•  |
  •  |
  • END

Es descendiente de un inglés que llegó de Gales en 1898. Nació en Managua, y es hijo de un empresario. Llegó a ser corredor de Motocross, deporte que lo dejó en silla de ruedas, pero su amor por la vida lo ha colocado como presidente de dos empresas que operan en Nicaragua.

Nos referimos a Albert W. Griffith, el guitarrista de la “La Pared”, grupo especializado en interpretar música de rock clásico.

También es presidente de la Almacenadora Financiera de Nicaragua S.A., (Alfinsa) y de la Urbanizadora y Constructora S.A., (Urbycon).

Tiene 46 años de edad y está casado con Karla Valle. Sus hijos son tres: Vanessa, Albert y Melissa.

Inició sus estudios en el Colegio Centroamérica y luego del terremoto de 1972 que devastó Managua, emigró a Corinto donde siguió sus estudios en el colegio “San Luis Beltrán” y después regresó al centro dirigido por los jesuitas.

Su secundaria la hizo en Miami, Estados Unidos, y en 1981 inició sus estudios universitarios. Al retornar nuevamente a Managua, hizo un postgrado en Finanzas y cursos avanzados de logística en la Universidad de Georgia Tech en
Atlanta, pues la influencia de su familia en el mundo empresarial lo llevó a incursionar ese campo.

Cuando vivió en EEUU Albert hizo de todo, igual como lo que pasa cualquier latinoamericano en ese país; es decir, barrió calles, fue cocinero, recogió basura, fue cajero. “En resumen, aprendí a trabajar y a ganarme la vida”, mientras realizaba mis estudios universitarios.

Después de una década de desempeño ejecutivo en aquel país, en 1995 volvió a Nicaragua cuando tenía 32 años de edad.

Estando fuera del país se casó con Karla, a quien conoció en Miami, y ahí nació su primera hija en el estado de la Florida.

¿Porqué decidiste regresar a Nicaragua?, le preguntamos al empresario-músico y respondió: “La Patria llama, quería regresar y busqué diferentes proyectos que podría realizar en Nicaragua, hasta que encontré con mi papá (quien también lleva el mismo nombre y el primer apellido de nuestro personaje), con Alfinsa que es un Almacén Financiero, Almacén Fiscal, Agencia Aduanera y Operador Logístico”.

“Este proyecto (la empresa) lo desarrollamos desde 1995 hasta la fecha, y de este negocio se han realizado otras actividades independientes”, dice Albert, quien solamente tiene una hermana que trabaja en una agencia naviera de la familia Griffith.

Sobre los gobiernos que han pasado en Nicaragua
Cuando le preguntamos su opinión por los diversos gobiernos que él ha visto pasar desde que comenzó a trabajar en el mundo empresarial con su padre, Albert dice que en Nicaragua siempre se han presentado oportunidades para hacer negocios, “aunque en estos momentos la situación está un poco difícil, pero sí hay oportunidades”.

“No hemos sentido obstáculos, sino oportunidades”, afirma, tras reconocer que en general los negocios están “un poquito caídos” y que hay cierta resistencia de la gente a invertir por factores tanto internos como externos, pero que en medio de todo hay señas de recuperación.

Albert manifiesta que en Alfinsa tiene 60 trabajadores administrativos y con las otras empresas unos 150 empleados directos, entre administrativos y operativos que laboran en el grupo.

Aclaró que esta es una empresa familiar que viene operando desde 1903, que luego se ramificó a una agencia naviera, un almacén, y en 1995 logramos convertirla en un almacén general de depósitos”.

“Somos representantes NYK Line, Lloyd´s Agency (Lloyd´s de Londres), ZIM Integrated
Shipping Services, LTD., Eukor Car Carriers, entre otros”, dijo Albert, quien precisó que la “semilla” de las empresas de los Griffith la estableció el inglés. Calcula que su bisabuelo inglés llegó a Nicaragua a finales de 1800 instalándose en Matagalpa.

Pink Floyd y los negocios
Albert perfectamente puede amarrar un buen negocio en cualquiera de las empresas que dirige, y horas después toma su guitarra Steinberger para tocar con su banda cualquier tema del álbum “The Dark Side of the Moon”, o cualquier otra producción de la banda inglesa.

“A mí me gustó la música desde chavalito, siempre la guitarra eléctrica me atraía y siempre quise dominarla”. Toca guitarra desde la edad de 15 años y en Miami formó parte de varios grupos musicales y participó en grabaciones de discos, hobbie que dejó cuando retornó a Nicaragua, aunque en Managua tocaba esporádicamente. Después del accidente que lo dejó en una silla de ruedas, volví a tomar la guitarra, vi que podía dedicarle algo de tiempo a algo que siempre me ha apasionado”.

El destino le abrió otra puerta al conocer a los muchachos del grupo “La Pared” (todos profesionales: abogados, administradores de empresa, corredores de seguros, y un ejecutivo de una empresa distribuidora de motocicletas) y ya llevan cinco años desde que formaron el grupo musical.

La entrevista también fue una oportunidad para aclarar un concepto que tienen los fans de la agrupación, de que “La Pared” se especializa en interpretar temas de Pink Floyd.

Albert dice “Creo que parte del atractivo que tiene el grupo es que tocamos todo tipo de música, desde temas con sabor latino fuerte, rock clásico, rock en español y rock inglés y americano.

“La Pared” es una agrupación que también interpreta música de bandas clásicas de Inglaterra, sobre todo de la influencia conocida como “la invasión británica”, donde podemos ubicar a los Beatles, los Rolling Stones , Eric Clapton, Deep Purple, The Who, Queen, Los Kinks, Los Yardbirds, The Animals, Manfred Mann, The Hollies, entre otros.

Como nace el nombre de la agrupación
Expresó que el nombre del grupo musical nació cuando se les ocurrió hacer un pequeño tributo a Pink Floyd, en base a la habilidad que tenemos, y fue cuando le pusieron el nombre al grupo “La Pared.

Por eso es la vinculación a la banda que inicialmente integraron el guitarrista Bob Klose, el baterista Nick Mason, el teclista y vocalista Richard Wright, el bajista y vocalista Roger Waters y el guitarrista rítmico y vocalista principal Syd Barrett, que después fue sustituido por David Gilmour.

La alineación de “La Pared” es la siguiente: Enrique Sánchez, vocalista; Albert Griffith, guitarra y vocal; Claudio Taboada, guitarra y vocal; Carlos Taboada, bajo y vocal; Rodrigo Taboada en los teclados; Luis Jarquín, teclados y Johnny Rodríguez en la batería.

Los Taboadas son integrantes del buffete de abogados Taboada & Asociados, fundado por el doctor José Evenor Taboada, quien fue presidente del Banco Central de 1992 a 1997.

No viven de la música
“La Pared” tiene un carácter muy sui géneris, porque ninguno de sus integrantes vive de la música.

“Tratamos de sonar lo mejor que podemos, pero este es un hobby, porque a veces pasamos uno o dos meses sin ensayar, “pero cuando tenemos tiempo practicamos y montamos temas nuevos y no me esperaba a estas alturas de mi vida formar parte de un grupo seguido por la gente y que guste, pensaba que esos tiempos habían quedado atrás”.

Reconoce que algunos de los integrantes del grupo no tienen el tiempo o el nivel para tocar profesionalmente, aunque con dedicación quizás se pudiera.

Nuestro objetivo es sonar lo mejor que se pueda y satisfacer al público pero no vivimos de esto”, afirmó Albert.

En el grupo hay dos abogados, dos personas que trabajan en la industria de los seguros, y dos que laboran en una línea comercial internacional que importan motocicletas, dirigen restaurantes y cafeterías.

“Muchas veces no tocamos porque no tenemos tiempo, talvez uno anda fuera del país en labores profesionales, pero cuando tenemos tiempo para tocar encontramos donde hacerlo, ya sea en la Ruta Maya, la Casa de los Mejías, Moods, The Reef, y otros lugares”.

Este año “La Pared” tocó en el concierto de las motocicletas Harley-Davidson y también en actividades altruistas en beneficio del Hogar Pan y Amor, Conanca, Annef a beneficio de niños nefropáticos, y en el Teletón en conjunto con el Club Rotario, entre otros.

Número de guitarras
Alberth no recuerda la cantidad que guitarras que ha utilizado, pero sí la primera, una Palmer que era una guitarra barata, aunque también tuvo de las marcas Jackson, Fender Stratocaster, Gibson Explorer, Gibson Les Paul, una guitarra que la diseñó Lester William Polsfuss, quien murió el 13 de agosto del 2009. Fue un guitarrista de jazz estadounidense.

Actualmente Albert toca con una guitarra pequeña bastante inusual que se llama “Steinberger”, producida en EEUU por una compañía subsidiaria de la Gibson.

Utiliza ese tipo de guitarra porque es pequeña y le queda más cómoda, ya que tiene que tocar sentado en su silla de ruedas y para “el tipo de música que nosotros interpretamos es un poco incómodo el tamaño de las otras guitarras eléctricas”.

Por el momento, “La Pared” está “quieta” no puede tocar, ya que Carlos Taboada (abogado) está fuera del país haciendo un curso durante el mes de junio, lo cual el resto aprovecha para renovar repertorio.

Se define como una persona que le gusta la música, especialmente el rock clásico, aunque tuvo una tía-abuela que fue música.

“Yo aprendí a la brava, pero soy persistente y lo que me propongo trato de hacerlo. No me viene fácil la música, tengo que trabajarla y dedicarle mucho tiempo”.

Su afición por las motocicletas
Albert fue corredor de Motocross durante siete años, pero sufrió un accidente en una competencia de motos en Boaco porque la pista estaba un poco difícil. Este golpe en su vida le ocurrió en el 2003 cuando corría con una motocicleta 250 de dos tiempos.

“Al final de la carrera cometí un error, perdí la orientación y me caí en un brinco, creo que caí muy fuerte sentado en el suelo, y eso me causó el trauma en la columna”.

“Anduve en moto casi toda mi vida, pero cuando participé en esa competencia ya no estaba joven para andar con esas payasadas; la verdad es que me gustaban las motos y todavía me gustan, sigo de cerca las carreras de los profesionales”.

Corrió a la par de maestros en las competencias de motocross como Javier “El Rapidito” Mairena, Gustavo Paguaga, Gustavo Kühl, Billy Molina y Benjamin Lanzas, entre varios que se han retirado.