• Varsovia, Polonia |
  • |
  • |
  • AFP

El seleccionador Joachim Löw afirmó este miércoles, en la víspera del partido de semifinales de la Eurocopa-2012 contra Italia, el jueves en Varsovia, que Alemania podría imponer un ritmo fuerte para cansar a su rival.

"Si a lo largo del partido podemos imponer un ritmo fuerte, entonces conseguiremos cansarles", estimó en una rueda de prensa en Varsovia.

"Nuestro equipo es perfectamente capaz de ganar a cualquier selección del mundo. Eso no quiere decir que automáticamente vayamos a ganar cada partido, pero estamos en un punto en el que somos capaces de ganar a cualquiera y eso nos da confianza en los partidos", señaló.

4 victorias

Löw, cuyo equipo es el único en contar sus cuatro partidos por victorias en este torneo, destacó la buena imagen mostrada por los italianos hasta ahora en el torneo, especialmente en el encuentro de cuartos de final en el que se impusieron a Inglaterra (4-2 en penales tras empate 0-0).

"Vi que después de 60 ó 70 minutos, los italianos estaban cada vez más fuertes. En la prolongación Italia dominó e Inglaterra fue cada vez más débil", valoró.

"No creo que los italianos hayan tenido problemas con la recuperación (física), han tenido cuatro días para ello. Eso depende también de la cabeza, ya que una vez que ganas eso te da más energía", subrayó.

La Azzurra ha tenido dos días menos de descanso, ya que su victoria en cuartos en Kiev fue el domingo y los alemanes consiguieron su clasificación el viernes, superando 4-2 a Grecia en Gdansk.

Ojo con Pirlo

Al igual que en la víspera, Löw dedicó palabras de elogio al hombre que está siendo la gran figura azzurra en lo que va de campeonato europeo, Andrea Pirlo.

"Pirlo no es sólo un buen jugador, es el hombre que da impulso a todo", aseveró, insistiendo en que cree que sus hombres podrán controlar la situación e imponer el ritmo deseado al encuentro.

Sobre sus jugadores, Löw destacó el buen trabajo que Mats Hummels y Holger Badstuber hacen en el centro de la defensa, una labor clave para enfrentar a Antonio Cassano y Mario Balotelli.

"Nuestros defensas centrales están preparados para jugar contra esos jugadores y estoy seguro de que podrán hacerlo bien contra ellos. Evidentemente, son atacantes excelentes, con grandes cualidades. Balotelli es muy rápido e imprevisible, mientras que Cassano es muy fuerte con el balón en los pies", destacó.

Suerte

Löw consideró que los cuatro semifinalistas (España, Portugal, Italia y Alemania) han llegado a esta penúltima ronda porque son "los mejores del torneo y merecen completamente disputarse un lugar en la final".

"Va a ser muy disputado, el nivel es muy homogéneo y necesitaremos, en un partido como es una semifinal, de un poco de suerte para avanzar. Nos hemos preparado bien y estamos muy contentos por poder jugar este partido. Conocemos nuestras fuerzas. Hemos hecho todo lo necesario para poder ganar a Italia", aseveró.