•  |
  •  |
  • END

Un autodidacta por excelencia, nacido en la Ciudad de los Caballeros, León, formó parte de una estructura político-militar que tuvo el Partido Socialista Nicaragüense (PSN), llegó a ser militante del FSLN, fue diplomático en la extinta República Democrática Alemana y ahora se encuentra muy mal de salud.

Nos referimos a Wilfredo López Balladares, quien a sus 76 años de edad recuerda los momentos inolvidables de su ejercicio profesional en varios medios de comunicación, pero desde hace cuatro años permanece inhabilitado después de sufrir un derrame cerebral.

Wilfredo, en declaraciones ofrecidas a nuestro corresponsal en León, José Luis González, dijo: “ya no aguanto esta situación, tengo cuatro años de estar dependiendo de los demás y no puedo hacer nada”.

“Mi propiedad la perdí, mis muchachos se apoderaron de mi negocio (una librería) y no me dan ni un jocote, hay días que he pasado hambre y necesito que las autoridades me ayuden”, dijo Wilfredo, quien es cuidado por su hija, Lena Pasionaria López Pozo.

Al recordar sus momentos cumbres dijo: “Siempre me interesé por escribir y compartir mis trabajos de la radio, los primeros periodistas de León damos fe que eran tiempos buenos, había poca competencia pero mucha calidad en los periodistas”, dijo el veterano hombre de prensa, quien recordó la calidad profesional de Luis Aragón Pastora, ex corresponsal en León de EL NUEVO DIARIO.

Preparan homenaje a Wilfredo

Amigos de Wilfredo le preparan un homenaje para este 18 de febrero. Uno de los organizadores es el doctor Jesús Miguel Blandón, “Chuno”, quién recordó a EL NUEVO DIARIO que conoció a Wilfredo cuando la gesta de 1958, la fracasada invasión de Olama y Mollejones que lideró el doctor Pedro Joaquín Chamorro.

Para esa ocasión Wilfredo se a une a un grupo armado de Occidente que iba a respaldar al doctor Chamorro, encabezado por Hernán Argüello. El grupo se armaría y se movilizaría por Malpaisillo. La misión de nuestro personaje era instalar una emisora clandestina en compañía de Juan Toruño Calderón, actual director de Radio Darío.

Al fracasar el movimiento, Wilfredo Argüello y otros colaboradores huyen hacia Honduras. Después viaja a La Habana.

En 1960 Wilfredo participa en una nueva expedición: trae armas de Cuba y desembarca en Honduras. Fueron detenidos en ese país él y quienes le acompañaban, después los pusieron en libertad.

Posteriormente vuelve a viajar a La Habana llegando a trabajar como locutor en Radio Habana Cuba, en un programa dirigido a los nicaragüenses. Recibe entrenamiento militar en Sierra Maestra y participa en las campañas de alfabetización.

Regresa a Nicaragua aprovechando el ambiente de amnistía que se produjo durante el gobierno del doctor René Shick Gutiérrez y se integra como dirigente del partido Socialista Nicaragüense, escribiendo en “Orientación Popular”.

Se organiza en la guerrilla

Posteriormente se formó el ala militar del Partido que comandaba Jacinto Baca Jerez, que se llamaron Fuerzas Armadas Revolucionarias de Nicaragua.Wilfredo era el responsable del Frente Interno.

Este movimiento guerrillero que fue patrocinado por el PSN funcionó hasta que la Guardia Nacional mató a Jacinto Baca en un tiroteo que se produjo en la población de Rota y Wilfredo fue capturado en Managua.

Fue torturado en las cárceles de la Oficina de Seguridad Nacional (OSN) y presentado en una conferencia de prensa en la Loma de Tiscapa en la que los periodistas se sorprendieron al conocer la gran capacidad política, ideológica y literaria de Wilfredo.

En La Modelo fue compañero de celda de Lenín Cerna, Jacinto Suárez, Daniel Ortega y los otros presos. Al salir de la cárcel, siguió trabajando en el periódico “Orientación Popular” y laboró ocasionalmente en algunos medios como Radio Mundial, donde hacía el libreto de un programa que se llamaba “Cosas que pasan”. También trabajó en el noticiero “El Pensamiento”, con Allan Téfel, brevemente trabajó en Unión Radio, ya que la OSN lo perseguía y no lo dejaba laborar.

Wilfredo en los 80

Después del derrocamiento de Somoza, Wilfredo se integró como periodista de tiempo completo en Radio Sandino, donde volvió a poner su programa “Apretando la tuerca”, que lo hacía con Eligio Álvarez Montalbán. También participaba en “Línea Directa”, donde hacía gala de sus conocimientos políticos y literarios.

En ese programa entrevistó a Gabriel García Márquez. La comparecencia tuvo un gran impacto por la calidad del entrevistado y la del entrevistador. Permaneció en Radio Sandino durante tres años, luego pasó a trabajar al Departamento de Relaciones Internacionales del FSLN y de ahí salió nombrado Ministro Consejero de la embajada que Nicaragua en la extinta República Democrática Alemana (RDA).

Una vez que retorna a Managua se vuelve a integrar al DRI-FSLN. Posteriormente pasó a trabajar en el diario Barricada y después a EL NUEVO DIARIO.

Cuando el FSLN pierde el poder en las elecciones de 1990, Wilfredo se fue a León y fundó la librería “El Quijote”, haciendo gala de sus conocimientos literarios y por lo consiguiente se convierte en una autoridad en el negocio de los libros.

¿Completó las 750 cotizaciones?

“Chuno” es del criterio de que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) debe examinar una pensión a Wilfredo porque cotizó por 15 años después de laborar en varias empresas como Radio Sandino, Barricada, EL NUEVO DIARIO, el DRI y la Cancillería.

Apuntes del doctor Julio Briceño
En los apuntes históricos del doctor Julio Briceño, ex Secretario General del PSN, encontramos lo siguiente: “Conocí a Wilfredo en Cuba, a mediados de 1960 en el I Congreso Latinoamericano de Juventudes. Allí me encontré con un grupo de patriotas nicaragüenses”.

“Yo había llegado de Tegucigalpa donde estuve refugiado en la casa de Guillermo Suárez Rivas, socialista nicaragüense, exiliado en Honduras. Wilfredo y Rodolfo Romero Gómez residían en Cuba, también Carlos Fonseca Amador, Silvio Mayorga y Tomás Borge, después de la creación del FUN (Frente Unitario Nicaragüense) en Venezuela. Y Pedro Turcios llegó con Onofre Guevara, para representar al PSN”, dicen los apuntes.

“Wilfredo fue militante del PSN, lector marxista incansable, empedernido, tiene el gran mérito de ser autodidacta de origen campesino, criado por su abuela, una heroica mujer delgada, de aspecto gastado como los largos caminos polvorientos, analfabeta y con rostro enjuto que reflejaba un gran carácter forjado en los sufrimientos del campo, la traía amorosamente a mi clínica donde fue mi paciente por varios años”, se lee en los apuntes.

“Anaximandro Pérez”

Con gran vocación para la oratoria, la exposición y la locución, dedicó su vida al periodismo revolucionario desde que estaba en La Habana, y luego en Nicaragua en el semanario del PSN “Orientación Popular”, “Tribuna”, etc., donde escribió por mucho tiempo una columna humorística: “ANAXIMANDRO PÉREZ”.

Wilfredo nunca demostró ningún interés por cargo alguno, que por su sólida capacidad pudo ocupar, pero siempre estuvo bien dispuesto a cumplir las tareas desde su trinchera de lucha contra la injusticia social.