• |
  • |

vayala@elnuevodiario.com.ni

La inquietud suscitada ante la posibilidad de que los equipos de red domésticos que recurren a la tecnología de transmisión por líneas eléctricas (PLT) puedan causar interferencias a los servicios de radiotransmisión, llevó a abordar esta cuestión en un foro celebrado en Ginebra.

Se considera que la propia norma de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) sobre las redes domésticas, la UIT-T G.hn, dispone de técnicas de compatibilidad electromagnética (CEM) y de reducción de la interferencia que van mucho más allá de las que se consideran esenciales para la protección de los servicios de radiodifusión.

Habida cuenta de la diversidad de aparatos electrónicos en nuestros hogares, resulta esencial establecer unos requisitos de CEM estrictos. En particular los servicios de radiodifusión por ondas hertcianas pueden verse expuestos a interferencias de los sistemas PLT.

El evento coincidió con otro sobre interoperabilidad, reunió a expertos sobre espectro radioeléctrico de los organismos reguladores nacionales, proveedores de servicios y fabricantes de productos, así como organizaciones de normalización (SDO) y alianzas industriales.

Durante el foro se lograron acuerdos sobre compromisos y futuras medidas de todas las partes interesadas, para resolver los problemas de interferencia en beneficio de los consumidores.

Una conclusión fundamental es que la UIT actuará como centro de coordinación para las demás SDO y alianzas industriales a fin de acordar nuevas medidas.

“Hay en el mercado productos de PLT que no se ajustan a las normas indispensables sobre CEM, lo cual es motivo de gran preocupación”, afirmó Hamadoun Touré, Secretario General de la UIT.

“En la UIT tenemos la fortuna de contar con expertos en telecomunicaciones y radiodifusión, procedentes tanto del sector privado como de los gobiernos y los organismos reguladores. Juntos han acordado los requisitos necesarios para garantizar que los productos que se ajustan a las normas de la UIT no causan interferencias que podrían tener graves consecuencias. Aconsejaríamos a los proveedores de servicios y a los demás actores que no lancen tecnologías con especificaciones que no cumplan los requisitos de la UIT”, señaló.

John Shaw, en representación del BBC World Service, afirmó en la reunión que “para los radiodifusores resulta importante que los productos que se venden no interfieran con la recepción de los programas o reduzcan la cobertura.

Aplaudimos los esfuerzos desplegados por la UIT, para garantizar la aceptación a escala internacional de las estrictas directrices de la organización en materia de compatibilidad entre los sistemas electrónicos de comunicación y el uso del espectro de frecuencias radioeléctricas”.

Los representantes de las comunidades aeronáutica y radioastronómica expresaron puntos de vista similares.