•  |
  •  |
  • END

Global

Una gran cantidad de equipo de pesca perdido en el océano, o abandonado por pescadores, está lastimando el ambiente marino, impactando el stock de peces a través de la “pesca fantasma”. Esto además representa una amenaza a los barcos, de acuerdo con el reporte del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Pnuma.

El reporte estima que el equipo abandonado, perdido o descartado en los océanos constituye alrededor de un diez por ciento (640 mil toneladas) de los residuos marinos.

De acuerdo con el estudio, el problema del equipo de pesca abandonado está empeorando debido al incremento en la escala de las operaciones de pesca global y a la alta duración de estos aparatos con materiales sintéticos.

El transporte marino mercante es el principal responsable en mar abierto, en las áreas costeras los responsables predominantes están localizados en tierra.

La mayor parte del equipo de pesca no es descartado adrede sino perdido en tormentas, en fuertes corrientes o como resultado de “conflicto de equipo”, donde las redes se enredan en trampas.

Se estima que alrededor de 8 millones de toneladas de basura ingresan a los océanos y mares cada día, de los cuales alrededor de 5 millones (63%) son residuos sólidos tirados o perdidos por los barcos.