•  |
  •  |
  • END

Global

Las emisiones de gases de efecto invernadero de Japón cayeron en un 6.2 por ciento el año pasado, otra señal de que la recesión está reduciendo la contaminación por dióxido de carbono, C02, mientras el mundo lucha por acordar un pacto contra el cambio climático.

Japón es el quinto mayor emisor después de China, Estados Unidos, Rusia e India. En Singapur la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, instó a países en Asia y la región del Pacífico a adoptar un crecimiento económico amigable con el medio ambiente.

Sin embargo, pronosticó que un nuevo acuerdo para retrasar el calentamiento global no sería fácil de alcanzar en los diálogos internacionales que se realizarán en Copenhague entre el siete y el 18 de diciembre. Las emisiones de gases invernadero de Japón cayeron en marzo de 2009 a mil 286 millones de toneladas de dióxido de carbono, desde una cifra récord de mil 371 millones de toneladas registrada en el período 2007/2008.

La última cifra se acerca a la promesa del gobierno japonés bajo el Protocolo de Kioto para limitar las emisiones a mil 190 millones de toneladas anuales para 2012. “Las cifras sugieren que actualmente estamos en niveles suficientemente (bajos) para alcanzar el objetivo”, dijo Yasuo Takahashi, jefe de la División de Política de Cambio Climático del Ministerio del Medio Ambiente.

“Sin embargo, no estamos diciendo que ya no necesitamos realizar los planes de corte de emisiones”, precisó sobre medidas que apuntan a retrasar el aumento de las temperaturas, olas de calor, sequías, inundaciones, incendios y aumento del nivel de los mares por el calentamiento global.