•  |
  •  |
  • END

Generalmente, los pequeños empresarios demandan financiamiento. Cuando lo tienen, descubren que eso no es todo, que falta asesoramiento tanto en calidad productiva como en comercialización. Además, hacen falta conocimientos sobre el manejo administrativo de las empresas, diseño, inteligencia de mercados, entre otras cosas. En fin, la empresa como un todo no es fácil articularla.

Si no es fácil crear una empresa y mantenerla funcionando, mucho más complejo es unificar intereses de grupos distintos, y, al fin y al cabo, articular cadenas productivas que bajen los costos de producción, faciliten la confección de productos y conformen una cadena productiva.

Esa es una meta del grupo financiero Lafise, que está trabajando en articular cadenas productivas con pequeños artesanos de Masaya, cuyo eje principal sería el turismo “como motor de desarrollo”, explica Enrique Zamora, Gerente General de Lafise Agropecuaria.

Agropecuaria Lafise es una empresa del Grupo Lafise que trabaja con pequeños productores de Nicaragua, brindándoles financiamiento y asistencia técnica en la comercialización interna y en la exportación de sus productos, lo que les permite obtener mayores ingresos y contribuir al crecimiento económico del país.

“Es un servicio disponible que podría expresarse en centros de negocios, que incluye turismo, inversión, además van combinados, servicios financieros y de comercialización”, agrega.

El esquema es novedoso, pues no se trata de dar financiamiento a tasas de interés atractivas, al final hay programas similares. Ni tampoco se trata de dar asesorías u orientación sobre el negocio. Va más allá. Lafise ha establecido una relación de negocios con pequeños artesanos en los que ambas partes están participando juntos, en el impulso de las empresas. “No tengo interés en las empresas, les doy apoyo bajo el esquema de desarrollo, hago esa inversión para facilitar el financiamiento y la comercialización. Es un apoyo a los micro y pequeños empresarios (Pymes) que entran en de este modelo negocios”, explica Zamora.

Pymes buscan mayor eficiencia
Por ejemplo, en San Juan de Oriente Lafise ha logrado que los artesanos trabajen en el diseño y elaboración de las piezas de artesanías que pueden considerarse joyas de arte, pero al mismo tiempo, ellos mismos, con la creación de un centro de comercialización, pueden vender directamente sus productos.

De esta forma, el productor artesano obtiene un buen precio y reduce el margen de comercialización, lo que le permite obtener más ingresos, destacaron artesanos de este municipio artesano.

“Pues nos ha ido muy bien, porque es una oportunidad que se nos ha puesto a los artesanos, y ese es un proyecto que viene a mejorar nuestra situación. Es un negocio familiar en el que trabajamos mi hermana, los sobrinos que nos ayudan con la pintura y yo”, afirmó Ingrid Mena, artesana de madera de Nandasmo.

Ella ha trabajado en la talla de imágenes religiosas, y bajo este esquema logró desarrollar el negocio familiar aumentando tanto la cantidad como la calidad del producto que “se le entrega al cliente que viene directo al taller o por medio de tiendas donde piden encargos”, afirma la artesana.

Yamil Fuentes, artesano de la madera, mostrando las hermosas frutas que produce en su pequeño taller explica: “El objetivo es buscar mercado a nivel nacional e internacional, Lafise nos beneficia con crédito con un interés preferencial, pienso que vamos a salir adelante, ya que nos da un trato especial, y con una comercialización eficiente, no vamos a ser extorsionados por intermediarios”.

Un elemento importante y novedoso del esquema es que no se trata sólo de fabricar y de comercializar artesanías, sino de incorporarlas a otro esquema más ambicioso, una ruta turística.

“La gente visita los lugares y al mismo tiempo compra artesanías”, explica Zamora, al tiempo que muestra una de las casas de comercialización en Nandasmo, en la que se exhiben artesanías de diverso tipo y en la que además incorporaron a un nuevo artesano de latería “que vimos en una feria de San Juan del Sur”, hablaron con él y ahora es parte del circuito de negocios. En el lugar hay una variada línea de artesanías, que incluyen figuras religiosas, ollas de barro, cerámica. De forma que la idea es dinamizar el sector y darlo a conocer en los mercados internacionales.

Ya pasaron la frontera
De hecho, estos artesanos han dado a conocer sus productos en diferentes ferias internacionales, explica Zamora.

“Ya llevamos productos a Taiwan para una feria internacional, de Europa nos hicieron un pedido, toman las fotos, y ellos después mandan a decir que les manden tanto de éstas que están en las fotos. Se ha ido a Costa Rica, los artesanos también participaron en Festival de Poesía de Granada realizado este año. También tenemos una tienda de comercialización en San Juan del Sur disponible para los turistas”, agrega el gerente de Lafise.

Realmente, la experiencia ha facilitado la producción artesana, puesto que mediante esta alianza han logrado mejorar la posición de negociar ante los proveedores, obteniendo mejores condiciones de compra para los insumos. En el caso de los artesanos de San Juan de Oriente, Lafise compró ocho tornos para fabricación de las piezas, construyendo el horno de secado y las instalaciones del taller, los cuales están a disposición de los artesanos, quienes tienen la opción de comprarlas a medida con las utilidades que genera el negocio.

Esto les permite trabajar en mejores condiciones y al mismo tiempo crear nuevos diseños, afirmaron artesanos entrevistados.

Apoyo financiero
En este circuito están trabajando alrededor de 30 micros y pequeños empresarios, y la idea es proveer servicios financieros accesibles y eficientes, explica Zamora, razón por la cual en los centros de comercialización los artesanos también podrán solicitar crédito para sus negocios.

Zamora explicó que para obtener un crédito se hace la solicitud en las oficinas de Lafise, de donde son enviadas al banco para ser tramitadas en forma ágil. Esta relación de negocios está diseñada para que los artesanos que no pueden invertir en infraestructura, puedan trabajar en los talleres que el grupo acondicionó, y posteriormente puedan vender sus productos.

Adicionalmente, el grupo estableció una alianza con la empresa de envíos de paquetes DHL, lo cual permitirá que el turista que compre sus productos pueda enviarlos a sus países por esa vía, evitándose llevarlo cargado por aeropuerto, con el riesgo de que se le quiebre o deteriore, explica Zamora.

Masatepe busca marca de café
Como parte de este circuito, productores de Masatepe se han incorporado al circuito de negocios con una oferta interesante, según la explica Dolores Tapia, Presidenta de la Asociación de Cafetaleros de Masatepe.

Uno de los problemas que tradicionalmente tienen los productores de café en la zona es que no saben qué hacer con todos los subproductos que genera la finca, es decir, qué hacer con las frutas de los árboles de cítricos, aguacates, plátanos, bananos y mangos, entre otros, que dan sombra a los cafetales.

Ahora lograron integrarse al circuito de negocios y crearon un pequeño mercado de frutas y de vegetales en Masatepe, donde comercializan los productos que tienen en sus fincas, obteniendo de esa forma ingresos que normalmente no tendrían, ya que cuando llegan al mercado a vender sus productos, recibían cualquier precio, “ahora tenemos más control por el precio de nuestras frutas”, dijo la productora.

De hecho, la idea ha dado lugar al diseño para la construcción de una planta procesadora de frutas en San Marcos, tomando en cuenta la gran cantidad de frutas que se producen en la zona, explicó Enrique Zamora.

Al mismo tiempo, como cafetaleros están trabajando en la creación de una marca para el café de esa zona, e inclusive trabajan en mezclas para producir un tipo de café tostado y molido. Hasta ahora el café lo venden en uva, es decir, recién cortado.

Para este proyecto iniciaron conversaciones con los dueños de beneficios tanto húmedos como secos, para dar forma al proyecto, explica Tapia, quien afirma de esta forma se agregará más valor a la producción del municipio.