•   Donetsk, Ucrania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

En el partido contra Francia, el centrocampista español Juan Mata lanzó un balón a las nubes, esperó abajo impaciente y lo detuvo con su pie ante la admiración del público, que esperaba el inicio del duelo de cuartos de final de la Eurocopa entre ambas selecciones.

España ganó el sábado ese partido por 2-0 y se clasificó para semifinales de la Eurocopa contra Portugal, el miércoles en Donetsk, sin que Mata fuera protagonista más allá de esa anécdota.

El centrocampista del Chelsea, ganador de la Liga de Campeones este año con su equipo, no ha jugado ni un solo minuto de los cuatro partidos de España en esta Eurocopa-2012 al tener por delante a centrocampistas de la talla de Xavi Hernández, Xabi Alonso, Andrés Iniesta, Sergio Busquets, David Silva o Cesc Fábregas.

"Es cierto que hay mucha competencia, todos jugamos en nuestros equipos y aquí lo hacen 11 de los 23. Mi objetivo es ayudar al equipo, entrenar bien y estar preparado. Apoyar jugando o no. Esto es un grupo, hay mucha competencia y todos queremos lo mismo, que es ganar la Eurocopa", añadió.

"En el Chelsea he jugado muchos minutos. Me he sentido un jugador importante, pero ahora tengo que luchar ante jugadores que llevan mucho tiempo aquí y que se han ganado un estatus", explicó.

Mata, que tiene el consuelo de que será titular indicutible con España en los Juegos Olímpicos, es una más de las víctimas de una selección que juega con la misma base desde hace cuatro años, que le ha permitido unos automatismos que le han llevado a ganar la Eurocopa-2008 y el Mundial-2010.

En los cuatro partidos de España en esta Eurocopa-2012, Del Bosque sólo ha utilizado a doce jugadores como titulares, manteniendo las líneas de defensa y centro del campo intocables y alternando a Fernando Torres y a Cesc Fábregas como puntas, este último como falso nueve.

Tanto Mata como otros jugadores que no han participado un solo minuto en la Eurocopa-2012 podrían ser titulares en casi todas las selecciones del mundo.

Es el caso del delantero Fernando Llorente (Athletic Bilbao), por el que se pelean los grandes clubes de Europa, los porteros Pepe Reina (Liverpool) o Víctor Valdés (Barcelona) o los defensas Juanfran (Atlético de Madrid) y Raúl Albiol (Real Madrid).

Un poco más de suerte han tenido Pedro Rodríguez (Barcelona), que jugó 25 minutos contra Francia, Santi Cazorla (Málaga), 10 contra Irlanda y 6 ante Francia, Álvaro Negredo (Sevilla), un minuto contra Croacia, o Jesús Navas (Sevilla), 29 minutos frente a Croacia y 25 contra Italia.

Javi Martínez, igual que Mata, tendrá el consuelo de estar en los Juegos Olímpicos, aunque ya ha tenido la suerte de debutar en la Eurocopa (25 minutos contra Irlanda), siendo uno de los jugadores en los están interesados varios de los grandes de Europa, siendo el Bayern de Múnich el último en pujar por él.

Son grandes jugadores, pero víctimas de un bloque casi inalterable en la selección española, que le ha dado la gloria en los últimos años.