•  |
  •  |
  • END

En Nicaragua, Corn Island --o la Isla del Maíz-- es sinónimo de “pasarla bien” en la playa y “desconectarse” de la vida diaria.

El ex presidente del país, Arnoldo Alemán, durante su gobierno solía visitarla durante un mes, para “relajarse” y olvidarse un poco de los “engorrosos” asuntos de Estado, según cuentan los lugareños.

La isla, “sí, todavía es quieta. Es tranquila. En Corn Island nadie te molesta, y por eso la buscan las turistas que quieren un poco de paz”, refiere Anthony Jackson, miembro de la Junta Directiva del Gobierno Comunal de Corn Island.

Él no se equivoca. En sus cinco kilómetros de longitud, la Isla del Maíz concentra playas con aguas cristalinas con el azul tricolor del Caribe, aptas para darse un “chapuzón” a cualquier hora del día, pues al igual que hace diez años, en las playas no hay aglomeraciones de gente.

Algunos turistas y habitantes caribeños coinciden en que eso las hace “especiales”, principalmente en la parte sureste. “El agua, además, es tan clara que la gente que pierde anillos, pulseras o collares fácilmente los encuentran”, destaca Adán Molina, vendedor ambulante de artesanías.

Habitantes “con corazón”

En el día, el turista también puede recorrer el sitio a pie, en bicicleta o en taxi, ya que las calles principales están pavimentadas. Aunque si lo hace a pie o en bicicleta podrá interactuar más con la población, que es diversa, pues hay creoles, miskitos y mestizos. Además, podrá de paso degustar el pan, hecho a base de coco.

La carretera es de unos 12 kilómetros, de manera que a pie la puede recorrer en tres horas. En algunos puntos hay cerros como el Mount Pleasant, el más alto, donde puede apreciar la isla y sus alrededores.

La gente, por lo general, es afable. Le gusta conversar, bailar y hasta peinar a los turistas que se enamoran de sus trencillas tradicionales. Los pobladores suelen, además, guiarlos y mostrarles los atractivos de la isla, con sus arrecifes.

Actividades como el buceo, el esnórkel, la pesca deportiva y el surf son las más frecuentes, sobre todo entre septiembre y octubre. El gasto del turista en esas opciones, incluyendo comida y hospedaje, es un 50% menos de lo que se gasta en el resto del Caribe, de acuerdo con empresarios locales.

Pero de viernes a domingo, el turista tiene la opción de presenciar juegos como el béisbol. Por la noche, en cambio, están disponibles para ellos las dos discotecas que hay en la isla.

En éstas no se paga por entrar, sólo por consumir. Prevalecen ritmos como el reggae y la zamba, así que usted podrá apreciar cómo los pobladores mueven sus caderas ocupando sólo un ladrillo. Si quiere aprender también se puede, basta con mostrar el interés. “En Corn Island, la verdad, es que todo es posible, todo es posible”, asegura Jackson.

Eche un vistazo
* Población: Entre 7,000 y 9,000 habitantes.

* Ubicación: Mar Caribe, 70 kilómetros al este de Bluefields.

* Atracciones: playas, deportes acuáticos, naturaleza y tranquilidad.

* Temporada alta: Última semana de noviembre hasta Semana Santa.

* Pan tradicional: Pan de coco.* Banco en la zona: Banco de la Producción, Banpro, el único existente con un cajero automático.

* Moneda: Córdobas y dólares. Si compra con tarjeta de crédito o de débito hay un recargo del 7 al 8%
* Ropa a utilizar: Ropa casual y no olvide los trajes de baño.

* Hoteles sugeridos: Arenas Beach, Casa Canadá y Hotel Santa Martha, entre otros.

¿Cómo llegar?
A Corn Island puede ir por vía aérea o marítima. Si utiliza la primera, deberá tomar el avión en el Aeropuerto Internacional de Managua, en el área de la aerolínea La Costeña. Ésta ya cuenta con aviones con capacidad para más de 40 personas. El vuelo dura alrededor de 55 minutos cuando no hay escala en Bluefields.

Si opta por la vía marítima, el viaje podría implicar hasta 26 horas, incluyendo el trayecto que se hace desde la capital hasta El Rama, para tomar la embarcación hacia la Isla del Maíz. Se recomienda cargar con pastillas para evitar el mareo y los vómitos. Así como llevar agua y comida. Lo bonito del viaje es que, con suerte, podrá ver delfines durante el recorrido.

Los costos promedio
Boleto aéreo Un poco más de 164 dólares
Hospedaje por noche entre 85 y 25 dólares
Comida entre 8 y 25 dólares
Viajes en panga desde 6 dólares a más
Recorrido en taxi 68 centavos de dólar
Artesanía Desde tres dólares a más