•  |
  •  |

Redacción
INFORMÁTICA

Desde el lanzamiento de su navegador Chrome en septiembre de 2008, Google ha conseguido una penetración cada vez mayor de un mercado que entonces se veía difícil. Las estadísticas más recientes de StatCounter indican que Chrome definitivamente se ha convertido en uno de los principales navegadores. Según la consultora, su cuota global del mercado alcanza el 21.89%.

El navegador más afectado por el crecimiento de Chrome es Internet Explorer, que pronto será lanzado en su versión 10.IE tiene una cuota mundial del 42.4% que equivale a una fuerte contracción respecto de su cuota de 60.11% de hace solo dos años. En ese entonces, Chrome tenía una tímida participación de 3.01% en el mercado.

Firefox, por su parte, concentraba hace dos años las preferencias del 30.5% de los usuarios. Su cuota actual, según StatCounter, alcanza el 28.13%.

En otras palabras, y con la salvedad de que las estadísticas de StatCounter sean fidedignas, el navegador de Google está quitando internautas a Microsoft y a la organización Mozilla. Las estadísticas de este tipo siempre están sujetas a cierta inseguridad. De hecho, las estadísticas de Net Applications asignan a Chrome una cuota bastante inferior a la de StatCounter, con el 13,11%.

Según Net Applications, Microsoft concentra el 53.68% de las preferencias, en tanto que el 21.67% prefiere Firefox. Con todo un común denominador de ambas estadísticas, es que reflejan la tendencia de que IE está perdiendo usuarios, mientras que Chrome continúa creciendo.

¿Qué es el Chrome?
Google Chrome es un navegador web desarrollado por Google y compilado con base en componentes de código abierto como el motor de renderizado WebKit y su estructura de desarrollo de aplicaciones (framework).

En la conferencia Google I/O 2011 se anunció que posee más de 160 millones de usuarios. Está disponible gratuitamente bajo condiciones de servicio específicas.
El nombre del navegador deriva del término usado para el marco de la interfaz gráfica de usuario (“chrome”).

Algunas de sus principales características y como metas primordiales al diseñar el navegador fueron mejorar la seguridad, velocidad y estabilidad que los navegadores existentes ofrecían.

Se realizaron también cambios importantes a la interfaz de usuario. Chrome fue ensamblado partiendo de 26 diferentes bibliotecas de código de Google y otras de terceros tales como Netscape

Fuente: StatCounter y Net Applications.