•  |
  •  |
  • END

Si desea recibir este año con el pie derecho, tome nota de todos los exámenes que los especialistas recomiendan para evitar la aparición de futuras enfermedades en usted y su familia.

Ginecología

Según la doctora Caridad Villabella, la mayoría de enfermedades que afectan a las mujeres pueden prevenirse si se cambia el estilo de vida.

Evitar el sedentarismo, la comida rápida y el estrés, constituyen el primer paso para recibir 2011 libre de factores de riesgo fácilmente prevenibles.

Para evitar la aparición del cáncer del cuello uterino, es necesario efectuarse un examen de Papanicolaou, colocarse la vacuna contra el virus del Papiloma Humano antes de cumplir los 25 años (su principal causa), realizarse mamografías periódicas y diagnosticar las lesiones pre-malignas.

Si presenta síntomas como dolor durante las relaciones sexuales, secreciones purulentas o con olor a pescado, es aconsejable visitar inmediatamente a su ginecólogo, ya que puede tener una enfermedad venérea.

Si la mujer tiene más de 40 años es aconsejable realizar un ultrasonido pélvico y un perfil lipídico. Las mujeres que tengan una vida sexual activa, deben someterse a chequeos periódicos ante cualquier lesión sospechosa y usar condón para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Es importante consumir lácteos, porque contienen calcio que ayuda a fortalecer los huesos, así como frutas, verduras y nueces, ya que son ricos en minerales y vitaminas.

Se debe evitar el consumo de grasa y la ingesta excesiva de carne roja, porque eleven el colesterol y el ácido úrico. Es importante consumir dietas ricas en fibra y vitamina D, pero bajas en calorías. Ingerir cereales, ya que impiden la absorción excesiva de grasa y tomar abundantes líquidos.

Se recomienda hacer ejercicios que fortalezcan la musculatura para proteger los huesos y las extremidades superiores e inferiores, así como la cintura pélvica, ya que al llegar a una edad avanzada, se pueden sufrir fracturas.

Es importante hacer ejercicios cardiovasculares que reduzcan la grasa en el área abdominal, ya que ésta se asocia a la acumulación de estrógenos. Esto aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama y de ovarios.

Cuide su corazón

Para tener un corazón sano y lleno de vida, el cardiólogo Pablo González León, de la Clínica Caridad del Cobre, aconseja reducir al máximo el consumo de sal (no mayor a 6 gramos diarios) y alimentos grasosos, ya que existe una relación estrecha entre su consumo y la hipertensión arterial.

“El principal factor de riesgo cardiovascular tiene de trasfondo el consumo de sodio y grasas, ya que contribuyen al aumento de peso, al incremento de la presión arterial, al desarrollo de arteriosclerosis (placas de grasa que obstruyen la luz de las arterias y evitan el flujo de sangre), enfermedades coronarias cerebro-vasculares (como los derrames) o vasculares periféricas (como los coágulos sanguíneos, la hinchazón y el estrechamiento y la obstrucción de los vasos sanguíneos)”, indica el doctor González.

Para evitar la aparición de estas enfermedades, se pueden realizar chequeos periódicos para medir los niveles de HDL (colesterol de alta densidad que puede retirar el colesterol de las arterias y transportarlo de vuelta al hígado para su excreción) y LDL (colesterol de baja densidad que lleva el colesterol o las grasas de los tejidos al corazón, causando infartos).

Se conoce que los bajos niveles de HDL y los altos niveles de LDL guardan una correlación directa con los infartos y los derrames cerebrales.

Es recomendable evitar el consumo de cigarrillos, ya que esto guarda relación con la arteriosclerosis, la presión alta, la bronquitis, las alergias y el cáncer en las vías respiratorias.

No padecer malnutrición, ya que esto conlleva a obesidad cuando el ingreso calórico es alto en carbohidratos, pero bajo en proteínas, nutrientes y minerales.

No llevar una vida sedentaria. Es recomendable realizar de 20 a 30 minutos de ejercicio regular los siete días de la semana, tales como caminatas o ligeros trotes. Éstos son compatibles con enfermedades como el asma, las artropatías (como la artritis) y las enfermedades pulmonares. Con la natación, se considera uno de los ejercicios por excelencia, ya que es una actividad personalizada.

Consumir ensaladas

En la dieta es importante señalar el consumo de ensaladas y vegetales, ya que son ricos en fibras que evitan el cáncer de colon.

Según el doctor González, es recomendable ingerir de cinco a ocho raciones de frutas, vegetales y semillas.

Es importante estar alerta ante la aparición de fiebre reumática y faringoamigdalitis bacteriana, ya que se asocian a lesiones en las válvulas del corazón, debido a estrechamiento de las arterias e insuficiencia cardiaca.

Para evitarlo se recomienda el uso de antibióticos como la penicilina y la azitromicina, y realizar un cultivo faríngeo para identificar la causa de la enfermedad.

Estar alertas si existen síntomas como la fiebre, el pus y las placas blanquecinas en la garganta.

A partir de los 20 años, es recomendable que las personas se hagan un perfil lipídico y un electrocardiograma, sobre todo si son adolescentes con historia familiar de hipertensión arterial, obesidad o diabetes. Se conoce que en Nicaragua, entre un 15 y un 36% de la población tienen presión arterial alta.

Es importante practicarse un examen de orina y glucosa (azúcar en sangre), así como una radiografía de tórax.

En el caso de los niños obesos o con familiares con antecedentes de diabetes o hipertensión, estos exámenes se vuelven una necesidad inminente. De la misma forma, si se presentan síntomas como crisis de sudoración, hipoglicemia (glucosa baja en sangre), crisis de hipertensión aisladas o alteraciones en una sustancia conocida como glicohemoglobina, la cual mide la glicemia promedio en los últimos tres meses y el riesgo cardiovascular de una persona, es necesario acudir al médico.

El aspecto prenatal también es importante, ya que las mujeres embarazadas deben evitar la exposición a fármacos y a las radiaciones emitidas durante exámenes como las tomografías axiales computarizadas, las resonancias magnéticas y los rayos X.

Cuidado con el sarampión

También se debe evitar el contagio con sarampión, ya que guarda relación con enfermedades congénitas como la tetralogía de Fallot y las comunicaciones interventriculares e interauriculares, así como con la hepatitis, pues causa diversas malformaciones.

Después de los 40 años, y si hay historia de enfermedades cardiovasculares, obesidad o fumado, se debe hacer una prueba de esfuerzo, que consiste en practicar varios electrocardiogramas en una caminadora aumentando la velocidad y variando la inclinación, o en una bicicleta. Esto permite detectar arritmias, insuficiencia coronaria e hipertensión arterial.

El alcohol es otro indicador de riesgo que debe ser considerado. Cuando una persona ingiere más de 30 mililitros (el equivalente a dos copas de vino, dos cervezas o dos tragos de whisky) diariamente, puede haber riesgo de padecer hipertensión arterial, así que el electrocardiograma se convierte en el examen de rigor.

De igual forma, el estrés, el cual predispone a la diabetes, a la obesidad y la presión alta guarda relación estrecha con los infartos. Otra prueba que puede ayudar a detectar alteraciones cardíacas es la que mide los niveles de homocisteína en sangre (una sustancia ligada al riesgo cardiovascular).

En una persona normal, se recomienda ingerir menos de dos onzas de alcohol, diez onzas de vino, dos onzas de whisky y 24 onzas de cerveza. En el caso de pacientes diabéticos o hipertensos, es preferible suprimir la ingesta de licor.

Se debe evitar el consumo de café, ya que se conoce que 30 minutos después de ingerir una taza puede haber un aumento de la presión sanguínea.

Urología

En el caso específico de los hombres, es necesario tomar las medidas preventivas para evitar el cáncer de próstata. Después de los 40 años, es recomendable someterse al examen dígito-rectal y a la prueba del PSA (Antígeno Prostático Específico).

El examen dígito-rectal valora si la próstata está endurecida o de mayor tamaño.

Si se presentan síntomas de alarma como la disminución en el calibre y la fuerza del chorro de la orina, retardo para orinar, interrupción del chorro y aumento en la frecuencia de ir al baño en las noches (generalmente entre seis a siete veces), es inminente acudir al urólogo para una valoración.

Después de los 50 años es aconsejable practicarse un ultrasonido renal y vesicoprostático. Éste permite ver el tamaño de la próstata, ya que cuando aumenta de tamaño, comprime la vejiga y dificulta la salida del chorro de orina. La biopsia es otro examen que debe valorarse si los índices de PSA están alterados.

Es importante recalcar que el examen de PSA siempre debe hacerse antes del dígito-rectal, ya que el segundo puede generar falsos negativos o falsos positivos.

Pediatría

Para asegurar que su hijo sea un niño sano y diagnosticar futuras enfermedades, el doctor Barney Zavala recomienda hacer la prueba del talón o tamiz neonatal.

Ésta se practica en la primera semana de vida y permite diagnosticar enfermedades de la tiroides, las glándulas suprarrenales, las hemoglobinopatías, las anemias congénitas, la fibrosis quística (enfermedad de los riñones que afecta al páncreas y a los pulmones, produciendo mala absorción de los alimentos y numerosas infecciones debido a la espesa y pegajosa secreción de los bronquios) y defectos enzimáticos.

La muestra se toma pinchando el talón del bebé para extraer unas cuantas gotas de sangre.

Al año de edad se recomienda realizar una glucosa en ayunas para descartar diabetes, un examen general de orina para descartar una infección renal, un examen de heces para desparasitar a los niños y una biometría hemática (examen de sangre) para diagnosticar una anemia.

En cuanto a la alimentación, es importante evitar la ingestión de gaseosas y jugos enlatados, ya que contienen colorantes y preservantes con azúcares difíciles de digerir.

Se deben evitar las comidas grasosas, los condimentos y las comidas congeladas o precocinadas, ya que producen gastritis, úlceras, anemias y problemas cancerígenos.

Desde el primer año de edad es importante evitar la vida sedentaria.

“Es necesario que los padres restrinjan la televisión y los videojuegos a un máximo de dos horas diarios, para que el niño interactúe con otros niños de su edad y fortalezca sus músculos y sistema cardiovascular con la práctica de ejercicios como la natación y el ciclismo”, indica el doctor Zavala.

También es necesario estimular la agilidad mental a través de juegos educativos como el ajedrez, el monopolio, los rompecabezas y los acertijos, ya que estimulan el área frontal de cerebro.

Odontología

La doctora Elisa Pérez Ocata asegura que existen muchos tips para mantener una dentadura perfecta. En primer lugar, es necesario procurar una buena higiene dental.

Practicar un buen cepillado de la encías hacia los dientes 4 veces al día, priorizando siempre el de la noche. Cambiar el cepillo cada tres meses. Acudir al dentista al menos cada cuatro o cinco meses para prevenir lesiones incipientes como las caries, y usar enjuague bucal e hilo dental
Siquiatría
La sicóloga Auxiliadora Marenco asegura que para mantener un buen equilibrio mental es necesario cuidar la salud del alma, preservar la paz interior y el balance entre lo que se quiere, se dice y se siente.

“Muchas veces hacemos cosas por obligación que van en contra de nuestros deseos y que rompen el débil equilibrio que existe entre la mente y el cuerpo. Es importante que haya coherencia entre lo que se quiere y lo que se hace. Sólo así podemos alcanzar la verdadera felicidad”, asegura la doctora Marenco.

También es necesario cuidar los sentimientos y el equilibrio entre el amor, la familia, la pareja y el trabajo. Tener buenas finanzas y calcular bien lo riesgos antes de hacer préstamos o iniciar nuevos negocios que pongan en juego nuestra estabilidad económica.

Debemos trazarnos metas positivas y aprender a controlar el estrés a través de la práctica del yoga y de los ejercicios de respiración. Dar y aceptar el apoyo de nuestra familia y amigos en los momentos difíciles. Contar nuestras penas y oír los consejos de quienes nos aman. Tomar decisiones que me beneficien a mí y no solamente a los demás y dormir al menos ocho horas al día.

Medicina natural

El internista Manolo Hernández Pacheco recomienda la ingestión de ciertas sustancias como el ajo, que tiene efecto antiartrítico y antiséptico, la cebolla, que tiene efectos antioxidantes, la sábila, que tiene efectos antiinflamatorios y cicatrizantes, y la cola de caballo, que tiene características diuréticas, antisépticas y que puede destruir los cálculos renales.

También asegura que es importante practicar actividades recreativas que liberen endorfinas, sustancias naturales que alivian el dolor porque tienen propiedades similares a la morfina.

Finalmente, es aconsejable practicar la risoterapia, la aromaterapia y la musicoterapia para mantenerse libre de estrés.

Si toma estas medidas, seguramente el Año Nuevo no sólo tocará a su puerta con muchas bendiciones, sino con una salud próspera, tanto física como espiritualmente.