•   Varsovia, Polonia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La volea a una esquina de la portería desde un ángulo cerrado lanzada por Marco van Basten en la final contra la URSS en 1988 o el gol de oro del francés David Trezeguet contra Italia en 2000 forman parte de las páginas doradas de las genialidades de la historia de la Eurocopa:

 

2008 - La imagen de la Eurocopa-2008

No la protagonizó un jugador sino un entrenador, Slaven Bilic, el seleccionador de Croacia, en su partido de cuartos de final ante Turquía. Después de que su equipo se colocara con ventaja de 1-0 en el minuto 119, a falta de un minuto para el final de la prolongación, Bilic se lanzó como un poseso a recorrer la banda, con la seguridad de que había ganado el partido. Turquía acabó empatando el partido en el descuentro de la prórroga (120+2) y ganando en los penales.

2004 - El taquito de "Ibracadabra"

Su apodo de mago viene de este gesto: en partido de fase de grupos contra Italia (1-1), el sueco Zlatan Ibrahimovic marcó con un taquito aéreo inimitable. Presionado por la defensa italiana, saltó y conectó al fondo de la red, con un globito sobre el portero italiano, a cinco minutos del final, condenando a la 'Azzurra' a caer eliminada en primera fase. 

2000 - El gol de oro de Trezeguet

David Trezeguet remató con una volea una remontada espectacular de Francia, que logró derrotar con gol de oro a Italia (2-1), después de haber empatado el partido en el último segundo de la final de 2000 por medio de Sylvain Wiltord. Tras recibir una asistencia de Robert Pires, Trezeguet marcó el gol de oro y dio el título a Francia.

1996 - "Gazza" juega con Escocia

Contra Escocia (2-0) en partido de fase de grupos, el inglés Paul Gascoigne, teñido de rubio, marcó el gol más bonito de su vida, tras una jugada espectacular y rematando por debajo de Colin Hendry. "Gazza, es Pelé", dijo el seleccionador inglés Terry Venables, padre espiritual del jugador, un 'juguete roto' del fútbol por sus adicciones, especialmente al alcohol.

1988 - La volea de van Basten

"EL" gol de la Eurocopa, como el de Maradona contra los ingleses en México-1986 es EL gol del Mundial. Este tanto sintetiza la explosión de Marco van Basten en la escena internacional y el dominio de Holanda en la Eurocopa-1988: empalmó el balón tras un centro de izquierda y desde un ángulo cerradísimo clavó el balón en el segundo palo del portero de la URSS, Rinat Dassaev.

1984 - La sangre fría de Platini

El toque que sintetizó el dominio aplastante del francés Michel Platini (9 goles en 5 partidos) en la Eurocopa de 1984 fue sin duda el gol contra Portugal, en semifinales, el de la clasificación en tiempo adicional. Tras recibir un centro de Jean Tigana, sorprendió al arquero y a la defensa al parar con sangre fría el balón en lugar de lanzar directamente.

1980 - Los cabezazos de Hrubesch

La RFA de la Eurocopa-1980 poseía jugadores técnicos como Klaus Allofs, Karl-Heinz Rummenigge o Bernd Schuster, pero ganaba gracias al jugador menos fino de la Mannschaft: Horst Hrubesch. Este gigante rubio con nariz importante y brazos desarticulados, apodado afectuosamente "el Monstruo" ('der Ungeheuer'), marcó los dos tantos de la final contra Bélgica (2-1), con dos potentes cabezazos.

1976 - El pique de Panenka

"Un fracaso podría haber tenido consecuencias para mí, podría haber sido enviado a la fábrica", dijo Antonin Panenka, que quedó en la historia por su tiro picado en la definición por penales que dio el título a Checoslovaquia contra Alemania (2-2, 5-3 por penales) en la final de Belgrado de 1976.

1968 - La moneda de 10 francos de Facchetti

La Nazionale obtuvo su victoria en la Eurocopa gracias a... une moneda de 10 francos franceses. La que tiró su capitán Giacinto Facchetti, al final de una semifinal sin goles contra la URSS. Los penales no existían en ese entonces y la definición se hacía a través de un sorteo. El mismo se hizo en los pasillos del San Paolo de Nápoles y luego Italia ganó la final ante Yugoslavia).

1964 - España-URSS, una final política

España recibió en la final de 1964 en Madrid a la URSS. Para la selección local, aquel partido estaba lleno de simbolismo político. España, regida por el régimen dictatorial de derechas del general Francisco Franco, se enfrentaba al que consideraban el 'ogro' comunista, los llamados de una forma despectiva 'Rojos' por parte de las autoridades locales. La selección española, ante los ojos de Franco en el palco, ganó el partido por 2-1.

1960 - Los gestos y genialidades de Yashin

La Eurocopa-1960 ha sido el único gran torneo internacional en la que se ha reconocido a un portero por encima de los jugadores, como fue el caso del soviético Lev Yashin, la 'Araña Negra'. Sus genialidades hicieron posible que la URSS se llevara el título, tras vencer en semififinales a Checoslovaquia (3-0) y en la final a Yugoslavia (2-1), ambos partidos en París.