•  |
  •  |
  • END

El procurador Hernaldo Chamorro, jefe de la Unidad Anticorrupción de la Procuraduría General de la República, PGR, afirma que luchan “tenazmente” contra el flagelo que destroza de manera clandestina los dineros públicos, pero que lo hacen como institución, no con el objetivo de aparecer en los medios de comunicación.

Para cada pregunta tiene una respuesta, a veces lógica y creíble, pero también divaga un poco cuando se le mencionan ejemplos concretos en los que se ha esperado más de la PGR. Se rasca la cabeza cuando siente que no convence y trata de explicar las debilidades de la ley y que no son los únicos responsables.

Dice que la lucha contra el mal, no es solo de una entidad, sino de una “cadena institucional” y cuando uno de sus eslabones falla, lo más probable es que los demás sufran esas consecuencias y que los que dilapidan el erario se salgan con la suya.

Obsesivo con los medios
Tiene cinco años de estar en la PGR, es decir, la conoció antes de que asumiera las riendas el actual procurador Hernán Estrada, y por eso es categórico en asegurar que la manera de trabajar ha cambiado, y que hoy, como no ha visto antes, se lucha contra la corrupción, aunque a su parecer, los medios venden una idea distinta.

¿Por qué hay la percepción de que en la PGR no se trabaja con tanta beligerancia como antes en la lucha contra la corrupción?
Depende de quién sea esa percepción, porque un ejemplo de eso es el Diagnóstico sobre el Cuarto Ciclo de Medición de la Corrupción presentado en noviembre del año pasado, ahí hay datos reveladores, como por ejemplo que en el año 2006, el índice de denuncia ciudadana por casos de corrupción era mínimo, ¿por qué? Bueno, porque había entre la población apatía y miedo, pero al compararse con esta administración, el nivel (de denuncias) se eleva y cualquiera diría ¡ah! es que hay más corrupción y no es así necesariamente, porque nuestra visión es que hay más confianza de la población de llegar a las instituciones a denunciar.

En la lucha contra la corrupción se está trabajando fuertemente y como ejemplo te menciono que ha habido acuerdos interinstitucionales sobre el tema, por ejemplo, el de la Procuraduría General de la República, PGR, Ministerio Público y la Policía Nacional.

Con ello hemos coordinado de una mejor manera la batalla contra ese mal, casos específicos y casos generales los estamos llevando tanto los que nos llegan de la Contraloría General de la República, por denuncia ciudadana y estamos haciendo todas las acciones que en ley nos corresponde.

Cuando se trata de una denuncia ciudadana, pues lo que hacemos es recibirla, verificar y documentar, y una vez que se logra eso, y se está frente a un posible caso de corrupción, vamos y lo denunciamos ante la Policía, porque esto es una cadena de acción en la que están involucradas todas las instituciones que te he mencionado.

La lucha está y tan es así que el 99 por ciento de los casos de corrupción de antes y los actuales, han sido impulsados por la Procuraduría General, hay muchos que se han llevado a los juzgados, evidentemente que nos gustaría que se ventilaran con mayor rapidez, pero por su propia naturaleza, tienen un proceso lento. Es que se requiere de muchas evidencias a veces institucionales, esperar que la Contraloría se pronuncie o documentos del extranjero.

Algunos casos
¿Cuántas denuncias han recibido que han terminado en juicio?
Varias. En diciembre del año pasado se presentaron doce acusaciones por corrupción y te menciono casos como uno de fraude en la Asamblea Nacional, otro de la DGI, y un caso de cohecho en el MTI, por coimas que algunos empleados estaban cobrando. Hay casos de corrupción, lo que pasa es que no tienen la dimensión que ustedes quisieran, los casos que están viniendo se están trabajando.

¿Ha habido denuncias de corrupción en contra de la actual administración?
Los casos entran porque vienen de la Contraloría y por denuncia ciudadana, y les estamos dando seguimiento.

¿Hay algún informe que diga cuántos son los de la actual administración?
Hay varios, lo que pasa es que por política institucional no hacemos alboroto con los medios como se hacía antes, simplemente actuamos.

¿Cuáles?
Los que te acabo de mencionar, por ejemplo, pero como repito no tienen la envergadura que a ustedes (los medios) les gusta.

Los emblemáticos
Kamusi, Tecnosa, Gero Ici, por mencionarle algunos ¿Están como casos de corrupción de esta administración?
Es que ahí está el problema, ustedes tienen que entender que las cosas no caminan de esa manera, porque nosotros no actuamos solo porque los medios dicen que hubo un caso de corrupción y no es que lo que hacen los medios no se tome en cuenta, claro que sí, pero por responsabilidad profesional e institucional, el Procurador no va a salir corriendo para acusar o denunciar, no podemos hacerlo así.

¿Y cuando las evidencias están ahí?
Evidentemente que actuamos, porque si tengo el informe de auditoría, los cheques, los comprobantes para llevar adelante un proceso penal, no tengas la menor duda de que lo llevamos ante el juez en conjunto con la Policía y el Ministerio Público, porque el objetivo real es que yo pueda sostener una acusación de ilícitos contra el Estado, pero en un proceso penal no puedo actuar porque “Juan Pérez” dijo que “Chico los Palotes” hizo, porque ese caso se me va a caer más adelante.

En el caso Kamusi había una evidente intención de defraudar al Estado con una empresa fantasma y Gero Ici igual, la misma Contraloría detuvo los procesos de aprobación de exclusión de procedimientos pedidos por el presidente Ejecutivo de ENEL, Ernesto Martínez Tiffer, al constatar eso.

Si hay documento de la Contraloría relacionada a eso, debería estar aquí y nosotros analizar qué pasó, porque yo te aseguro que toda resolución que la Contraloría documenta y remite a la Procuraduría, nosotros estamos en la obligación de darle seguimiento y lo hemos hecho.

Hay que tomar en cuenta que crear y documentar un caso de corrupción no es de la noche a la mañana y más aún sostenerlo para acusar y no sólo eso, sino lograr una condena contra los involucrados, y eso se logra, haciendo que la cadena de trabajo en la lucha contra la corrupción funcione, porque nosotros podemos estar trabajando, pero si las otras instituciones tienen otras prioridades…
La acción de la Contraloría
El caso de Tecnosa demostró tráfico de influencias a favor de Francisco López y ustedes nunca lo retomaron.

Lo que pasa es que te repito, que nosotros tenemos que tener suficientes elementos de prueba para llevar las cosas a un proceso y la Contraloría no nos envió documentación que nos ayude a sustentar lo que vos decís.

Porque la Contraloría, lo dijo el contralor Guillermo Argüello Poessy, no puede determinar tipos penales como ese y además “no son detectives”.

La Constitución le da a la Contraloría para fiscalizar todas las instituciones y todos los actos en los que existan fondos del Estado, y efectivamente no existen leyes casuísticas que digan que son para determinado hecho o personaje, pero de que la Contraloría puede actuar en el sentido que vos mencionas, definitivamente que sí puede. Entiendo que a ustedes (END), que son los que hicieron la investigación, les provoque alguna frustración que no se haya llegado a más, pero tienen que entender que hay un orden de trabajo y si las instituciones facultadas para hacer y determinar presunciones o responsabilidades, no lo hacen, no podemos actuar porque el juez va a tomar en cuenta lo que diga la Contraloría, órgano llamado a fiscalizar el buen uso de los recursos públicos y si el juez no encuentra pronunciamiento de la Contraloría, pues dirá no hay nada que hacer y lo que es peor, que el caso quede finiquitado con una resolución de cosa juzgada.

¿No puede la PGR actuar cuando ve que la Contraloría pudo haber hecho más?
Claro que sí, pero preferimos tener respaldo del ente contralor, porque cuando nosotros llevamos un caso a proceso nos gusta sostenerlo y dirigimos la investigación en dos vías: se busca la evidencia para demostrar el ilícito y otra para recuperar el patrimonio, porque no solo nos interesa que el tipo caiga preso y cumpla la condena, sino también resarcir el daño.

Si se puede hacer más se hace, no nos quedamos solo con lo que nos mandan, pero hay que ver por qué ellos no actúan, porque tampoco le pueden dejar el trabajo a la PGR, la ley faculta a la Contraloría a hacer su trabajo de conformidad con la ley, de poderse hacer de parte nuestra más si se puede, pero el problema es que cuando lleguemos a los juzgados se nos va a caer y no es ese el fin, es decir perseguir por perseguir para salir en los medios diciendo que nosotros hicimos lo que los otro no y al final se nos caiga el trabajo, no es esa la meta.

También no se puede perder de vista que contra nosotros también se amparan y ha habido ocasiones en las que ni siquiera es contra la resolución de la Contraloría, sino contra la investigación y eso nos para el trabajo.

Facultades limitadas
¿Es decir que si la Contraloría dice que un edificio no se cayó, aunque ustedes sean testigos de que sí se cayó, no hacen nada?
Es que no es como ustedes ven las cosas, de que no queremos actuar, lo que pasa es que hay leyes que determinan el rango y ámbito de acción de cada institución, y aunque podamos hacer más, tenemos que regirnos por lo que la ley dice, y en este caso las evidencias las recogen ellos (CGR) y su opinión, al menos en casos de fraude contra el Estado, pesa mucho, nosotros tenemos facultades, pero son limitadas.

¿Qué pueden hacer para cambiar eso?
Frente a eso existe iniciativa por parte del procurador Hernán Estrada, para reformar la Ley Orgánica de la PGR, está en la Asamblea, que nos permita más libertades, que no nos obliguen a agachar la cabeza ante el Ministerio Público y estarle pidiendo que se pronuncie, lo mismo ante la Contraloría, porque ellos tienen un orden jurídico, un marco regulatorio y nosotros no podemos ir contra eso, porque nuestras funciones las dicen la Ley 411.

¿Cómo se miden ustedes en la efectividad de su trabajo?
Evaluaciones periódicas, actualización de la información y hablando con la gente, pero no solo eso, ahora se nos está midiendo en el Foro Interamericano Contra la Corrupción y casualmente el Procurador Nacional Penal anda rindiendo un informe sobre lo que estamos haciendo, las recomendaciones que nos hacen son mínimas y tratamos de cumplirlo siempre, y prueba de eso es que el Diagnóstico lo dice.

Énfasis en lo preventivo
¿Hay corrupción o no en el gobierno actual?
Lo que te puedo decir es que la gente está confiando más en las instituciones que luchamos contra la corrupción, está denunciando más que antes y eso no significa que haya más corrupción que antes, porque tenés que tomar en cuenta que la manera de combatirla se divide en dos: la preventiva y la sancionatoria.

Nosotros estamos haciendo mucho énfasis en lo preventivo y por eso la Oficina de Ética Pública está capacitando a decenas de funcionarios, se está trabajando en hacer conciencia y se está yendo a las escuelas, a las universidades, porque el efecto sancionatorio es muy poco para bajar los índices de corrupción y los especialistas dicen que donde se debe hacer énfasis es en la prevención, es decir ser pro activo no reactivo, diciéndole al niño que no tome las cosas que no son suyas, que no se copie, que no plagie trabajo.

¿Hay o no?
Ya te mencioné los casos que hemos llevado a los juzgados.