•  |
  •  |
  • END

El doctor Guillermo Argüello Poessy cree que ha cumplido con su labor en el cargo de contralor para el que fue electo a propuesta del hoy vicepresidente de la República Jaime Morales Carazo, hace 10 años, cuando se cocinó el pacto entre el entonces presidente Arnoldo Alemán y el líder opositor de aquel momento, hoy presidente de la República, Daniel Ortega.

Argüello Poessy en esta entrevista dice que ya no es “elegible” para seguir en esa posición y revela por qué perdió la confianza “del máximo líder” del liberalismo, un hombre que considera su amigo a pesar de todo y contra el cual asegura nunca hubiese emitido una resolución que lo enviara a los tribunales, porque antes hubiese preferido renunciar a su cargo, aunque no lo libra del todo de las culpas que se le atribuyen en el mal manejo de los fondos durante su tristemente célebre administración.

Desde contralor y presidente del ente fiscalizador tuvo que enfrentar la duras y las maduras, pues soportó los más fuertes señalamientos como “apañador” de actos irregulares. Pese a todo y lo debilitado que se vio por enfermedades, máxime con la pérdida de sus dos piernas, nunca pensó renunciar. El señor cascarrabias de 68 años, vuelve a ver para atrás y se siente satisfecho, prefiere no hablar de Enrique Bolaños ni de otros “ingratos”, porque es “gastar saliva de balde”.

Los partidos y las menudencias

¿Cómo valora el trabajo que realizó usted desde su función de contralor al cumplirse 10 años de que fue electo y que, según ha dicho usted mismo, no seguirá más acá?
Bueno, creo que en medio de todo lo que se puede decir, la labor que hemos hecho es positiva, porque hemos logrado que la Contraloría haga su trabajo con todo y las limitantes económicas que siempre hemos dicho. Ahí están los informes anuales de nuestra gestión y están a la orden de quien quiera verlos, lo demás que pueda decirte yo son como pusiste un día de estos en el periódico, flores o adornos.

Una cosa que sí me gustaría decir es que mantuvimos la estabilidad laboral aún cuando al inicio se dijo que veníamos a barrer y a hacer no sé cuántas barbaridades, eso no se dio y al menos yo siempre velé porque la CGR no se metiera en asuntos políticos de partidos, como marchas y manifestaciones, y todas esas menudencias que tanto malestar provocan.

Pero la población tiene otra visión de la Contraloría, la ven como infuncional, politizada y en las encuestas de organismos como Transparencia Internacional, aparece con calificaciones altamente deficientes.
A como he dicho en otras ocasiones, la corrupción no es un asunto exclusivo de los servidores públicos y en esta institución hemos hecho todo lo que corresponde para cumplir con el mandato constitucional y con todas las limitantes económicas y humanas que tenemos. De la politización, lo que te puedo decir es que no hay manera de elegir a los miembros del Consejo si no es por voluntad de los partidos que dominan la Asamblea Nacional.

Los 600 mil dólares de la Corte

En cuanto a las encuestas de esos organismos, no creo que sean las más acertadas.

Yo tengo en números la cantidad de millones que impusimos en glosas, las presunciones penales, administrativas y civiles que demuestran que sí trabajamos. El que quiera verlas que las pida y se la damos, es decir nosotros cumplimos con nuestra labor, los números hablan por sí solos. Mientras yo he estado aquí no se han dado casos como el de aquellos 600 mil dólares que se perdieron en una cuenta de la Corte.

¿Se arrepiente de haber tomado o de no haber tomado alguna decisión desde su cargo?
Todo lo que hice lo hice bien y no me arrepiento de nada.

Pero algunas decisiones le provocaron problemas con sus correligionarios y con el doctor Arnoldo Alemán, incluso le bloquearon su posibilidad de ser magistrado ante la Corte Suprema de Justicia, uno de sus más grandes anhelos como abogado, “ser como los Dioses”, dijo usted en alguna ocasión.
Así es, pero no hay nada de qué arrepentirse, no obtuve los 56 votos pata ir a la CSJ ni los voy a tener para ser reelecto aquí, pero así es la vida. Mi partido me abandona porque hubo otro mejor que yo, al menos para ellos, además de otros elementos que pesaron en aquel momento.

¿Por qué perdió la confianza del líder?

No puedo responderte eso, deberías de preguntárselo a él, lo único que te puedo decir es que no gozo más de su confianza.

Alemán le mentó a la madre

Pero usted era uno de sus más cercanos, ¿no sabe qué ocurrió como para que no confíe más en usted?
Pues no lo sé, pero lo sospecho y es que talvez él creyó que aquí, yo votaría como él ordene y en eso sí está equivocado, porque yo voto aquí como creo y pienso que debo hacerlo. Yo tengo algo de lo que me precio mucho y es que voto como a mí me de la gana y piense que es lo correcto.

Nunca se me olvida y creo que tampoco se le puede olvidar al líder, que aquí le impusimos una responsabilidad por el caso del helipuerto que construyó en (la hacienda) El Chile y que gracias a eso nos mandó mentar a mis colegas y a mí, hasta nuestras madres, es decir, pasaron cosas que me quitaron la confianza de él.

¿Esa distancia o ruptura fue de una sola vez, es reciente?

No, eso se fue dando poco a poco, fui perdiendo su confianza y por eso no soy reelegible.

No será como Téller

¿Cuál fue el momento, qué estaba ocurriendo en el país, cuándo usted empezó a ver notar que el doctor Alemán comenzó a verlo de otra forma, a distanciarse?
Creo que ha sido mutua la actitud, los dos hemos guardado distancia y no lo he hecho ni nunca lo voy a hacer como lo hizo aquel (Leonel Téller) que repartía papeletas en contra del ex presidente Alemán, ni voy a levantar mi voz en contra de él, porque tengo sobrados motivos de gratitud para el ex presidente.

¿No cree que el doctor Alemán también tiene cosas que agradecerle a usted por el trabajo que hizo aquí?
Eso habría que preguntárselo a él.

Pero en casos como La Guaca, en la Contraloría, ustedes fallaron que no tenía ninguna responsabilidad, cuando el ex ministro de Hacienda Esteban Duquestrada, fue claro en decir que sólo obedeció órdenes.
Pero es que eso está bien claro en la auditoría que está a la orden tuya y de quien quiera verla, los auditores gubernamentales no encontraron nada relacionado con el ex presidente Alemán.

¿No le cree a Duquestrada usted?

Desgraciadamente es un caso de un amigo que me duele y tuve que resolverlo en contra de él, cuando él me dijo que el dinero y las transferencias las hizo por órdenes del presidente Alemán. ¿Tenés pruebas de eso?, le pregunté y me dijo que no tenía ninguna.

Esteban es mi amigo de la niñez y si le creo lo que me dijo, y en medio de la persecución en su contra, aquí le pusimos presunción penal y yo la firmé, por eso cada vez que he tenido que comunicarle algo vía correo electrónico, me duele, porque está fuera del país pagando por todo y es mi amigo, y la amistad para mí es algo invaluable.

¿Fue el único que realmente pagó los platos rotos por ese caso?
Nosotros impusimos la sanción, porque los auditores solo encontraron evidencias contra él, aunque no fue el único, pero ya ves como es la vida.

¿Si hubiese tenido evidencias contra Alemán lo hubiese fallado?
(Guarda silencio y piensa) Ya te dije que la amistad es algo que le doy un gran valor y dudo mucho que yo hubiese firmado una resolución en ese sentido, creo que hubiese preferido no seguir aquí.

Esa desconfianza en la que usted ha caído con Alemán, ¿se debe al hecho de que usted sancionó a una enorme cantidad de funcionarios de los gobiernos liberales que no pensaron que sería capaz de eso y que lo indispusieron contra usted?
Pudiera ser, pero no estoy seguro.

Le menciono algunos nombres: José Marenco Cardenal, Francisco Cifuentes, Noel Ramírez, Byron Jerez, Guillermo Ramírez Cuadra, Víctor Guerrero, Ana Julia Balladares….
Y pudieras seguir con una lista interminable, pero lo único que te puedo decir es que nunca, pero nunca, recibí instrucciones –aunque tampoco las hubiese aceptado- del presidente Alemán para perjudicar ni limpiar a nadie. Considero que he tenido la suficiente independencia aquí para hacer lo que en conciencia y hasta donde he podido llegar a saber, es lo correcto, lo que quiero que entiendan es que nunca fui objeto de obediencia de nadie aquí.

Las órdenes de “joder” a Montealegre

Pero hay quienes piensan que si hizo algunas cosas para librar a algunos personajes o sancionar a otros, y hasta lo señalaron de “enfermarse” adrede en casos en los que no estaba de acuerdo, pero que no podía oponerse a las orientaciones superiores.
Sí sé que han dicho eso, pero mis enfermedades son comprobables, no son inventos.

Por ejemplo en el caso de los Cenis…

En ese caso yo estaba en el hospital, estaba enfermo y se aprovecharon de mi ausencia, como la aprovecharon en otros casos que vos sabés, para tomar decisiones, y en el caso de los Cenis porque recibieron instrucciones de joder a Eduardo Montealeagre y lo hicieron precipitadamente porque creyeron que mi visita en el hospital era corta y la sacaron en carrera, no imaginaban que iba a pasar un mes en el hospital, para hacer las cosas bien o más disimuladas, por lo menos.

Cuando usted dice que sus colegas recibieron instrucciones de “joder” a Eduardo Montealegre, ¿quiénes fueron los que las dieron?
¿Tengo que decirlo? … No puedo, pero el país sabe quién fue.

¿Montealegre merece ser juzgado por ese caso?

No me toca a mí hablar sobre la culpabilidad o inocencia de don Eduardo, pero sí puedo decirte con certeza que la auditoría que le practicaron al licenciado Montealegre estaba inconclusa cuando se tomó la decisión de imponer la presunción penal. Eduardo Montealegre debió haber explicado al país con claridad por qué benefició con 1.25 por ciento de interés más a uno de los bancos privados, del que aparentemente era socio.

Pero aquí los verdaderos culpables de los Cenis son otros, porque quienes sí le metieron la mano en la bolsa a los nicaragüenses, fueron los que negociaron la reclasificación de las carteras, los que transformaron esos créditos en cuentas imposibles de pagar. Los que quebraron los bancos son los verdaderos culpables y los que participaron en la reclasificación de las carteras.

Lo que está claro es que el decreto del presidente Alemán era proteger los depósitos de los ahorrantes, nosotros decidimos en la CGR que el Banco Central no tenía ninguna facultad para emitir Cenis, era ilegal, ilícita e inexistente y a pesar de eso se emitieron, se pagaron y seguirán pagando.

Bolaños y Petronic
Hablemos de la administración Bolaños. Cómo la … (interrumpe)
Te pido por favor que obviemos ese período, porque no hizo nada por el país, persiguió sin fruto a quienes le dieron la mano y confiaron en él, quiso ser el zar contra la corrupción y en su administración todos saben lo que pasó, si no recordemos a don Pedro Solórzano, ahí lo resumimos todo, es decir lo engancharon de que se quedara con el partido liberal y para qué hablar o gastar saliva en balde.

Hablemos de la actual administración

Se ha hecho lo que se ha podido, se han ordenado auditorías en diferentes ministerios, se ha señalado lo malo, está pendiente una de las que más llama la atención que es Petronic y estará lista antes que yo me vaya de aquí: Dicen ustedes en los medios que hemos sido complacientes con lo de las exclusiones, pero soy del criterio de que no podemos nosotros poner trabas a las cosas que se quieren hacer y que van a beneficiar a la gente.

¿Le significó más enemigos que amigos este cargo?

Así es, pero los enemigos no valen la pena y te los regalo todos, y además no vine aquí para hacer amigos.