•  |
  •  |
  • END

Como el tercer rubro de la economía nacional, el oro ha cooperado de cierta manera a que la economía de nuestro país se dinamice, como muestra de la potencialidad de este mineral la encontramos representada en la Mina “La Libertad”, ubicada en el municipio del mismo nombre en el departamento de Chontales y la Mina “El Limón” en Malpaisillo, León.

La Mina “El Limón” y “La Libertad”, son propiedad de una compañía privada de nombre B2GOLD, que obtuvo la concesión de ambas extractoras de oro en el año 2007, donde adquirieron el 95 % de la primera y el total de la segunda. Esta empresa con sede en Vancouver, Canadá, tiene otros lugares activos de exploración en países como Colombia, Costa Rica y el extremo este de Rusia.

La Mina “El Limón” se encuentra activa desde el año 1941 y ha producido más de tres millones de onzas de oro, desde el inicio de sus operaciones.

El recurso geológico de Nicaragua es bastante extenso, por lo que agentes de esta mina se encuentran explorando reservas probadas en mina El Limón para siete años de operación.

Actualmente la Mina cuenta con un total de 520 empleados, de los cuales el 92 % son personas de comunidades aledañas como El Limón, Santa Pancha, La Palanca y otras, que son contratadas por ocho pequeñas empresas, propiedad de la misma minera.

45 mil onzas troy al año
Según, Martín Blandón, Superintendente de Seguridad y Medio Ambiente de la mina, ésta ha aumentado su producción a 45 mil onzas troy anuales, mientras que la de la Libertad, produce un aproximado de 90 mil onzas al año, además aseguró que el precio promedio de este mineral oscila entre un mil 250 y un mil 300 dólares por onza troy y que en este momento se encuentran procesando mensualmente un promedio de tres mil 400 a tres mil 600 onzas de oro.

“Hemos subido al tercer rubro más importante, primero porque el precio internacional del oro está en pleno auge, segundo porque hemos incrementado la producción, y por último hemos venido a dinamizar la economía local, así como la nacional”, enfatizó.

Beneficios a los trabajadores
El salario promedio es de 26 mil córdobas (un mil 230 dólares), para un jefe de área o gerente y el más bajo es de tres mil 655 córdobas (170 dólares), “los salarios aquí van en escala porque un empleado que labora en el subterráneo gana más que uno de la superficie”, dijo.

“Los turnos para los trabajadores de la mina son de siete de la mañana a una de la tarde, de una de la tarde a siete de la noche, de siete de la noche a una de la madrugada y de aquí a las siete de la mañana de nuevo, para cada turno cambio de personal”, comentó un minero.

Además, explicó que todos los trabajadores que son de comunidades cercanas, cuentan con agua y luz gratis, “tanto el agua como la luz son pagados por la compañía”, mencionó. Asimismo, reflejó que son beneficiados con la cobertura de todos sus gastos médicos y con todos los elementos del convenio colectivo, en los que figura una pensión por la muerte de cualquiera de los empleados o accidente que los deje con discapacidad, canastas básicas, útiles escolares para sus hijos, distintas capacitaciones, clases de mecánica, soldadura, mantenimiento industrial y un apoyo para la construcción de sus viviendas”, destacó.

Recalcó que a toda la población de las comunidades le ofrecen energía de manera gratuita, sólo el agua es la que ellos asumen, “nosotros como empresa de razón social pagamos 25 mil dólares mensuales, ya que compramos la energía a la generadora y la llevamos hasta nuestra subestación y de ahí la distribuimos a nuestras instalaciones y al pueblo”, relató.

Blandón aseveró, que con la recepción de todos estos beneficios de manera directa e indirecta, la operación de la minera ha dinamizado la economía local y nacional, “con el salario que reciben los trabajadores se generan compras tanto en la mina como en León, y además de las rentas de todos los contratistas, de comiderías, pulperías, farmacia, en pocas palabras todos los comercios dependen de la mina”, expuso.

Buena relación con sindicatos
Ratificó que han recibido de parte del gobierno central apoyo incondicional y que gracias a esto, no han tenido problemas con los distintos sindicatos, ya que éstos intercedieron para crear un ambiente o escenario de buenas relaciones, “ellos apaciguaron malos momentos que estábamos pasando, ya que llegaron a un acuerdo, porque los hicieron ver los beneficios reales y el impacto positivo que traemos para esta comunidad y por eso estamos invirtiendo y reinvirtiendo para mejorar”, agregó.

B2GOLD, ha hecho una inversión desde 2007 de seis millones de dólares, entre ellos tres millones para eficiencia o calidad de la empresa, y otros recursos como la exploración del terreno, “estamos haciendo una campaña fuerte de exploración con una inversión de tres millones 800 mil dólares de exploración que está descubriendo nuevas reservas que sin duda van alargar la vida de esta mina por muchos años más, porque sólo tenemos siete años de proyección, pero con esto pensamos tener muchos años más, porque somos benditos tenemos recursos naturales y minerales suficientes”, declaró.

“Un cambio de vida”
Lourdes Gadea, habitante de El Limón, un sector donde las casas son hechas de madera y tienen letrinas improvisadas, contó que se siente agradecida con los cambios que ha traído la mina a las comunidades, “estoy agradecida por lo que han hecho los de la mina, no pagamos ni un centavo en lo que es energía eléctrica, pero sí pagamos el agua que no es mucho, porque no consumimos tanto”, aclaró.

Mientras, Lesther Molina, operador subterráneo de la mina expresó que en la compañía minera se ha avanzado mucho en materia de seguridad, ya que reciben capacitaciones de 5 minutos durante el cambio de turno, “tengo siete años de trabajar en la mina y he notado cambio en todos los aspectos dentro de la mina, por ejemplo ahora hemos tenido un índice menor de accidentes y hay un mejor trato a los empleados, parece que hay un mayor control sobre la seguridad de los que trabajamos aquí, además de eso somos beneficiados con otras cosas que la empresa nos da como reconocimiento a nuestra labor, entre ellos es la cooperación para la construcción de nuestras viviendas y la energía, agua gratuita para nosotros los trabajadores”, refirió.

Asimismo Molina, enmarcó que entre las incidencias ocurridas en la mina transcurrió hace seis años, donde a un empleado le cayeron piedras pesadas y quedó muy mal y fue subsidiado por tres años, pero adjudicó que “esto ya no está sucediendo más”, porque ahora cumplen con cada una de las medidas de seguridad, “nosotros queremos que sigan así el ambiente laboral, ya que ahora hemos tenido menos accidente sólo de lesiones leves, y esperamos que sigan con este tipo de iniciativa que mueven al trabajador y que sigan invirtiendo en bien de todos nosotros”, promulgó.

Higiene y seguridad
Blandón marcó que la fórmula perfecta para que este mineral siga generando más divisas a nuestro país, son las normas de seguridad, ya que son lo primordial en la compañía. “Lo primero que hacemos es que el trabajador esté consciente de que él es responsable de su seguridad, por lo que le exigimos el uso de chalecos, cascos, botas de cubo de acero, listas de chequeos diarios y sistema de seguridad en sus respectivos carné, por lo que tenemos brigadas contra incendio, de rescate y primeros auxilios porque manipulamos explosivos, maquinarias pesadas y energía de alto voltaje”, dijo.

La empresa minera está contribuyendo con un plan de reforestación y cuido del medio ambiente y llevan plantados un total de 16 mil árboles de especies nativas como: cedro, pochote, caoba y madero negro y un total de tres mil 500 árboles ornamentales, como madroño, ciprés, choca y veranera.

De igual manera ejecutaron un sistema de recuperación de suelos de presas de cola, a las cuales cuando presentan un tajo, se rellenan, y comienzan a reforestar para recuperar el suelo, asimismo realizan un monitoreo de las aguas subterráneas, que envían al Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, con el fin de establecer un manejo de los desechos.

“Hemos trabajado fuerte y hemos robustecido el manejo de los aceites quemados y el manejo de la chatarra, educando a la población, teniendo recipientes de separación de sólidos y buscando empresas certificadas por el Marena que retiren los desechos y den el tratamiento adecuado en los lugares que tienen predestinado para ello”, advirtió Blandón.

Por último, dijo que este año fueron nombrados sede del primer encuentro departamental de las Comisiones Mixtas de Higiene y Seguridad, por representar un ejemplo de reglas y normas que se deben regir en una empresa de esta categoría, “nos sentimos halagados de haber sido escogidos por el Ministerio del Trabajo, Mitrab como centro de este encuentro, porque somos una de las empresas que nos preocupamos por nuestros trabajadores, que son los verdaderos actores para que tengamos éxito”, concluyó.

Historia reciente de las minas en Nicaragua
1979 (noviembre) El gobierno sandinista anuló todas las concesiones mineras expedidas por la administración anterior y la nacionalización de todas las empresas mineras que operan en el país. Las operaciones mineras a gran escala en la zona fueron suspendidas hasta que la industria minera fue nacionalizada.

1981: La industria minera fue nacionalizada.

1980: Las exportaciones de oro alcanzaron los 39,9 millones dólares .

1982: Las exportaciones de oro bajaron a US$ 15 millones de dólares.

1982 a 1985: Las exportaciones de oro fueron suspendidas.

1985: Nace la Corporación Nicaragüense de Minas (Inmine), filial de la empresa pública, que controlaba la mayor parte de la exploración minera del país y la producción.

1990: Después de un largo período de baja producción de oro, ésta casi se ha triplicado desde los 1.500 kg en 1996 a 4.450 en 1999.

1997: La prohibición de nuevas concesiones se levanta.

2001: La Asamblea

Nacional aprobó un Código de Minería, a pesar de la oposición de los pequeños mineros y ambientalistas, que argumentaron que con la ley se beneficiarían indebidamente las empresas multinacionales y conducir a daños ambientales, se estaba investigando la manera de proteger los intereses de los mineros en pequeña escala, y la nueva ley de presentación de declaraciones de impacto ambiental obligatoria.

2001: La producción fue 3.650 kg de oro y las minas de plata fueron en León, Chontales, Zelaya. La producción minera de 2001 incluyó la plata, 1.590 kg, frente a 4.000 en 1998; sal marina, 28.100 toneladas, frente a 15.132 en 1998, y del yeso en bruto y de la anhidrita, 28.100 toneladas, frente a 15.820 en 1997. Bentonita, cal, caliza, arena y grava y piedra triturada también se produjeron. Depósitos de hierro, cobre, plomo, antimonio y zinc se han descubierto.