•  |
  •  |
  • END

Organizaciones ecologistas celebraron la aprobación del Senado argentino, de una ley para la protección de glaciares que, según dijeron, permitirá “cuidar las reservas de agua dulce frente a actividades de impacto ambiental que pudieran producir daños irreversibles”.

“La aprobación de esta ley ha sido un gran paso dado por el Congreso Nacional, a pesar de la insistente y desproporcionada presión ejercida desde la corporación minera en contra de una norma que proteja los glaciares y el ambiente periglacial”, sostuvo Greenpeace.

La iniciativa, en la práctica restringe la minería en la zona de glaciares de la frontera argentina con Chile.

“A partir de esta ley, que es pionera en el ámbito internacional, cada vez que se quiera hacer un proyecto productivo, va a tener que someterse a un análisis puntual para evaluar si se afecta de alguna manera a los glaciares”, explicó Juan Carlos Villalonga, director de Campañas de Greenpeace Argentina.

La “Ley de Preservación de Glaciares y del Ambiente Periglacial”, considera a los glaciares como bienes de carácter público, fija las bases para su protección como reservas estratégicas de recursos hídricos, y crea el Inventario Nacional de Glaciares, que deberá estar listo en 240 días con información para la adecuada protección, control y supervisión.