•   Berlín, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Varios incidentes violentos enfrentaron en la noche del jueves al viernes en Alemania a aficionados de la selección de fútbol local e hinchas italianos, tras la victoria de la Nazionale por 2-1, lo que dio lugar a varias detenciones, confirmó la policía.

En Wuppertal (oeste), la policía llegó a evitar una pelea entre 800 aficionados germanos y 600 de la Azzurra, movilizando a fuerzas del orden y vehículos suplementarios, pero otras trece personas, entre ellos un policía, resultaron heridos.

En total, 27 personas fueron detenidas y se abrieron procedimientos penales contra 18 de ellas, precisó la policía, añadiendo que también habían registrado pequeños incidentes violentos en las ciudades vecinas de Solingen y Remscheid.

En Wolfsburgo (noroeste), la situación fue caótica durante una hora, según un portavoz de la policía local.

Se procedió a quince detenciones en esta ciudad, que cuenta con la mayor proporción de italianos de toda Alemania. Muchos de ellos son o descienden de emigrantes que llegaron en los años cincuenta y sesenta para trabajar en la fábrica de Volkswagen, que tiene su gran sede en esta ciudad, situada entre Hanóver y Berlín.

Finalmente, en Kassel (centro), cinco personas fueron detenidas, especialmente un hincha que había lanzado un gran petardo a la multitud que estaba viendo el partido y que hirió a una espectadora.