•  |
  •  |

Tiempo atrás la selección del microprocesador era simple, importaba: Velocidad, FSB y Caché L2. Dichos parámetros aún son muy importantes, pero en nuestros días la selección del mejor microprocesador es una tarea compleja.
Existen procesadores de todo tipo y tamaño: para laptops y mini-laptops, también para  equipos de escritorio y servidores, y además procesadores para el hogar (especialmente para juegos).
Por otro lado, en Nicaragua vivimos diferentes momentos tecnológicos, mientras que algunos utilizan los más modernos equipos, otros únicamente tienen acceso a equipos con años de antigüedad, difíciles de actualizar.
Para una mejor comprensión en la actualización, hay que conocer los cinco tópicos importantes para elegir un procesador:

1. El socket: También conocido como zócalo, está ubicado en la tarjeta madre, es donde se introduce el microprocesador, cuenta con cientos de agujeros que constituyen una matriz donde debe encajar el microprocesador perfectamente sin fuerza en la inserción. El Socket LGA1366 diseñado para procesadores Intel Core i7 y similares, presenta una arquitectura muy distinta al socket 775 y anteriores.

2. Arquitectura: Lo antiguo era 32 Bits, lo nuevo es 64 Bits. Al momento de comprar una computadora nueva no debe existir dudas, 64 bits es el futuro.

3. Cantidad de núcleos: Existen procesadores de ocho núcleos, la cantidad de núcleos incrementa la capacidad de procesamiento pero incrementa el gasto de energía, además los precios son mucho más elevados.

4. El usuario: Intel Core i5, soporta más de 6GB de memoria RAM, cuenta con 4 núcleos de procesamiento; pero ¿en realidad es necesario? Una PC para hacer tareas sencillas del hogar o la oficina no necesita tanto. Un arquitecto necesita más.

5. Los costos: Es importante recordar que el microprocesador utiliza periféricos para hacer bien su trabajo. Es necesario pensar en: Una buena tarjeta madre, excelente tarjeta de video, suficiente RAM, sin olvidar un disco duro rápido y eficiente, no vale la pena invertir mucho dinero en el procesador y no hacerlo en los otros periféricos importantes. Espero que estos consejos sirvan a la hora de hacer la selección de un procesador./ Carlos Antonio Leal Saballos, cleal@ns.uca.edu.ni, es Ingeniero y da cátedra en la UCA.