•  |
  •  |
  • END

La primera vez que Anita Huang, la nueva consejera económica de la República de China Taiwán, habló en público en Managua lo hizo para animar a los empresarios nicas a “explorar” el nicho asiático.

Huang puso pie en el territorio hace más de un mes. Cuenta que la información que obtuvo del país, previo a su arribo, tuvo que ver con el agro. “Supe que en Nicaragua el sector agropecuario es fuerte, y yo me he dado cuenta que es así. Aunque hay productos no tradicionales con incidencia en el mercado”, refiere.

A diferencia del asiático tradicional, Huang es tan sociable como cualquier latina. “Quizá tiene que ver mi vinculación con la región. He estado en Argentina, en Colombia… he tenido mucho trato con la gente”, dice sin dejar de sonreír.

Pero no sorprende sólo por eso. Ella, experta en temas comerciales y económicos, es fan de poetas como Pablo Neruda y escritores como Gabriel García Márquez, a quien conoció echando mano de “información de la calle”.

“Supe que frecuentaba un lugar y lo fui a buscar con otros funcionarios, así lo conocí y obtuve su autógrafo”, comenta sin evitar sonrojarse. Aunque luego se repone indicando que Nicaragua tiene cancha en su país, en términos comerciales.

“El Tratado de Libre Comercio (TLC) que suscribió Nicaragua con Taiwán, que entró en vigencia en el 2008, da para mucho. Hay que aprovecharlo, no sólo un poquito, sino mucho más”, enfatiza.

Según el último informe comercial de Taiwán, en enero del 2010 las exportaciones de Nicaragua a ese país alcanzaron USD 1.9 millones, contrario a enero del 2009 donde totalizaron los 0.5 millones de dólares.

En cuanto a las importaciones de Nicaragua procedentes de Taiwán, en enero 2010 éstas sumaron los USD 2.2 millones, frente al millón que totalizaron en el 2009. “El tratado es beneficioso, aumenta el comercio, pero, reitero, da para más”, enfatiza Huang.

Usted ha comentado que el tratado no se ha explotado por falta de promoción… ¿A qué se debe, qué ha fallado?
Si, no ha habido suficiente promoción de los beneficios del TLC. Uno pregunta a los empresarios y no saben que pueden introducir mercancías sin impuestos, no saben mucho del acuerdo comercial. Por eso se realizó un seminario de información para explicar todo esto, para explicar los beneficios del tratado, y resultó muy positivo. Estamos muy contentos por eso.

Pero, ¿qué tanto interés ve en el sector privado nica, en el mismo Gobierno…?
Hay interés, si lo hay. En la oficina nuestra estamos recibiendo consultas sobre el mercado. Sobre este y otro producto. Nicaragua tiene una oferta muy interesante. Puede exportar más café y más azúcar a Taiwán. También puede exportar más carne. Taiwán es un mercado fuerte en Asia y en el mundo.

El ingreso per cápita de un taiwanés es bueno (de 33 mil dólares en promedio, si se calcula en paridad del poder adquisitivo). Tiene poder de compra. Pero hace falta más promoción por parte de Nicaragua de sus productos.

La carne nicaragüense se come en los mejores restaurantes del país pero esto nadie lo sabe en Taiwán por la falta de promoción. El café nicaragüense gusta mucho, la gente lo saborea, pero nadie sabe que ese café es producido en Nicaragua porque hace falta más promoción y en esto queremos incidir. Si hay conocimiento del mercado y hay promoción, hay más ventas.

Específicamente, ¿qué acciones están considerando al respecto?
Varias, son acciones conjuntas con el sector privado y con el Gobierno. Mi prioridad este año, por ejemplo, es impulsar la feria Exponica y la feria que realizaremos en Taipei a mediados de año.

Esta feria es muy importante porque presenta lo mejor de lo mejor. Allí los asistentes podrán conocer la mejor maquinaria por ejemplo y la mejor tecnología. Así que es muy importante que los empresarios nicaragüenses se animen a participar no sólo para conocer nuevas innovaciones, sino para presentar sus productos pues la feria es muy concurrida.

Nosotros estaremos apoyándolos, al menos estaríamos contribuyendo un poco monetariamente. También queremos propiciar la comunicación y las alianzas entre gremios nicaragüenses y taiwaneses, entre empresas de acá y de Taiwán. Queremos, además, establecer un convenio con el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific) para apoyar técnicamente a la micro, pequeña y mediana empresa.

Queremos que florezca el comercio bilateral, que crezca también en este segmento que es uno de los que más empleo genera en Nicaragua, según conocí.

Si todo marcha a como esperan, ¿en qué tanto podría crecer en el 2010?
Estimo que entre un 20 y 25 por ciento podría ser el crecimiento comercial. Puede llegar a 13 millones de dólares respecto a Taiwán. Nicaragua exportó a Taiwán en 2009 alrededor de 21 millones de dólares (10 millones de dólares menos respecto al 2008) y este año podría crecer en un 20 por ciento. Taiwán pese a la crisis económica mundial, muestra un buen comportamiento en su balance comercial y tiene capacidad de compra. Es un buen mercado para el mundo, y por supuesto para Nicaragua.

Aparte de café, azúcar y carne, ¿qué otros productos tienen chance en Taiwán?
Los mariscos, la madera y el cacao, entre otros. Hay suficiente mercado, todo es que se vaya al mercado y se promuevan. En café, azúcar y carne pueden exportar más. También para esto es importante el espíritu emprendedor, nosotros queremos hacer nuestro aporte en esto y creo que el convenio con el Mific ayudará mucho en eso.

¿No ve mucho esfuerzo en ese aspecto?

Los nicaragüenses son bien talentosos y creativos. Eso lo he visto ya. Creo que hay que empujar más acciones, más programas, que permitan, diría yo, impulsar más lo que tienen.

En Taiwán hay tecnología de punta y en Nicaragua la oferta exportable que predomina es la agropecuaria, así que este es un intercambio bueno, interesante. El TLC es una gran oportunidad para Nicaragua y para Taiwán. Entonces hay que aprovecharlo y en esto vamos a cooperar.

Ve atractiva a Nicaragua

La nueva consejera económica de la República de China Taiwán, Anita Huang, dice que le gusta Nicaragua. “La gente es muy hospitalaria, es muy cálida. Me gusta eso”, indica.

También refiere que Managua es una capital diferente. “No hay mucha gente, se puede caminar. En otras capitales como la de Colombia y Argentina esto es bien difícil porque son bien pobladas, la gente va a un lado y va a otro, pero en Managua es más fácil hacerlo. Esto también me gusta”, sostiene.

Huang ya visitó Granada, ciudad que le impresionó no sólo por su arquitectura sino también por ser la “capital” de la poesía. Huang admira la literatura nica, de manera que una de sus metas es la de conocer al escritor Sergio Ramírez Mercado.