•   Gdansk, Polonia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El seleccionador alemán Joachim Löw afirmó este lunes que Holanda, derrotada por Dinamarca el sábado (1-0), no comete dos veces el mismo error, antes del choque entre ambos gigantes el miércoles en Járkov, en la segunda jornada del grupo B de la Eurocopa-2012.

Alemania abrió su participación en el certamen con un triunfo 1-0 frente a Portugal.

"Es evidente que el desafío será enorme para Holanda. Cuando se pierde el primer partido, uno no se puede permitir otra derrota", dijo el germano.

Se juegan su lugar en el torneo y dejarse llevar por delante como les pasó en algunos momentos del partido contra Dinamarca, eso no les volverá a suceder", afirmó Löw en Gdansk, sitio de la concentración germana para la Eurocopa.

Que Holanda "haya ganado o perdido el primer partido no influye para mi en la preparación" del partido del miércoles, añadió el entrenador.

Löw tampoco quiso subrayar demasiado lo goleada 3-0 inflingida en noviembre pasado en Hamburgo a los holandeses, porque "faltaban jugadores importantes de los dos lados".

Para el miércoles, el exayudante de Jurgen Klinsmann en el Mundial-2006 espera "un partido equilibrado, como siempre, entre estos dos equipos, independientemente de la situación del grupo".

"No hay desconocidos en este partido (...) La forma de jugar de los dos equipos será relativamente clara, y no es un gran misterio para los dos entrenadores. El sistema de juego de los holandeses lo conocemos, pero Holanda también sabe como juega Alemania, sus puntos fuertes", precisó Löw.

Por otro lado, Löw no descartó modificaciones en su once titular.

"No soy el tipo de persona que sostiene lo del equipo que gana no se toca. Por eso siempre es posible que haya aquí o allá algunas modificaciones. Lo veremos después del último entrenamiento de mañana (martes)", respondió.

Por otro lado, el seleccionador de la Mannschaft quiso rendir homenaje a su defensor Per Mertesacker y atacante Miroslav Klose, líderes del equipo que aceptaron sin hacer ruido sus plazas de suplentes en lugar de Mats Hummels y Mario Gómez, dos jugadores que rindieron bien contra los portugueses.

"La jerarquía no se ha fisurado o modificado. Los jugadores como Klose o Mertesacker tienen una influencia increíblemente positiva y son muy escuchados. Su autoridad sobre el resto del equipo sigue intacta", aseguró Löw.

"Estos jugadores son muy importantes para el equipo, para los jóvenes jugadores y también para mí como entrenador, porque son muy respetados como interlocutores", elogió.