•  |
  •  |
  • END

Managua, aunque es una capital desordenada, da para mucho. En el último año una de las ofertas más novedosas son los hoteles “culturales y verdes”, que recogen un pedacito de la cultura popular. Aptos para el turista que se encasilla en lo histórico y ambiental. Incluso para el que viene a hacer negocios al territorio.

Una muestra de eso es el nuevo Hotel Güegüense. Su gerente, Silvia Marín, destaca que con éste buscan promover la tradición local. “El Güegüense somos nosotros y eso queremos resaltarlo, además, hay que recordar que (en 2005) fue declarado Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, y eso se tiene que dar a conocer”, subraya. Es, entonces, como una casa cultural.

De entrada, el hotel --ubicado en las cercanías de la Estatua de Montoya-- muestra en su lobby murales que revelan paisajes de toda Nicaragua. Las 16 habitaciones no se nombran por números, sino por los departamentos locales, de modo que cada una tiene un motivo de cada zona del interior del país con su kilometraje a mano.

Así, el huésped tiene la oportunidad de dormir en León, en Granada, en Rivas o bien en Nueva Segovia o en el Caribe, apreciando, de paso, refranes locales, e iluminándose con candiles modernos que carecen de mecha.

La comida y la bebida del hotel son típicas. Allí destacan el gallo pinto, los buñuelos, la chicha, el pinolillo y el pinol, entre otros. Aunque está la opción de alimentos extranjeros “pero bastante sencillos”, indica Marín tras reiterar que todo lo reciclan.

Para turista de negocios

Otro hotel que sobresale es Mozonte, ubicado en Bolonia. Éste lleva su nombre en alusión al municipio más pintoresco de Nueva Segovia, por su artesanía de barro, donde aún habita una comunidad indígena.

Se define como un hotel pequeño, “artesanal”, de 16 habitaciones, pero con todos los servicios tecnológicos.

“Es amigable con el ambiente: los aires acondicionados están a una temperatura de 24 a 26 grados, el cambio de sábanas tratamos de no hacerlo a diario si el cliente lo aprueba, y utilizamos químicos en una proporción mínima”, dice el gerente José Abraham Rodríguez Martínez.

Aloha, “hola” en hawaiano, se suma a lista. Este hotel tiene como símbolo la piña, propia de sitios como Ticuantepe y La Concepción. Ésta es, además, considerada como un distintivo de bienvenida, según sus empleados.

Aloha apunta a la familia y al turista de negocios. Hace hincapié en el cuido ambiental. Una de sus ventajas es que está ubicado por la nueva zona viva de Managua. A éste se agrega el hotel Downtown, situado en el “centro” de la ciudad.

Este último destaca, sobre todo, como hotel verde. Su propietaria Carla Miranda explica que cuenta con ocho habitaciones iluminadas con bujías y ojos de buey ahorrativas.

“Los grifos del agua también son especiales porque no desperdiciamos el vital líquido. Incluso los televisores son ahorrativos y los techos de los baños son iluminados con luz solar”, apunta Miranda, indicando que también reciclan la basura y promueven los sitios culturales de la ciudad.

“Eso lo hacemos siempre porque la mayoría de nuestros clientes son nicaragüenses que tienen más de 20 años de no radicar en el país y se dedican a los negocios”, enfatiza Miranda.

Tour por la ciudad

Los hoteles descritos también orientan a los turistas sobre los tour que pueden tomar en la capital. Algunos como Downtown y Aloha hasta les organizan itinerarios en los principales mercados y ciudades cercanas a Managua, como Granada, Masaya y Catarina.

Otros, como Mozonte y Güegüense, los ponen en contacto con tour operadoras y guías turísticos para recorrer zonas de interés.

Los costos

Precio por habitación: Entre 50 y 85 dólares*
*Incluye desayuno y acceso a varios servicios como internet. En algunos hay tarifas especiales.

A quién contactar

Hotel Güegüense: Silvia Marín: 83806414 -22680407
Hotel Mozonte: Ligia Alvarado: 22660686
Hotel Downtown: Carla Miranda: 88102414,
Hotel Aloha: Norelis Cuadra: 22770251