•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El dramaturgo y poeta granadino, Enrique Fernández Morales (1918-1982), fue un estandarte de la poesía, según coincidieron reconocidos escritores nicaragüenses, quienes esta mañana participaron en una mesa redonda sobre la vida y obra del homenajeado en el XI Festival internacional de Poesía.

El poeta Luís Rocha, quien compartió con “Quico”, como le llamaba cariñosamente, señaló que siempre tuvo un espíritu de aventura y búsqueda constante. “Nos llenó desde el primer día con música extremada de ángeles,  epigramas, poemas espaciales, pintura, poesía religiosa, retrato, la poesía misma y Elena de Troya y mucho más con sus cuentos”.

Erick Blandón, por su parte, dijo que a pesar de que en la década de los 70 estudiaba en la escuela de ciencias de la educación, su escuela de letras fue la casa de Fernández Morales, donde religiosamente cada sábado llegaba de visita para aprender.

Jorge Eduardo Arellano señaló que Fernández Morales fue además compositor de boleros, crítico de arte, dibujante y coleccionista. Por su parte, Francisco de Asís Fernández expresó que su padre fue un habitante de los cinco continentes del arte.