•  |
  •  |
  • END

La líder empresarial Silvia Torres dice que “pocas veces” toma un descanso, pero el próximo año cree que se dará una tregua. Aunque eso estará lejos de ser un “año sabático”.

Desde hace once años ella está al mando del Grupo Raíces, entidad que hoy día aglutina a más de 3,900 pequeños y medianos artesanos de los 17 departamentos del país, convirtiéndose en la “más” grande a nivel local. Sin embargo, Torres adelanta que ya “es el momento” de que asuman las riendas del Grupo las nuevas generaciones.

“El año que viene vamos a buscar gente joven para que dirija la empresa, aunque yo siempre estaré apoyándolos”.

Estaré detrás con mi experiencia y mis contactos, pero será otra gente, joven (insiste), quien tomará las riendas del Grupo, ya hemos venido preparando a muchos y lo pueden hacer perfectamente”, enfatizó.

El Grupo, desde 1999 a la fecha, incrementó exponencialmente sus miembros al pasar de 12 a más de 3,900 artesanos. Sus ventas externas en 2010 se perfilan en el millón de dólares. En términos de ventas tienen como meta crecer cada año entre un 20 y 30%, según cálculos de Torres.

“Esto lo lograremos con el apoyo de instituciones como el Mific, el Intur, el CEI, Empresas y Empleos de USAID, el Ministerio de Cultura, y otras más… continuaremos creciendo”, resaltó.

Aparte del apoyo institucional que menciona, ¿cuál es la clave del éxito que reflejan en cobertura y en ventas?
La clave es la perseverancia. Es mantener la calida y la disciplina. Es contribuir al desarrollo de Nicaragua, contribuir a mejorar nuestras pequeñas empresas, que estén limpias, que compitan, que instalemos esas normas y se apeguen a las mismas, que hablemos del origen del producto, que hablemos de todo lo que tiene que ver con la generación de empleo y de cuido al medio ambiente, inclusive.

También que hablemos que las mujeres somos importantes en esta etapa de competitividad mundial. Todo esto tiene que ver en nuestro éxito empresarial.

¿Cuándo habla de disciplina a qué se refiere?

Nos referimos a que estés con tu grupo, a que apoyés a tu grupo, a tu organización, que contribuyás con ésta, que des aportes.

Disciplina significa que el empresario quiera el cambio de actitud, quiera producir lo mejor de lo mejor de Nicaragua, para que podamos competir en los mercados como ahora lo estamos haciendo.

El ministro de turismo, Mario Salinas, por ejemplo, nos ha invitado a participar en la Feria Mundial de Milán, en Italia, a la Feria de Artesanías, y ¿por qué nos invita? Bueno, porque somos un grupo disciplinado, un grupo de avanzada que está dispuesto a contribuir y a representar a Nicaragua donde sea, con calidad.

Pero hablamos de un proceso que toma su tiempo…

Sí, así es. Trabajar con los grupos no es fácil. Trabajar con un grupo significa que vos tenés que llenarte de paciencia infinita y tenés que pensar que no es de la noche a la mañana que vas a mejorar un grupo, que los vas a desarrollar.

Es mentira que un grupo se acomoda tan fácilmente. Hay dificultades, te critican, hay gente que dice que no estás haciendo nada y que estás haciendo cosas indecorosas.

Hay miles de críticas, que al final vos decís, bueno: dejemos las críticas y trabajemos porque no podemos estar contestando a las críticas, no podemos estar contestando a todo lo que nos dicen o nos van a decir. Lo importante es ponerse a trabajar y avanzar.

¿Qué la ha hecho apostar por eso y mantenerse al frente de la organización?
Todo lo que hacemos es por amor. Yo he sacrificado la parte económica, para estar al frente del Grupo Raíces y eso tal vez mucha gente no lo ve. Sacrificamos a la familia, muchas cosas que son importantes, pero es un esfuerzo que hemos hecho pensando en el desarrollo del sector y del país, y hoy tenemos resultados tangibles.

Nosotros nos hemos inventando, por ejemplo, las expoventas especializadas en Centroamérica y el Caribe y por eso estamos vivos como Grupo.

En eso hemos invertido tiempo y dinero, porque para nosotros los grupos no pueden estar esperando que todo se lo faciliten los organismos, no todo puede ser regalado, sino que cada uno tiene que poner de su bolsa, hacer un fondo de dinero para su promoción, para sus eventos… para tener presencia.

Entiendo que en 2006 cada miembro del Grupo Raíces donaba mil córdobas como fondo para promoción comercial, ¿la cifra ha cambiado a la fecha?
Ahora cada miembro garantiza dos mil córdobas al año para ese fin, para el fondo. Además en los eventos de promoción comercial, como los enfocados en exportaciones, dejamos un fondo del 5% al 10% después de haber realizado las transacciones, y todo eso va para participación en ferias nacionales y extranjeras, para misiones comerciales.

O sea, si un organismo nos apoya con un 50%, el otro lo ponemos nosotros, que también nos cuesta el evento, la feria, la misión.

¿A propósito de ferias, qué resultado tuvo la participación del Grupo en Guatemala y qué perspectivas tienen con su actual visita a República Dominicana?
Con Guatemala se va inaugurar el próximo 21 de octubre una tienda. Allí ya tenemos una franquicia, se han invertido como 12 mil dólares, y se ofrecerá todo lo que hacemos en la rama de artesanía, textil, cuero- calzado, entre otros. De entrada, en Guatemala ha llamado la atención la cerámica, los muebles y la madera nicaragüense.

Con República Dominicana promocionaremos lo que es la piedra de marmolina, la cerámica, las hamacas, la fibra vegetal y los bordados.

En Dominicana queremos realizar un evento comercial con apoyo de Empresas y Empleos, de USAID y el Intur.

También allí queremos ver la manera de establecer una franquicia, este es un modelo que venimos impulsando desde hace más de un año y queremos concluirlo el año entrante.

¿En cuánto a las metas cuantitativas, de cuánto hablamos en ese mercado?
En República Dominicana pensamos mover unos 57 mil dólares inicialmente, pero también ya estamos exportando a mercados como Cuba.

Estamos enviando un contenedor que implicará ventas por los 23 mil dólares. Con Cuba tenemos el contrato de un año, así que estaremos enviando productos cada dos meses.

¿Cuáles son las estrategias para mantener la presencia en el resto de la región centroamericana?
Bueno, con El Salvador tenemos prevista una actividad comercial en lo que resta del año, o a más tardar en enero de 2011.

En Honduras estamos ensayando con una pequeña tienda, pero con esto del Golpe al presidente Manuel Zelaya no hemos podido avanzar, pero allí hay presencia nuestra con nuestros productos.

También estamos trabajando con el mercado europeo y estadounidense; vamos avanzando en estos mercados con pequeñas cantidades, pero vamos avanzando.

Pero no todos los artesanos del Grupo son exportadores…

Los que están preparados para exportar en el Grupo son 300 artesanos, pero hay que recordar que vamos capacitando año con año a más gente, de tal manera que el que está en posición C pase a la B y el de la B a la A.

Este es un proceso de aprendizaje que requiere que la gente se discipline para exportar, esto no es fácil, porque incluso, toca comprender y entender a las aduanas de la región, lidiar con eso, pero se trabaja en eso.

¿Anualmente cuánto crece el segmento de artesanos exportadores?
En 2011, por ejemplo, creemos que 50 artesanos aproximadamente podrían comenzar a exportar, aparte de los 300 que ya tenemos en el segmento. Para esto, insisto, se requiere que piensen y trabajen en función de mejorar la calidad, de cambiar de actitud en ese sentido, y no es tan fácil.

En el caso de la mayoría que no exporta, ¿qué nichos a nivel local tienen a la mano?
“Managua es una plaza importante para ellos, y se le busca venta a sus productos en está ciudad. También acudimos a organismos e instituciones para que muevan sus productos.

Intur es uno de los que más nos compra, porque lleva nuestros productos a todo evento internacional que van, esto nos ayuda mucho. Así que a nadie desatendemos, todos son importantes”, apuntó Torres.

Aquí el consejo

La presidenta del Grupo Raíces, Silvia Torres, aconseja a los pequeños y medianos empresarios tener confianza en ellos mismos: “sacrificarse y perseverar, no deben ser egoístas ni desconfiados, deben apostar a la organización, a unirse para avanzar”.

“La inversión personal en todo esto es importante: tienen que invertir en materia prima e inversiones conjuntas, porque repito no se puede todo regalado.

“Para avanzar todos tenemos que aportar”, mencionó e indicó que están abiertos a todos los empresarios y empresarias que quieran desarrollarse en su quehacer y trabajar unidos.

El certamen

El Grupo Raíces anunció en días recientes el Segundo Certamen Nacional de Artesanías “Manos Creadoras Nicaragüenses”, que se realizará en diciembre próximo en la capital.

El evento es financiado por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, Usaid, a través del programa Empresas y Empleo, y tiene como objetivo “incentivar la creatividad, diseño e innovación de los artesanos, para lograr la competitividad en los mercados nacionales e internacionales, de tal manera que se aprovechen en mayor medida los tratados comerciales internacionales”, según sus impulsores.

En el contexto del Certamen, la Agencia está apoyando a artesanos de San Juan de Oriente, Condega, Ocotal, La Paz Centro, Matagalpa, San Juan de Limay, Estelí, Masaya, Granada y Solentiname, quienes estarán compitiendo en el concurso con obras de arte y artesanía en madera en pequeños formatos, piedra marmolina, textil-bordados y cerámica.

A la par Usaid está apoyando al Grupo con el modelo de tiendas de franquicias en Centroamérica y el Caribe. Con el apoyo brindado al Grupo se proyecta la generación de 850 nuevos empleos en el sector, y el “fortalecimiento” de la capacidad productiva de los artesanos que se manifestará de acuerdo con la Agencia, en el desarrollo de nuevos diseños, entre otras cosas.