•   Kiev, Ucrania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La fase de grupos de la Eurocopa termina este martes y, a diferencia de lo que se podría prever antes de comenzar la competición, no ha habido ningún problema en Ucrania, mientras que en Polonia se han registrado algunos actos de vandalismo y racismo.

Entre las imágenes positivas de Polonia quedará el partido inaugural en Varsovia, entre el anfitrión y Grecia (1-1) y los 56.070 espectadores que vieron ilusionados, vestidos de rojo y blanco, el primer gol de su selección, marcado por Robert Lewandoswki.

Además, en la 'fan zone' de la capital polaca se reunieron, según la UEFA, hasta 160.000 personas para seguir el primer partido del campeonato el 8 de junio.

Sin embargo, otras imágenes han empañado el campeonato, como el grupo de 'hooligans' rusos que provocaron violentos incidentes el 8 de junio en Wroclaw.

Cuatro días más tarde, los enfrentamientos entre rusos y polacos en el centro de Varsovia dio lugar a unas 200 detenciones (en su mayoría de aficionados polacos.

515 arrestados

En total, 515 individuos, entre ellos 153 extranjeros, han sido arrestados desde el inicio de la Eurocopa en Polonia, un cantidad considerada "menor" por las autoridades, que calculan que más de 2,5 millones de personas se han movido por los estadios y las zonas de aficionados.

Sin embargo, en el Estadio Nacional de Varsovia no se registraron incidentes, después de que se activaran las alarmas tras un entrenamiento en Cracovia de la selección holandesa el 6 de junio en el que se denunciaron insultos racistas.

En Poznan, durante el partido entre Croacia e Italia (1-1), entre 300 y 500 aficionados a la selección balcánica, según una asociación que lucha contra el racismo, increparon al futbolista de color de la Azzurra Mario Balotelli con gritos que imitaban el sonido de los monos y posteriormente se recogió un plátano que fue lanzado al césped.

Ucrania sin problemas

Ucrania, por el contrario, no ha registrado problemas en ninguna de sus ciudades anfitrionas (Kiev, Lviv, Donetsk y Kharkiv).

Como nota positiva para la organización, está el papel que juegan los innumerables voluntarios que han ayudado a los aficionados desplazados hasta Ucrania y Polonia a la hora de desplazarse y desenvolverse en las ciudades anfitrionas.

Como anécdota quedará la tormenta que azotó Donetsk al comienzo del partido entre Ucrania y Francia, que obligó a retrasarlo una hora.

Los días de partido han sido una fiesta en Ucrania, donde se han visto escenas de confraternización entre las hinchadas de las selecciones que se enfrentaban, especialmente en Kiev, donde los 20.000 aficionados suecos cohabitaron y disfrutaron con los ucranianos, ingleses y franceses respectivamente.

"Fan Zone"

Si la presencia policial fue discreta en Lviv y Donetsk, en la capital fue masiva, especialmente los días de partido.

Además de los llenos que registraron los estadios, las zonas habilitadas para que los aficionados siguieran los partidos también resultaron un éxito, especialmente en Donetsk, en los encuentros que jugó Ucrania con Francia e Inglaterra.

En la 'fan zone' de Kiev, instalada en la plaza Maydan Nezalejnosti, centro de la revolución naranja de 2004, y en la inmensa avenida Khreshtchatyk, el ambiente fue extraordinario debido al entusiasmo de la hinchada sueca.

Dejaron la capital tras la eliminación de su equipo con el riesgo de que el ambiente en Kiev ya no vuelva a ser el mismo.