•  |
  •  |
  • END

Casi imperceptible, camuflada en este leño viejo, una lagartija toma el sol en la paradisíaca Isla de Ometepe. El ingeniero Milton Camacho, asesor del Club de Jóvenes Ambientalistas, explicó que en Nicaragua, el Pichete, a como es conocido este reptil, es común verlo en el Pacífico. El ejemplar de la foto es una hembra adulta, se reconoce por el color ocre en sus mandíbulas, la ausencia de tonalidades rosáceas de su costado y garganta, que precisamente distinguen al macho. La cola muestra que recientemente sufrió el ataque de algún depredador, pero ésta se regenera en pocas semanas, ya que es su mecanismo de defensa, comentó el ecologista. Alejandro Sánchez / END