•  |
  •  |
  • END

Con la muerte hace una semana de Geo, un macho de cinco meses, la temporada de cría en cautiverio del lince ibérico de este año se cierra con un pobre balance. El año pasado fueron 18 los cachorros que se lograron dentro de este programa de cría en cautiverio, que, desde 2005, ha registrado unos 50 nacimientos, y en el que hay ahora cerca de 80 ejemplares. Aunque se haya reportado un mal año, no significa que esté en peligro la conservación de este felino amenazado.