 millones de visualizaciones. ¿La clave? Creatividad y sencillez: este “youtuber” enseña a sus seguidores técnicas para cortar y pelar fácilmente los alimentos, utilizar el microondas para cocinar huevos y patatas, o separar la clara de la yema con una botella de plástico.

Y es que al 40% de estos jóvenes cocineros le interesa ese tipo de secretos que hacen de cocinar un hobbie fácil y divertido a la par que creativo. Por eso, una cuarta parte de los “millennial” considera que lo más importante a la hora de preparar un plato es darle un toque personal. 

Al aumento de suscripciones a canales de este tipo en YouTube, se suma otro dato: el 75% de visualizaciones que reciben los vídeos de recetas tengan lugar a través del “smartphone”, siempre según las tendencias facilitadas por Google. Así, hasta las madres de los “millennial” se han visto afectadas por las tendencias de su progenie: el 68% también cocina viendo videos.

Fotografía facilitada por Canal Cocina de una de las recetas que se pueden conseguir en su aplicación.  EFE/END

Estas visualizaciones pueden influir en cosas como la marca de los ingredientes y productos a utilizar, que tiene peso para el 40% de encuestados, o incluso para animarse a comprar algo relacionado, aspecto que admite haber hecho el 39%.

Tendencias que indican que, para la generación de moda, no basta solo con una buena vitrocerámica o el microondas más completo a la hora de preparar la comida: un buen “smartphone” y acceso al wifi se han convertido en unos indispensables dentro de toda cocina.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus