• |
  • |
  • END

Ometepe es uno de los destinos turísticos más visitados del país, incluso fue nominada dentro de las nuevas maravillas naturales del mundo. Entre sus atractivos están: ser la isla más grande dentro de un lago, y la única que posee dos volcanes activos, comenta el director de Flora y Fauna Internacional en Nicaragua, José Urteaga Augier.

Además, posee una variedad animal y en entre su flora se destacan las vistosas orquídeas, por estas razones y otras, Ometepe fue postulada para ser la tercera Reserva de Biosfera del país, afirmó el representante de la Unesco en nuestro país, Juan Bautista Arrien.

El ministerio de Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, en conjunto con organizaciones ambientales y las alcaldías de Altagracia y Moyogalpa, presentaron ante la Unesco la iniciativa de Ley que declare a la isla de Ometepe Reserva de Biosfera, para lo cual se contó con la firma de más de cinco mil personas que apoyaron la moción.

Hay grandes posibilidades

Arrien comentó que la mesa del programa “El hombre y la Biosfera”, conocido por sus siglas (MAB), se reunirá el 22 de mayo en París, y Ometepe tiene grandes posibilidades de lograr esa nominación.

Urteaga Augier, coordinador del programa de Flora y Fauna en Nicaragua, comentó que se encuentran muy entusiasmado con la nominación, pues Ometepe es un lugar muy especial, no sólo para Nicaragua sino también a nivel mundial.

“Se hizo una presentación tanto por su riqueza en biodiversidad, como por su riqueza cultural. Además, por su punto estratégico, ubicado dentro del Lago de Nicaragua, que es uno de los reservorios más grandes de agua dulce de la región centroamericana”.

Agregó que llevan más de un año trabajando en esta propuesta, donde han participado activamente la población local y la alcaldía. “Creemos que tenemos muchas posibilidades para lograr esta nominación de Reserva de Biosfera”, recalcó el representante de Flora y Fauna Internacional.

Los desafíos

Urteaga Augier dijo que hay grandes desafíos a partir de la postulación, y uno de ellos es crear la Ley a nivel nacional que se declare la Reserva de Biosfera, pues Ometepe ya fue declarada como área protegida.

También se establecerán lineamientos para la utilización de sus recursos naturales de manera sostenible, así como mecanismos que potencien el desarrollo urbanístico, turístico, agropecuario, forestal, y pesquero, todos con alto grado de protección ambiental.

Otro de los desafíos son los recursos financieros para mantener estas áreas protegidas, dijo Urteaga Augier. “Hay que reconocer que el presupuesto de la nación en este momento es muy débil, sin embargo, Ometepe tiene la capacidad de generar mecanismos financieros a través de un cobro modesto a los turistas”.

“Esto asegurará el financiamiento para impulsar los trabajos de conservación, educación ambiental, el staff de guardaparques, el personal de coordinación del área, y eso es una gran diferencia entre Ometepe y el resto de las reservas del país”, dijo el representante de Flora y Fauna Internacional.