•   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END

A todos los amantes de la naturaleza y a todos aquellos que aún desconocen de la existencia de la pequeña reserva Centro de Iniciativas Medio Ambiental (Cimac), a orillas del río Chiquito, en León, atrévanse a experimentar una bonita experiencia, al recorrer senderos que forman parte de los cuatro tipos de bosques cuidadosamente recreados para los visitantes.

El centro abarca un área de dos manzanas. Fue creado en 1997 como parte del proyecto de desarrollo del afluente natural, y además de la infraestructura física posee una representación de alrededor de 200 especies de flora, propia del bosque húmedo, de sabana, de ribera y del bosque seco.

Algo que llama la atención es que esta pequeña reserva natural ha sido preservada a pesar de encontrarse totalmente rodeada de la estructura urbana y moderna.

Detalles del río Chiquito
El río Chiquito mide 21 kilómetros de longitud, 17 de ellos en el área rural y cuatro dentro del perímetro urbano. Dos kilómetros forman parte de dicho centro, que durante todo el año es visitado por estudiantes, investigadores, y turistas nacionales y extranjeros.

“El sitio es agradable, bonito y educativo, cuenta con sendas de interpretación ambiental en óptimas condiciones para dar la bienvenida a los visitantes, además de otros servicios y el involucramiento de jóvenes ambientalistas que cuidan el lugar”, dijo Edith Palma, Directora del Cimac, tras mencionar que en 30 minutos, el visitante recorre el lugar acompañado de guías o promotores ambientales.

Al ingresar a las sendas observará un enorme árbol de Guanacaste Negro, que en sus hermosas ramas sostiene varios palomares donde anidan aves de distintas especies, es una de las tantas atracciones que se pueden observar en el lugar, al igual que el orquideario, el nido de reptiles (culebras), y un rancho típico de palmas, construido en medio de la pequeña reserva.

Cuatro tipos de bosques
Las plantaciones de jícaro, cornisuelas y zarzas, así como otras especies que han sido traídas de otras zonas del país, forman parte del bosque de sabana, lugar por donde inicia el recorrido turístico ambiental.

El cambio climático se experimenta al ingresar a las sendas del bosque húmedo, en donde se instaló un moderno sistema de riego que mantiene fresco el sitio, está considerado como el lugar con más sombra del Centro.

En el bosque de ribera encontrará plantas que sólo se aprecian en las riberas de los ríos y de las quebradas. Antes de finalizar el recorrido se aprecia la variedad de especies propias del bosque seco, entre ellos: caoba, pochote y laurel.

Según Palma, el centro contribuye a la concienciación medioambiental, pues “a través de este espacio la ciudadanía se detiene a reflexionar sobre la importancia de los recursos naturales, tan necesarios para desarrollar una sociedad con entorno de calidad. Aquí se produce un encuentro, una relación estrecha entre el hombre y la naturaleza”, expresó.

Nuevos servicios
Por la importancia turística ambiental que posee el centro, y con la finalidad de ofrecer un mejor servicio, la administración del edil Manuel Calderón pretende invertir medio millón de córdobas para restaurar algunas áreas.

“Estamos en el proceso de restauración, que necesita más colorido, mejor servicio y calidad, de acuerdo con las exigencias del turista nacional y extranjero. Las instalaciones deben mejorar sus condiciones para desarrollar nuestras actividades educativas y ofrecer nuevas alternativas a los visitantes”, indicó Palma, tras agregar que actualmente se encuentran en el proceso de gestión de los recursos para invertir en la restauración.

De acuerdo con Edith Palma, recomponer el auditorio y otras áreas físicas del edificio es una de las prioridades que llevan a cabo a lo inmediato, además de la creación de nuevos atractivos de educación turístico ambiental, “crear espacios dirigidos a los niños, equipar un centro de documentación virtual, una biblioteca, crear las condiciones para el establecimiento de un mariposario, y una pileta que conserve plantas acuáticas, entre otras iniciativas”, dijo la funcionaria. El centro está en el barrio El Calvarito, costado sur del Puente Martínez, media cuadra al este y una al norte; el lugar es accesible, y la mayor afluencia de visitantes se da durante el período escolar.

Durante estos años, el Cimac ha sido el albergue de animales donados por la población: culebras, tortugas, monos, mapachines, venados y ardillas, pero la variedad de pájaros, mariposas y garrobos cautiva a los visitantes que pueden admirar a estas especies durante el recorrido por los senderos.

La tarifa para recorrer la reserva natural es diferenciada (niños y jóvenes C.00 y C.00 respectivamente; universitarios C.00; extranjeros US.00), y se cobra con el fin de solventar las necesidades del lugar.