•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Fiscalía para el distrito sur de Nueva York anunció ayer cargos contra la mujer que trepó la Estatua de la Libertad este 4 de julio, festivo nacional en Estados Unidos, para protestar por la separación de familias indocumentadas en la frontera con México.

Identificada como Therese Patricia Okoumou, inmigrante congoleña de 44 años, la mujer fue arrestada tras pasar cuatro horas en los “pies” de la estatua y acusada de entrar ilegalmente en un lugar federal, tener una conducta desordenada e interferir con las funciones de una agencia gubernamental.

En un comunicado, la Fiscalía anunció ayer los tres cargos contra Okoumou, cada uno con una pena máxima de seis meses de cárcel, por “resistirse a órdenes para bajar, causar la evacuación” de la isla donde está el monumento “y representar un peligro sustancial” a los agentes.

Okoumou, que emigró de su país en 1994 y reside en Nueva York, se declaró no culpable de los tres cargos hoy en una corte federal en Manhattan y dijo a medios locales que su inspiración fue la exprimera dama Michelle Obama.

“(Ella) dijo, cuando ellos lleguen bajo, nosotros iremos alto, y yo fui todo lo alto que pude”, afirmó, citada por el canal ABC 7.

El fiscal federal Geoffrey S. Berman señaló que la mujer “alarmó al público y puso en peligro su vida y la de los policías”.

“Aunque debemos respetar, y lo hacemos, los derechos de la gente a la protesta pacífica, este derecho no se extiende a romper la ley” y poner “en riesgo” a otros, afirmó. 

En la misma nota, la jefa de la Policía encargada de los parques en EE. UU., Pamela Smith, consideró que el incidente “provocó la interrupción de miles de visitantes en uno de los días más ocupados del año” en la Estatua de Libertad.

Okoumou estaba ayer con un grupo de cuarenta manifestantes de la organización Rise and Resist, que había desplegado una pancarta en la base del monumento para pedir la “abolición” del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), en protesta por la política de “tolerancia cero” del presidente Donald Trump.

Sobre las 15:00 hora local, la mujer trepó la base de la estatua hasta alcanzar unos 30 metros de altura y, según fuentes de los cuerpos de seguridad consultadas por la cadena NBC, advirtió que no bajaría voluntariamente hasta que no liberaran a “todos los niños” que han sido separados de sus padres indocumentados.