•  |
  •  |
  • END

Un episodio de la historia nicaragüense poco conocido por las generaciones actuales, es que en el Puerto de Corinto funcionó durante más de cuatro años una Base Naval Militar de los Estados Unidos, la que además de su rol estratégico-militar, como base de avanzada, en lo que se conoció como la Guerra del Pacífico, tuvo influencia en la vida política y social de Nicaragua, ya que no se vio exenta de las acusaciones de corrupción hechas al entonces gobernante Anastasio Somoza García, por el manejo realizado de los equipos e instalaciones que le fueron entregados al Gobierno de Nicaragua al clausurarse, por parte de los Estados Unidos, las operaciones de la Base Naval.

El atracadero también marcó en su sicosociología cotidiana a toda una generación de corinteños que convivió y trabajó con los miles de oficiales y soldados destacados en la Base Naval, y posteriormente habitó y utilizó las instalaciones remanentes.

En espera del ataque nipón
Durante la Segunda Guerra Mundial, en previsión de un ataque japonés al Canal de Panamá, la Armada o Marina (Navy) y el Ejército (Army) de los Estados Unidos, establecieron un sistema defensivo que consistía en patrullajes aéreos de hidroaviones, cubriendo un amplio arco sobre el Océano Pacífico, desde Ecuador hasta Nicaragua. Para tales efectos se construyeron una serie de bases navales de avanzada en Salinas, Ecuador, Islas Galápagos y Corinto. La Base Naval construida en Corinto constituía el extremo norte de este sistema de patrullaje.

El impactante y efectivo ataque aeronaval japonés a Pearl Harbor, importante base de la Flota del Pacífico de la Armada de los Estados Unidos, ubicada en la isla de Oahu, en Hawai, y que fue realizado el 7 de diciembre de 1941, dando inicio a la Guerra del Pacífico entre el Imperio del Japón y los Estados Unidos, demostró que los militares imperiales japoneses tenían la determinación y la capacidad para realizar ataques en profundidad a zonas consideradas bajo hegemonía y control militar norteamericano. El Canal de Panamá se convirtió entonces en un objetivo estratégico militar de primer orden, y, por lo tanto, fue una urgente prioridad el fortalecimiento de sus sistemas defensivos, tanto en el Océano Pacífico como en el Atlántico.

La posibilidad de un ataque japonés al Canal de Panamá fue tomada con gran seriedad por el Alto Mando norteamericano, de manera que en la primavera de 1942, a escasos tres meses del ataque a Pearl Harbor, ya se estaba construyendo la Base Naval en Corinto. Ejemplo de esta preocupación son las declaraciones de Frank Knox, Secretario de la Marina del Gobierno de los EU, aparecidas el 9 de octubre de 1943 en el diario Novedades, en las que al arribar a Panamá en viaje de inspección, señaló la posibilidad de un ataque enemigo.

El Décimo Quinto Distrito Naval, con Cuartel General en Balboa, Zona del Canal, fue el que tuvo bajo su jurisdicción la defensa de las aguas adyacentes a los accesos del Atlántico y del Pacífico del Canal de Panamá, y, por consecuencia, el manejo de la Base Naval de Avanzada establecida en Corinto.

Golfo de Fonseca: primer sitio escogido
El Golfo de Fonseca, en el lugar conocido en inglés como Money Penny Anchorage (nombre no definido en español), fue el primer sitio escogido para la construcción de la Base Naval en Nicaragua. Recordemos que los Estados Unidos, desde inicios del siglo XX, mediante el Tratado Chamorro-Bryan habían adquirido derechos para la construcción de instalaciones militares en el Golfo de Fonseca.

Al iniciarse en 1942 la construcción de la base en el Golfo, se encontraron con que el oleaje y los vientos tornaban muy áspero el aterrizaje de los hidroaviones patrulleros, además, el fondeadero no era profundo y los barcos debían anclar un kilómetro y medio mar adentro y descargar manualmente en lanchones. A las anteriores dificultades portuarias y aeronavales, se sumaba el difícil acceso por tierra que podía hacerse únicamente a caballo; para llegar a la conexión ferroviaria más cercana era necesario viajar por mar 65 km hasta Puerto Morazán, al cual en ese tiempo llegaba un ramal del Ferrocarril del Pacífico de Nicaragua.

Las razones anteriores motivaron a que la Base Naval en el Golfo fuera desarmada y trasladada a Corinto, dejando el Golfo de Fonseca como base de aterrizajes de emergencia hasta octubre de 1943.