•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Sin dudas un incidente que marcó su vida. A sus diez años, Cristhian Moisés Sobalvarro Amador logró cautivar la atención del monje trapense Ernesto Cardenal, el homenajeado en la IX Edición del Festival Internacional de Poesía de Granada, cuya presencia fue notoria hasta ayer, a pesar de ser el anfitrión del evento.

Festival de PoesíaEste niño originario de Masaya tuvo la osadía de dirigirse al ganador del Premio Reina Sofía 2012, para pedirle que lo dejara leerle un pequeño saludo que escribió para él.

Con su tradicional cotona blanca y la boina negra que contrasta con su cabello cano, Cardenal estaba sentado cerca de la entrada a la Casa de los Tres Mundos y de pronto tenía a su lado al chico que en vano había tratado de verlo días antes.

El niño que afirma amar la poesía, sacó su colorido minidiario para leer su “Saludo a Ernesto Cardenal”, un texto breve en el que manifiesta que es un “pequeño que te admira por tus logros, por enaltecer el nombre de mi patria Nicaragua y por ser la inspiración de este evento. Bendito seas porque en lo alto estás a la par de Rubén Darío”.

Al finalizar su lectura, el escritor de Oración por Marilyn Monroe estrechó la mano de su tierno interlocutor y autografió el diario en el que Cristhian Moisés tenía su texto inicial. Tras la fotografía que le tomó su padre junto al poeta, el niño estaba que no se creía lo que había sucedido. Mientras tanto, Cardenal se alejó del lugar donde ya se estaba congregando mucha gente en busca de un autógrafo.