•   I PARTE  |
  •  |
  •  |
  • END

Tiene dos décadas de dedicarse al turismo. Su primera profesión fue periodismo y hoy día espera, en algún momento, juntar ambos oficios.

Es además, una de las primeras mujeres en ocupar un alto cargo en el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, y es presidenta de una de las cámaras turísticas más activas del país: la Cámara Nacional de Turismo, Canatur.

Asegura que ha acertado en lo que hace. “Me apasiona el periodismo y me apasiona el turismo porque siento que es una manera de contribuir con el país, y en ese sentido me siento satisfecha”, destaca Lucy Valenti.

Su gente cercana, resalta que ella es una “persona noble, firme en sus principios y una amiga incondicional: que siempre está en las buenas y en las malas”.

A nivel internacional, también jala elogios, especialmente en la industria turística, donde destaca desde la cancha del sector privado.

“En la industria hay cosas por hacer, sobre todo en Nicaragua, pero siento que vamos avanzando y en esto tiene que ver la coordinación que tiene el sector privado turístico con el Gobierno a través del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur)”, resalta.

Nicaragua superó el millón de turistas, es una cifra que se esperaba y que representa un crecimiento mayor del 7%, pero en divisas turísticas hay un crecimiento menor al 3%, ¿realmente es para celebrar?
Bueno yo creo que sí. Indistintamente de que todavía tenemos retos que superar. La llegada al millón de visitantes es una cifra record, es histórica, que sí creo merece ser celebrada. Por otro lado, como bien decís el crecimiento en llegadas no es similar, en términos porcentuales, al crecimiento en las divisas. Sin embargo, éstas últimas han venido aumentando en los últimos años. Efectivamente no hay un balance equitativo entre el crecimiento de las llegadas turísticas y en las divisas, y eso nos indica que allí tenemos que hacer un trabajo para mejorar el gasto turístico, estamos por debajo de los 50 dólares diarios como promedio de lo que gasta un turista en Nicaragua.

¿Qué está pasando?
Nosotros por un lado tenemos que mejorar la oferta de servicios y los productos que el país tiene, para garantizar que los turistas se queden más tiempo en Nicaragua y gasten más, por otro lado, puede ser un indicativo de que el segmento de mercado que estamos recibiendo todavía no es el adecuado. Con esto no quiero decir que eso sea malo porque como Nicaragua es un destino nuevo, emergente, pues está viniendo mucha gente que es mochilera. El incremento de turistas este año lo estoy notando en mochileros, que son jóvenes estudiantes que viajan con lo necesario, con su mochila al hombro, y gastan muy poco. Eso para algunos puede tener una connotación negativa, pero por otro lado, no lo es. Normalmente ¿qué ha sucedido? La experiencia en otros países nos dice que esos jóvenes que están estudiando, que están en la universidad o están terminando la escuela, cuando tienen una experiencia positiva en sus visitas van a retornar a ese mismo destino ya como profesionales, acompañados o con familia. Entonces el segmento que inició como mochilero se convierte en un segmento de profesionales, en un segmento medio, que como país tenemos que aspirar a obtener.

Pero eso implicará cambios hasta en la promoción de los destinos…
Bueno nos hace falta garantizar mayor calidad en los servicios y productos, ese es uno de los retos que tenemos para este año; y en términos de promoción necesitamos desarrollar estrategias de marketing más enfocadas, más dirigidas a los mercados metas que estamos buscando. ¿Qué segmento de mercado queremos? Queremos el profesional, el segmento medio y alto que es la gente que más viaja, es la gente que viaja en familia, en fin. Es el segmento que va a dejar mayores divisas en el destino, en este caso en Nicaragua, y para lograr eso tenemos que desarrollar un producto acorde a las necesidades de ese segmento de mercado, que ya es algo que se está haciendo, pero todavía nos hace falta mucho, se requiere invertir más.

Por ejemplo…
Por ejemplo nosotros todavía tenemos nuestras costas completamente vírgenes. Es muy poquito lo que existe en términos de infraestructura hotelera en las zonas costeras de Nicaragua y ese sigue siendo el principal mercado en el mundo. Por lo menos en los principales mercados emisores de turismo que son Estados Unidos y Europa, el segmento de sol y playa, de actividades acuáticas, sigue siendo el más importante. Y allí nosotros no hemos desarrollado, yo insisto, ni siquiera un tercio de la potencialidad que tenemos. Allí tenemos un gran potencial para desarrollarnos. Por otro lado, también hay que incrementar la infraestructura en las ciudades coloniales. Contamos con una oferta muy fundamental: Granada y León. Pero las ciudades van teniendo mayor demanda, especialmente Granada, en las temporadas altas y la oferta se está quedando pequeña. Por ejemplo, en Granada no existe, en estos momentos, un centro de convenciones para desarrollar un evento grande allí, y desarrollar la ciudad como un destino de eventos y convenciones.

Retomando lo del gasto turístico, ¿hasta qué punto cree que hay condiciones para aumentarlo considerando que 2011, es un año electoral?
Mira esa es una pregunta que todo el mundo nos hace. Estamos muy conscientes de que es un año electoral y de que las pasiones políticas se elevan, afloran, y estamos muy conscientes de que será un año en el cual los medios de comunicación tendrán como principal tema de agenda, el tema político, por tanto, los conflictos y desavenencias entre los distintos actores serán motivo de ocho columnas.

El punto es que es un año bien inquieto y hay hechos que no se pueden obviar u esconder…
Si estamos claro de eso. Y estamos claro de que eso de alguna manera va a afectar la proyección de una Nicaragua tranquila, que es lo que se necesita: proyectarla como un destino atractivo, pero por otro lado sabemos muy bien, la experiencia nos ha enseñado, que en muchas partes del mundo este tipo de situaciones se dan. Hay incluso países donde hay conflictos más serios como el terrorismo y demás. Sin embargo, vos ves que con importantes inversiones en la promoción y con estrategias bien claras y definidas de posicionamiento del país en los mercados que te interesan, uno puede contrarrestar esos impactos negativos de otros tipos de noticias. ¿Qué te quiero decir con eso? que nosotros vamos a tener que hilvanar bien fino en 2011 nuestras estrategias de promoción, de tal manera, que tampoco estemos respondiendo a situaciones sino que tengamos una estrategia constante durante todo el año, que nos permita crear un balance en el exterior, entre las noticias políticas y las noticias positivas de proyección de Nicaragua como destino para poder balancear eso.

¿Cuáles son las propuestas, ya las tienen?
Sí. Nosotros tenemos una Comisión de Mercado en Canatur, donde participan los gerentes de líneas aéreas, de tour operadores y de hoteles fundamentalmente que son las actividades turísticas que más enfocan su trabajo en la promoción internacional. Y hemos trabajado una propuesta de acciones en diferentes mercados, enfocándonos en los Estados Unidos y Canadá porque Estados Unidos sigue siendo el principal emisor de turistas en el mundo, es con el que tenemos mayor conectividad aérea y está más cerca. Tenemos una serie de condiciones favorables para captar mayor flujo de ese mercado y hasta el momento no le estamos dedicando el suficiente esfuerzo a ese mercado. Y en el caso de Europa estamos haciendo un planteamiento para trabajar los mercados que nos han estado respondiendo más positivamente, y con los que hemos venido trabajando en los últimos años y que tienen que ver con los países seleccionados por Centroamérica como parte de la estrategia regional que son: España, Italia, Alemania, Reino Unido y Francia. Y hemos incorporado Rusia porque es uno de los cinco Top mercados emergentes de acuerdo a la Organización Mundial del Turismo, OMT.

¿Qué otros segmentos asoman con oportunidades?
Centroamérica, que sigue siendo nuestro mercado principal. En las ramas turísticas lo que son nuestros atractivos de naturaleza, ecoturismo o aventura, están bastante incipientes y allí donde necesitamos hacer un trabajo intenso, por ejemplo en la zona de Río San Juan que ahora se está promoviendo mucho, con todo lo que ha sucedido y como intento realmente de afianzar soberanía. En Río San Juan ya hay una infraestructura básica que es importante para desarrollar las inversiones privadas. Allí (en el sitio) ya se está haciendo la carretera, que el próximo año estará lista; ya se licitó y se va a empezar la construcción del aeropuerto en San Juan del Norte; se ha mejorado San Carlos, el muelle; se va a poner el puente que unirá el lado de Costa Rica y Nicaragua con fondos de Japón; y se están creando a lo largo del Río puestos migratorios. Es decir se están creando obras de infraestructura y acceso a la zona que van a permitir que Río San Juan despegue en términos de inversión privada y eso es importante.

Hay otras zonas en la misma situación…
Si hay otras zonas del país como la Isla de Ometepe que en 2010 fue declarada Reserva de Biosfera y esto es un ícono importante entre los atractivos del país. Allí también, se está trabajando, pero requiere un apoyo especial para agarrar esa oportunidad de haber sido declarada Reserva y convertirla en un ícono internacional y por allí está una propuesta que tenemos que retomar y empezarla a trabajar para convertir la isla en un destino como tal, como destino verde del país. Es decir que se convierta en un modelo de desarrollo sostenible.