•   Varsovia, Polonia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Eurocopa de fútbol ha vivido infinidad de anécdotas en sus 52 años de vida, desde la primera edición disputada en 1960 y ganada por la Unión Soviética, hasta la última antes de este 2012, que se jugó en 2008 en Austria y Suiza, con España como campeona.

LA CERVEZA DE LOS DANESES: Dinamarca fue invitada a última hora para la Eurocopa-1992, tras la descalificación de una Yugoslavia desgarrada por la guerra civil. Los jugadores fueron autorizados a estar con sus novias y esposas, y a beber cerveza sin problemas. La fórmula no sólo no afectó a su rendimiento, sino que el equipo conquistó sorprendentemente el título.

LA SORPRESA LUXEMBURGUESA: Una de las 'cenicientas' del fútbol europeo, Luxemburgo, vivió su gran momento en la Eurocopa de 1964, donde estuvo a punto de alcanzar las semifinales. El Gran Ducado cayó en cuartos ante Dinamarca (1-0), después de haber empatado 2-2 y 3-3 en los partidos de ida y vuelta. En los octavos de final, Luxemburgo había eliminado a Holanda (1-1/2-1).

LA 'FOTO FINISH' TURCA: En la Eurocopa-2008, Turquía remontó en tres ocasiones un partido en los últimos minutos, contra Suiza (2-1 en el 90+2) y la República Checa en la fase de grupos (3-2 con goles en los minutos 87 y 89), y luego ante Croacia en cuartos (1-1, 120+2, cuando su rival acababa de marcar, antes del triunfo turco 3-1 en los penales), pero se detuvo ante Alemania en la semifinal (3-2), a pesar de lograr el empate en el 86. Esa vez los minutos finales fueron letales para el equipo otomano, que recibió el gol de la derrota en el 90.

LA MALDICIÓN YUGOSLAVA: A pesar de ser un territorio con gran tradición en el fútbol, la Eurocopa ha sido maldita para Yugoslavia. Perdió dos finales en las que dominó en 1960 ante la Unión Soviética (2-1 en la prolongación) y en 1968 ante Italia en la repetición del partido (2-0), tras un empate 1-1. Después, sólo ha ganado un partido en 32 años, 1-0 ante Noruega en 2000 (bajo la denominación de República Federal de Yugoslavia). En 1992 fue excluida del torneo por la guerra civil que vivía el país y ha recibido además dos de las mayores derrotas de la historia de la competición, 5-0 ante Dinamarca en 1984 y 6-1 frente a Holanda en el año 2000.

ITALIA A CARA O CRUZ: En 1968, Italia, en su país, ganó su semifinal contra la Unión Soviética... por medio de un sorteo que tuvo lugar en los vestuarios, después de un partido que había acabado con empate (0-0).

EL BOICOT DE FRANCO: El dictador español Francisco Franco se negó a que su país jugara contra los comunistas de la URSS en los cuartos de final de 1960 y su equipo quedó eliminado por ello. Cuatro años más tarde, sí aceptó medirse a los soviéticos en la final y España ganó el trofeo (2-1) en Madrid.

ALEMANIA Y LOS PENALES: Alemania, gran especialista en los lanzamientos desde los once metros, sólo ha perdido una tanda de penales en una fase final de una gran competición, teniendo en cuenta Eurocopas y Mundiales, y ha ganado cinco. La que perdió fue la primera, en la final de la Eurocopa-1976 ante Checoslovaquia (5-3 tras 2-2). Es un partido de especial mal recuerdo para Uli Hoeness, actual presidente del Bayern de Múnich, que falló su lanzamiento en su último partido con la selección.

SIETE TRIPLETES: Siete jugadores han conseguido 'tripletes' de goles en la Eurocopa. La lista la forman el francés Michel Platini, el español David Villa, el portugués Sergio Conceiçao, los alemanes Klaus Allofs y Dieter Müller, y los holandeses Patrick Kluivert y Marco Van Basten.

CAMINOS CRUZADOS: En dos ocasiones, los finalistas de una Eurocopa se habían enfrentado ya en la fase de grupos y en los dos casos el mismo equipo que ganó el primer partido terminó venciendo en el duelo decisivo. En 1996, Alemania superó a los checos por 2-0 primero y luego en la final por 2-1, en la prolongación con un gol de oro. En 2004, Grecia superó 2-1 a Portugal en el partido inaugural y 1-0 en la final de Lisboa.